El Siemens será rehabilitado por los mismos arquitectos que diseñaron la sede del CSIC

Los estudios navarros Pereda Peréz y MRM, que también tiene oficina en Santiago, ganan el concurso de la UVigo con un proyecto articulado en torno al patio y que encaja en su entorno

La fachada del Siemens y la nueva volumetría posterior abierta al espacio urbano.

La fachada del Siemens y la nueva volumetría posterior abierta al espacio urbano. / MRM y Pereda Pérez.

Sandra Penelas

Sandra Penelas

Dos edificios emblemáticos centrados en la investigación marina y en un lugar excepcional a pie de Ría. Tras ganar este mismo año el concurso lanzado por el CSIC para construir la nueva sede del Instituto de Investigaciones Marinas, los estudios navarros Pereda Pérez y MRM, que también tiene oficina en Santiago, han sido los elegidos por la UVigo para rehabilitar el edificio Siemens en la ETEA.

Su proyecto de transformación para que el inmueble acoja el Centro de Investigación Mariña (CIM) se articula en torno al patio interior y se impuso a otras 16 propuestas por su calidad arquitectónica, la capacidad de adaptarse al entorno, la adecuada integración en el tejido urbano desde el patio interior abierto, y su flexibilidad.

“La estrategia ha sido similar a la de la sede del IIM-CSIC. Se trata de conservar las construcciones ya existentes, pero revalorizándolas y de forma que las partes nuevas o rehabilitadas no les quiten protagonismo ni presencia ni les haga sombra. Hemos seguido con la idea de reconocer lo que ya hay y actualizar lo que todo el mundo recuerda y espera de un lugar como la ETEA a las necesidades de hoy en día y del siglo en el que estamos. El programa que se va ubicar en el Siemens tiene un alto requisito de calidad, como en el caso del IIM-CSIC, y nuestro planteamiento sigue los mismos estándares, el mismo cuidado y la misma dedicación. El concurso de la Universidad nos pilló un poco pronto, pero ya conocemos bien el sitio y como es fantástico nos animamos a presentarnos con muchas ganas”, destaca Miguel Alonso, de MRM Arquitectos.

El patio interior que articula todo el proyecto.

El patio interior que articula todo el proyecto. / MRM y Pereda Pérez

La propuesta “O patio e as pezas” obtuvo 79 de los 100 puntos otorgados por el jurado del concurso, presidido por la vicerrectora de Investigación de la UVigo, Belén Rubio. La rehabilitación del Siemens, que contará con 1.400 metros cuadrados de laboratorios, costará 6 millones de euros y la UTE de estudios navarros redactará el proyecto básico y el de ejecución además de ocuparse de la dirección de obra por un importe de 290.400 euros.

El proyecto de MRM y Pereda Pérez contempla una superficie construida inferior a la permitida y conserva la fachada “histórica y característica” que se abre a la plaza de Armas, justo enfrente de la futura sede de Investigaciones Marinas.

“Mantenemos esa parte, que es la que da al espacio público exterior, y limpiamos el interior, donde se fueron realizando otras construcciones y ampliaciones de menor importancia y con menor cuidado. Prescindimos de aquello que no tiene ni la calidad ni la factura de la construcción principal. Y recuperamos el patio que ya tenía en origen como verdadero centro y organizador de todo el edificio. Es el corazón”, explica Alonso.

Ese espacio se revaloriza y se abre mucho más para aportar luminosidad: “A partir del patio se establece la circulación y las comunicaciones, tanto en la planta baja como en la elevada, la iluminación natural del edificio e incluso un espacio para salir al exterior como un pequeño claustro. Y desde ahí organizamos todo el edificio de una manera muy sencilla y flexible para que pueda dar respuesta a las futuras necesidades no solo en cuanto la redistribución de laboratorios, sino a sus requisitos de suministro de gases, instalaciones o datos. Esto lo planteamos como un sistema ordenado y lo más flexible posible. Y ha encajado bien en lo que buscaba la Universidad de Vigo”.

Espacios de trabajo en la futura sede del CIM, en la ETEA.

Espacios de trabajo en la futura sede del CIM, en la ETEA. / MRM y Pereda Pérez

Además, el proyecto contempla medidas de sostenibilidad y eficiencia energética como son la optimización del rendimiento energético, la eficiencia en el uso del agua, la reducción de emisiones de CO2, el incremento de la calidad del ambiente interior, o el empleo sostenible de los recursos.

A la espera de que la institución académica establezca el calendario del proyecto, los dos estudios de arquitectura siguen trabajando junto con los investigadores en el proyecto básico de la sede del IIM-CSIC para poder iniciar las tramitaciones de la licencia para la rehabilitación del Kelvin y los inmuebles adyacentes. El inicio de las obras, según adelantó en su día el director del centro, está previsto para el inicio del próximo año.

Miguel Alonso y Roberto Ervini –el estudio MRM lo completa Mamen Escorihuela– se desplazaron a Vigo el pasado julio para asistir a la presentación del futuro edificio del Instituto de Investigaciones Marinas en la ETEA. Un acto aguardado durante casi 20 años y al que asistieron representantes de todas las instituciones y administraciones implicadas, así como de los vecinos del barrio de Teis, el Puerto, la Universidad y otros centros de investigación marina de la ciudad.

“Fue muy bonito ver la emoción verdadera que había en ese acto. Todos los asistentes lo comentamos. Realmente se notaba que había mucha gente empujando, presente y no presente, y emocionalmente se notaba que era algo importante, esperado y deseado. Y eso la verdad es que es muy bonito porque no se trata de un proyecto más para una administración, que a veces puede parecer algo más despersonalizado. Aquí ocurre todo lo contrario. Nos llevamos una impresión muy grata de todos los agentes implicados y eso no es lo normal”, celebra Alonso.

Estudios de Galicia, Oviedo y Madrid entre los finalistas

La Universidad de Vigo lanzó el concurso para la rehabilitación del Siemens en verano, poco después de la presentación en la ETEA del proyecto seleccionado para construir la nueva sede del IIM-CSIC al otro lado de la plaza de Armas. Además de seleccionar el proyecto ganador, el jurado decidió otorgar el segundo premio a la propuesta “Mar de olas”, del estudio de arquitectura Inspyra de Oviedo; y el tercero al presentado por Elizabeth Abalo, con oficina en Santiago y autora, junto con Gonzalo Alonso, del edificio Redeiras de la UVigo, en O Berbés. Por su parte, el estudio madrileño Hago y el de Fuertes Penedo, con presencia en Vigo y A Coruña, son los ganadores del primer y el segundo accésit.