Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pesca recreativa gallega, contra el nuevo decreto: “Es un ataque frontal”

Varios pescadores recreativos en el espigón del Naútico, en Vigo. | JOSÉ LORES

Varios pescadores recreativos en el espigón del Naútico, en Vigo. | JOSÉ LORES

El nuevo Real Decreto que prevé reformar la “pesca marítima de recreo en aguas exteriores” en España no gusta a las asociaciones que concentran al grueso de los apasionados de esta actividad en Galicia, que entienden el borrador como un “ataque frontal”. Según explican, el texto de la Secretaría General de Pesca, en fase de consulta pública, recibirá alegaciones desde todas partes de España debido a que desde el Gobierno “se están olvidando de la economía que mueve la pesca recreativa”. Las quejas de la Federación Gallega de Pesca Responsable y Náutica de Recreo (Fedpemar) o de la Federación Gallega de Actividades Subacuáticas (Fegas) se centran en lo “complicado” que se vuelve el sistema de licencias y las “dudas” que genera para los pescadores desde tierra, el “sinsentido” de la presión que se ejerce sobre la pesca de lubina en Galicia y el resto del Cantábrico o sobre las tallas fijadas, “por encima de las que tienen la flota profesional”.

El articulado del decreto que prepara Pesca, publicado ayer por FARO, incluye un nuevo sistema de licencias, la inclusión de la lubina o el besugo como especies “con medidas de protección diferenciada” o más restricciones en materia de capturas. Medidas que, en general, preocupan a la actividad recreativa de toda España.

La pesca recreativa mueve un negocio en la comunidad gallega que se estima en unos 100 millones de euros anuales.

decoration

El presidente de Fegas, Javier Núñez, cree que se está obviando el negocio generado por el sector en lo que considera “un ataque flagrante y poco razonado a la pesca recreativa”. Los submarinistas están analizando el texto, pero entre los principales problemas que encuentran está la situación de la lubina. “No tiene sentido un control exhaustivo cuando el sector profesional ni siquiera tiene cupos”, razona Núñez.

Su homólogo en Fedpemar, José Antonio Beiro, cree que el texto, en general, “está fatal”. “Hay cosas que no entendemos”, señala. Entre los artículos que censura están el de las licencias o el de las tallas. Sobre lo primero, apunta que es ambiguo, ya que “por un lado dicen que las licencias son para toda España, pero luego dicen que la expedirán solo donde se va a desarrollar la actividad”; en el segundo caso, opina como Núñez, ya que no entiende “por qué son más grandes que para el sector profesional” en casos como la lubina o el besugo.

La Consellería do Mar trabaja en un "app" para la gestión en el sector

decoration

A juicio de Beiro, el articulado “en vez de simplificar la actividad hace todo más complicado” y “hay que darle más vueltas”. De igual forma piensa el presidente de la Alianza Española de Pesca Recreativa Sostenible, Bernardí Alba. “Hay muchísimas cosas por pulir y mejorar y hay otras totalmente inaceptables”, indica. Para esta alianza, en la que está el sector en Galicia, hay partes del decreto que son “un disparate”, como por ejemplo el tema de las licencias (“es confuso y ambiguo”) o las cuotas para la pesca de algunas especies (como el atún rojo). “Además se prohíbe de un plumazo la pesca desde kayak y es algo inaceptable”, apunta Alba.

En cuanto a la recogida de datos o marcado, el sector se mostró partidario. De hecho, Beiro informa que Portugal ya lleva años haciendo lo segundo. Eso sí, para el responsable de Fedpemar estas medidas supondrán que las autonomías “se van a comer el marrón”. De hecho, desde Mar recuerdan que hay dudas todavía sobre cómo será esa “comunicación de las capturas” que tendrán que hacer las comunidades autónomas una vez al año.

Desde la Consellería do Mar, por su parte, apuesta por esperar a analizar el texto, aunque sí adelanta que trabaja ya en una app “que incorporará tanto las obligaciones actuales como futuras de la normativa comunitaria, estatal y autonómica” para así “avanzar en la gestión de la actividad”.

Compartir el artículo

stats