Vigo afronta un nuevo desplome de cruceros en 2024 agravado por la pinza de A Coruña-Leixões

Prevé 75 atraques con 192.000 pasajeros, frente a las 148 escalas del puerto herculino con 380.000 cruceristas y los 167 amarres de Oporto con 220.000 viajeros

La recuperación no llegaría hasta 2025, pero aún lejos de sus rivales

El tráfico de cruceros en el puerto de Vigo continúa navegando en aguas turbulentas. Tras una leve mejoría el presente año en que se rozarán las 100 escalas frente a las 89 de 2022, para 2024 las previsiones apuntan a un nuevo desplome, hasta los 75 atraques, mientras que las grandes rivales de Vigo, Leixões y A Coruña, vuelan hacia registros nunca vistos en la fachada marítima entre Lisboa y Guipúzcoa desde que el turismo por mar se convirtiera en una actividad de masas.

Si para 2024 Vigo se tiene que conformar con esos 75 atraques y 192.000 pasajeros, A Coruña ya tiene cerrados 148 y 380.000 cruceristas, mientras que Leixões, que se encarama por primera vez en número de escalas a lo más alto del podio entre los tres puertos, tiene asegurados 167 amarres y 220.000 pasajeros. Y Vigo, de momento, continúa manteniendo el tercer puesto del ránking de cara a 2024, aunque sintiendo el aliento de Bilbao que llega por detrás con tan solo media docena de escalas menos que el puerto olívico.

Volviendo a Vigo y a la temporada actual, hay que recordar que de ella se cayeron varios cruceros que las operadoras tenían programado traer hace un año por estas mismas fechas. Estas obligadas ausencias son achacables a los temporales (6), al retraso en los estrenos de varios cruceros que no llegaron a tiempo para ser inaugurados en las fechas previstas debido a la rotura de stocks en la cadena de suministros (otras 6), e incluso una por la irrupción de una nueva variante de COVID la pasada primavera en Japón, que obligó a la naviera del crucero japonés Asuka II a cancelar su viaje alrededor del mundo en el que también tenía previsto tocar en Vigo.

Contrarrestando este marco de contratiempos, también es cierto que el puerto olívico ganó cinco escalas que en principio estaban programadas en otras dársenas de las que fueron descartadas por reajustes de rutas o también por el mal tiempo. Con todo, cuando 2023 finalice Vigo habrá sumado 97 escalas (su mejor registro de los últimos once años), y el desembarque de 220.000 pasajeros, su segunda mejor marca de siempre, aunque lejos del récord histórico de 253.000 cruceristas de 2011.

Otro dato crucial de la presente temporada fue el atraque simultáneo de cinco cruceros el 19 de septiembre, una fecha histórica para el Puerto que nunca antes había recibido tal número de cruceros un mismo día. A ello hay que sumar las visitas inaugurales de 17 buques, entre ellos varios englobados en el cada vez más pujante y elitista sector de los cruceros de ultra lujo y de expedición.

Pero para 2024 el viento vuelve a soplar de proa en la rada viguesa, lo que se traduce en unas cifras mucho más modestas. De las 84 escalas previstas hace unos meses, se han caído nueve, bien por cambios en los itinerarios anunciados inicialmente por las operadoras del sector, o simplemente por la cancelación de la escala de Vigo sin que hayan trascendido motivos que lo justifiquen, aunque no es descartable que tenga algo que ver con que en Vigo los gastos de escala sean mayores que en sus puertos rivales.

En cuanto al calendario en sí, el Puerto atenderá a dos cruceros el mismo día hasta en siete ocasiones, repartidas entre los meses de abril, mayo, junio, septiembre, octubre (dos veces), y diciembre, siendo los meses de mayor actividad octubre, con 13 escalas y la llegada de 32.000 pasajeros, seguido de mayo y agosto con 10 escalas cada uno y el desembarque de 17.000 y 27.000 cruceristas respectivamente.

A continuación se sitúa diciembre con 8 amarres y unos 20.000 expedicionarios, aunque noviembre, que prevé 7 escalas acercará a otros 23.000 visitantes. Los buques que se estrenarán en la estación marítima son de momento diez: Seabourn Venture, el 5 de abril; Spirit of Discovery, el 2 de mayo; Queen Anne, el 9 de junio; Serenade of the Seas y Celebrity Apex, los días 19 y 29 de julio respectivamente; el nuevo Sun Princess, el 26 de septiembre; Maud, el 11 de octubre; Arvia, cuatro días después y Norwegian Encore y AidaMar, los días 14 y 22 de noviembre. Los barcos con mayor presencia volverán a ser el incombustible Ventura, con diez escalas, seguido de MSC Virtuosa, con seis y Ambience, Iona y Sky Princess, con cuatro cada uno.

Expectativas para 2025

Y ya a más largo plazo, de cara a 2025 las previsiones apuntan a que la “pinza” A Coruña-Leixões continuará apretando las expectativas del puerto de Vigo, que volverá a la senda del centenar de atraques y de paso a recortar algo la enorme distancia que a día de hoy la separa de sus rivales.