14 de octubre de 2009
14.10.2009
En Reino unido

Muere tras recibir los pulmones de un fumador en un transplante

La radiografía no sirvió para detectar el incipiente tumor en el órgano transplantado

13.10.2009 | 12:21

Según la CNN, un cabo del Ejército británico murió a los 31 años en 2008, sólo un año después de recibir un transplante que debía salvar su vida en el este de Inglaterra.

El reducido número de donantes es el motivo motivo que el hospital ha alegado para justificar la práctica de utilizar los pulmones de fumadores en los transplantes.

El soldado, que sirvió en Irak durante 2005 fue diagnosticado con una enfermedad incurable que le impedía respirar. En abril de 2007 recibió un transplante doble de pulmones. en los que, antes de un año, los doctores descubrieron un tumor. Pese a la radioterapia, el paciente murió en febrero de 2008 en la casa familiar del condado de Staffordshire.

La investigación posterior reveló que la radiografía previa al transplante fue incapaz de detectar el incipiente tumor. La enfermedad, debido a los inmunodepresores necesarios para evitar el rechazo del transplante, creció aceleradamente, haciendo inevitable la muerte del soldado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine