Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance del primer semestre

Las dificultades de las flotas de cerco y Gran Sol lastran las descargas un 20% hasta junio

Las 63.750 toneladas representan el segundo peor dato desde el 2000 - Las ventas caen a 194 millones y se cortan 5 años de subida - La venta de almeja se resiente: 6 millones menos

Simón Espinosa

Simón Espinosa

Precios medios bajos, poca cuota, escaso tamaño, a veces mal tiempo... Parte de la flota que vende sus capturas en las lonjas gallegas lucha este año contra los elementos, lo que se ha reflejado en los datos provisionales del primer semestre (a falta de las últimas notas de venta). Las dificultades que viven los barcos de litoral y de Gran Sol han lastrado las descargas hasta junio, que con 63.750 toneladas representan un 20% menos que en el mismo período de ese año y la segunda peor cifra en lo que va de siglo. En cuanto a la facturación, el descenso de la cantidad no ha mejorado lo suficiente los precios como para equilibrar la balanza. Los 194 millones de euros representan un 14% menos que los casi 226 de los seis primeros meses de 2018.

"Este año la merluza está teniendo un peor precio y eso se nota. El arrastre está a otra cosa", explica el armador vigués Manuel González. Con dos buques faenando en Gran Sol, el miembro de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) comenta también que el gallo -o rapante- también bajó ligeramente y alerta del escaso tamaño de esta especie y de los rapes, de las especies más codiciadas por su alto precio medio.

Según los datos de la Plataforma Tecnolóxica de Pesca, las ventas combinadas de estas tres especies rozan los 81 millones de euros hasta junio, lo que supone un 17% menos que en los primeros seis meses del año pasado (97,6). La que peor resultado ha tenido es la merluza, cuyo precio medio cayó algo más de 50 céntimos (3,72 euros) y cuya cantidad descargada bajó un 6%, hasta 13.658 toneladas. "Confiamos en que remonten un poco los precios durante el verano", indica González.

El rape, gallo o merluza también es capturado por el arrastre en aguas ibéricas, como la bacaladilla. En el caso de esta especie, conocida en Galicia como lirio, el descenso de un 20 en las descargas (9.666 toneladas) redujo su facturación en casi dos millones de euros (casi un 22% menos), hasta 6,8, al mantener el mismo precio medio, de apenas 72 céntimos el kilo.

En el caso de las especies objetivo de la flota del cerco, el motivo de los descensos está ligado, principalmente, a la escasez de cuota. Se nota, sobre todo, en el caso de la caballa. El recorte de la cuota se hizo notar y las descargas en lo que de año cayeron prácticamente a la mitad. Las 5.572 toneladas se vendieron en lonja por 8,6 millones de euros (un 25% menos).

Las descargas también cayeron en el caso de jurel () y sardina (), aunque en estos casos el ligero aumento euro/kilo permitió facturar algo más que el año pasado, con 9,1 y 2,4 millones de euros, respectivamente. No fue igual en el caso de la anchoa, que sufrió un drástico recorte en las descargas (del 72%, se trabaja mucho en puertos del Cantábrico) y en el valor (-65%, roza el millón de euros), así como en otras sin cuota pero que no han aparecido mucho como el cabalón, boga o sargo.

Marisqueo

En lo que se refiere al marisqueo, los datos durante los seis primeros meses no han sido del todo buenos. La lucha contra la almeja ilegal que llega de Portugal se notó el año pasado con el resultado de la operación Clam, que dejó buenas cifras para el sector. En lo que va de año, tanto la japónica, la que más se vende, como la rubia, fina o babosa tuvieron peores números. La venta conjunta de las cuatro especies dejó casi 18 millones de euros, seis menos (-27%), pero la que más lo sufrió fue la babosa al caer más de un 31% tanto en cantidad como en valor.

En lo que respecta a la centolla, las 172 toneladas vendidas (casi un 15% menos) alcanzaron los 1,7 millones, un 5,5% menos. El rey de los mariscos está en veda en la provincia de Pontevedra desde el pasado día 23.

Compartir el artículo

stats