Última parada de un brillante viaje: adiós a José Silveira

Pesar en el empresariado por el fallecimiento del fundador de Remolcanosa y dueño de la naviera Elcano

"Tremendamente trabajador, audaz y admirado", destacan desde la CEP

José Silveira, en la sede de Remolcanosa en Vigo.

José Silveira, en la sede de Remolcanosa en Vigo. / Alba Villar

La comunidad portuaria de Vigo y de Galicia perdió a uno de sus más importantes referentes, José Baltasar Silveira Cañizares, un hombre que hizo historia en su ciudad de adopción, Vigo, y extendió desde aquí su influencia en el sector marítimo español. Nació en 1938 en Helechosa de los Montes. Hijo de un funcionario gallego afincado en esta pequeña localidad de Extremadura, precisamente, por el traslado de su padre, Silveira se mudó muy joven a A Coruña. La decisión que tomó en la ciudad herculina marcó la vida de Pepe, como así lo llamaban siempre en la urbe olívica a la hora de referirse a él (entre portuarios, con el hipocorístico, bastaba para que todos supieran que se hablaba de Silveira, como si no hubiera otro Pepe más).

En A Coruña, estudió la especialidad de Máquinas en la Escuela Oficial de Náutica. Y, una vez terminó sus estudios, arrancó su carrera profesional allí donde, años más tarde, pero rápidamente, comenzó a fraguar junto a su mujer, María del Rosario Martín (Charuca), uno de los grupos empresariales familiares más pujantes de España. Tras una intensa etapa como jefe de máquinas de los primeros arrastreros congeladores de Pescanova, un Silveira con 36 años recién cumplidos fundó la compañía de remolcadores Remolcanosa. Para él y sus tres hijos – Charuca, Josechu y Julio–, el año 1974 quedaría marcado para siempre porque, desde ese momento, su vida empresarial estuvo presidida por los éxitos.

Del despliegue de Remolcanosa, con cerca de una treintena de buques prestando servicio en los principales puertos de España y Portugal, a la compra de un hospital con 700 camas, aunque acorralado financieramente: el Policlínico Vigo S.A. Cuando nadie en Vigo se esperaba que el salvavidas para Povisa llegase a tiempo y desde la propia ciudad, Silveira cerró el acuerdo con el primer propietario y amigo suyo, el doctor Antonio Pintado Saborido, convirtiéndose no solo en su socio, sino en el principal accionista. Vendido al grupo Ribera Salud hace ahora cuatro años, durante el tiempo bajo la tutela de los Silveira, Povisa fue referente en el sector sanitario y, por capacidad, el mayor hospital privado de España.

Si sorprendió el desembarco del grupo de Silveira, rebautizado como Grupo Nosa Terra XXI, en el sector sanitario, no lo fue menos que de una flota de remolcadores pasara a hacerse con una de mercantes, y no unos cualquiera. La compra de la compañía estatal Naviera Elcano en 1997 ha sido una de las operaciones de mayor calado realizadas en el sector marítimo del país desde finales del siglo pasado al actual.

Sin contar el entramado alrededor de sus filiales en Argentina y Brasil, entre los buques de esta armadora hay petroleros, gaseros y bulkcarriers. Solo como referencia, todos los barcos de Elcano representaban en el momento de la compra por parte de Nosa Terra el 25% del tonelaje total de la flota española. Con este poderoso holding se entiende que entre su círculo de amistades soliese decir que, para Pepe, Remolcanosa era su principal orgullo, pero que lo de Elcano fue un sueño. Y se va con este cumplido y otro igual de importante: dejar el legado al mando de sus hijos.

Condolencias

El alcalde, Abel Caballero, mostró su “pena” por el fallecimiento de “un gran vigués, una gran persona y un gran empresario”. “Fue el primer empresario naviero en importancia de toda España”, apostilló el regidor antes de destacar que “construyó con su familia desde la nada” un imperio y fue protagonista clave de la “potenciación de la economía de la ciudad”. “Como empresario, nuestro reconocimiento, pero más todavía por cómo era, por su dimensión personal. Era una gran persona, quería a esta ciudad, venía de las tierras de Extremadura”, resumió el primer edil vigués.

“Tuve el privilegio de nombrarlo y de poderle entregar el título de Vigués Distinguido"

Abel Caballero

— Alcalde de Vigo

Caballero lamentó su “gran tristeza personal por su fallecimiento” y recordó que la ciudad lo encumbró en 2017 con el reconocimiento de Vigués Distinguido. “Tuve el privilegio de nombrarlo y de poderle entregar el título de Vigués Distinguido. Envío públicamente nuestras condolencias a la familia y la ciudad, se fue un gran vigués. Que descanse en paz”, concluyó.

También recibió la Medalla de Oro del Club Financiero de Vigo, la misma presea de la Marina Mercante o la de plata de Galicia, así como el Premio Familia Empresaria de Galicia. Además, fue nombrado socio distinguido del Círculo de Empresarios de Galicia. También trasladó su “más sentido pésame a familiares y amigos” el Partido Popular de la ciudad. “Hoxe, Vigo perde un dos seus grandes referentes empresariais. DEP”, señaló la formación en redes sociales.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, aseguró a FARO que “todo lo que se diga de José Silveira es poco”. “Fue un referente para muchos de nosotros, además de amigo. Son de envidiar sus trayectorias empresariales tan exitosas. Fue una persona tremendamente trabajadora y comprometida con su tierra, territorio y movimientos asociativos, como el Círculo de Empresarios o la CEP”, señaló, a la vez que trasladó el “cariño y pésame” a la familia y amistades.

“Sirvió de referente y causó admiración su audacia en los negocios, su mano férrea, pero también su capacidad para delegar en sus hijos muchas de las responsabilidades que, con los años como condicionante insalvable a su ímpetu, no podía abarcar”, apuntó.

"Ha llevado a Vigo y Galicia muy lejos en el mundo”

También quiso recordar al empresario el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Carlos Botana: “Hablar de José Silveira y del Puerto es hablar de lo mismo. Para el Puerto, es una gran pérdida, se nos va de la familia portuaria”.

Se sumó al homenaje Ruy Andrade, vicepresidente primero de Conxemar, que finalizó ayer con éxito su vigésima cuarta edición: “Nos unimos en el recuerdo de José Silveira; ha llevado a Vigo y Galicia muy lejos en el mundo”.

La familia vela a José Silveira en el tanatorio Vigomemorial. El funeral se oficia el próximo martes a las 19.00 horas en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Soledad.