Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El camping en el acceso a Udra ocuparía 12.000 m2 y contaría con 147 parcelas

El ámbito elegido se sitúa a continuación de la zona del merendero y hasta 1995 fue un vertedero incontrolado -El gobierno local ya presentó un borrador a la Xunta de Galicia

El área de Chan de Esqueiros, en el acceso a Udra. La zona de acampada empezaría en la parte superior, en el límite con el merendero. // G.N.

La iniciativa para la creación de una zona de acampada y de estacionamiento de autocaravanas en Chan de Esqueiros prevé ocupar una superficie de 12.000 metros cuadrados y habilitar hasta 147 parcelas en superficie. La propuesta se encuentra aún en un estado "primario", tal como reconocen desde el Concello de Bueu, pero ya se ha remitido a la Xunta de Galicia. En una reunión que mantuvo el alcalde con la anterior conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, a finales de verano ya le avanzó el borrador en el que se estaba trabajando. No obstante, la posterior remodelación del gobierno autonómico con la separación entre Infraestruturas y Medio Ambiente obliga a reiniciar la tramitación.

El gobierno local entiende que la iniciativa es viable desde el punto de vista legal y defiende que se trata de una situación similar al camping de la isla de Ons. "Concello e comuneros compartimos que se trata de una oportunidad en un entorno fantástico, con ese grado de protección y para potenciar los valores y cualidades que conserva", explica el alcalde, Félix Juncal. La premisa es la ya avanzada por la junta directiva de los comuneros en su asamblea del fin de semana: una actuación que "no suponga un impacto ni una agresión" al medio ambiente.

El espacio sobre el que se propone actuar está a continuación de la actual zona de mesas y merendero de Chan de Esqueiros, un lugar que hasta 1995 era un vertedero incontrolado de residuos, y a la derecha del vial que lleva a Cabo Udra. Sobre una superficie de 12.000 metros cuadrados se plantea afrontar una gran plantación de árboles y delimitar 147 parcelas, que se repartirían para la instalación de tiendas de campaña y de caravanas y autocaravanas, así como un área de juegos para los más pequeños.

Este terreno tiene un talud hacia su costado derecho, que da hacia un camino que bordea la conocida como "Finca de Barreras" y arranca del vial de acceso a la playa de Mourisca. Ese desnivel es el que se quiere utilizar para incrustar en el terreno la recepción, oficinas, cafetería, aseos y demás servicios del camping. Unas dotaciones que quedarían prácticamente soterradas, con un "impacto ambiental cero", sostienen desde la administración local. "Tenemos el deber de seguir potenciando el uso y disfrute de ese espacio con tanto que descubrir, así como la necesidad de tener una oferta de alojamento de estas características", concluyen.

Compartir el artículo

stats