Los valedores del Cristo

Un grupo reducido de la Cofradía trabaja meses para que la procesión más multitudinaria de Galicia sea un éxito

Vigo, ante el Cristo de la Victoria: todo listo para la gran procesión

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor

Suscríbete

¿Ya eres premium? Inicia tu sesión aquí

Marta G. Brea

Marta Tiago

Todo está listo. La elección de las flores, el cuidado de los trajes, el mantenimiento con esmero y devoción infinita de la figura del Cristo. La Cofradía del Cristo de la Victoria ha trabajado durante meses para que todo sea una vez más un éxito. Lo importante ya está marcado con un “tick”. Ahora solo queda esperar apenas dos días para que Vigo acoja la procesión religiosa más multitudinaria de Galicia. Gentes, fervientes católicos pero también devotos ocasionales, de toda la comunidad, incluso del norte de Portugal, tienen marcado en rojo el primer domingo de agosto, porque ese día tienen una cita ineludible: acompañar la imagen del Cristo por las calles de la ciudad.

Quien sabe de primera mano todo el esfuerzo que ha requerido este mantenimiento es el mayordomo, Julio Rivera, que tiene “todo bien guardadito”. Tiene bajo su control algunas de las “grandes joyas” que representan el patrimonio de la Cofradía. Entre ellas, el estandarte, con vistas de ser restaurado, que será portado este año por presidente de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI), Javier Touza.

Otro de los tesoros que guarda bajo llave, y que solo se pueden apreciar durante estas fechas, son los cortinones que se colocan en la Colegiata. Fueron un regalo de bodas de Fernando Conde de Ponte y Josefina Montero Ríos en los años 50. Rivera también es encargado de controlar que los trajes y la indumentaria estén en perfecto estado. El proceso, aunque parezca sencillo, está calculado todo al milímetro. Rivera explica que las túnicas de los costaleros, una vez son usadas, se limpian y se cuelgan, para que estén preparadas para el año siguiente. Fueron sacados hace 15 días, se han revisado y comprobado que cada uno tenga el nombre de la persona que lo viste. Además de los trajes, Rivera también custodia las varas de mando, que serán estrenadas por primera vez. Son varias plateadas y una dorada. Esta última es la de la Hermana Mayor, la presidenta de la Cofradía, Marora Martín-Caloto.

Plano corto de los detalles del estandarte.   | // MARTA G. BREA

Plano corto de los detalles del estandarte. / Marta G. Brea

"Un vigués de verdad debe ser devoto del Cristo de la Victoria"

José Manuel Cabaleiro

— Vocal de la procesión

La procesión del Cristo de la Victoria es uno de los eventos religiosos que más personas reúne en Vigo. Todos motivados por una misma causa: la devoción. Con una duración de casi tres horas, la figura recorrerá la ciudad olívica acompañado de miles de devotos. El guardián de esta parte del evento es el vocal de la procesión, José Manuel Cabaleiro. Tres meses ha estado calculando milímetro a milímetro cada paso que se dé durante la procesión. “La procesión es tan especial por la devoción. Un vigués de verdad debe ser devoto del Cristo de la Victoria”, asume el vocal.

Este año se suma la participación de la CRTVG que se ha ofrecido a retransmitir la procesión en directo. Quien no puede faltar a una de las citas más importantes de la ciudad es el Gobierno local. Su colaboración ha permitido instalar una pantalla en las inmediaciones de la Concatedral, mediante la cual se podrá seguir el descendimiento de la imagen el sábado. Ese mismo día, tendrá lugar la lectura del pregón. En esta ocasión será la fiscal jefa del área de Vigo, Susana García-Baquero, la encargada de su lectura en el Pazo de Castrelos.

Con 90 años de historia a sus espaldas, la Cofradía del Santísimo Cristo de Vigo cuenta con casi 1.000 miembros de la hermandad. Esto la posiciona como una de las entidades eclesiásticas con mayor prestigio. “Nuestra labor es mantener viva la devoción al Cristo de la Victoria”, remarca la presidenta. La experiencia deja una cosa clara con esta festividad y su legado: cumple tus promesas y los objetivos se cumplen.