Entrevista | Julieta Venegas Cantante y compositora

“El amor nos pega a las personas; lo necesitamos en todas sus formas”

La artista mexicana, que logró agotar las entradas a un mes de su concierto, presenta el día 8 su nuevo disco en el TerraCeo

La cantante y compositora  Julieta Venegas.

La cantante y compositora Julieta Venegas. / Carolina Sertal

Carolina Sertal

Carolina Sertal

Con más de un mes de antelación, se sumó a la lista de conciertos del Festival TerraCeo que este año han firmado un sold out y, el próximo sábado, la cantante y compositora mexicana Julieta Venegas aterrizará en la ciudad para emocionar al público vigués con su nuevo disco, titulado Tu historia.

–Con una carrera tan exitosa como la suya, ¿cómo nace esa necesidad de revisar el pasado que late en su nuevo álbum?

–Estoy en un momento en el que mis discos reflejan algo que estoy pensando, la etapa de mi vida que estoy atravesando. Son como pequeñas fotos en las que voy contando diferentes situaciones y, ahora mismo, me encuentro en un punto en el que acepto el pasado. Siempre fui de esas personas que en el momento en el que se termina una historia, pues chao, pero ahora defiendo que todo lo que he vivido, aquello que me ha hecho sentir bien y lo que no, también es lo que soy. Tendemos a querer olvidar ciertas cosas, intentar borrarlo, pero yo pienso que hay que hacerlo parte de tu tejido, porque es parte de nuestro aprendizaje.

  • Ficha personal

    Julieta Venegas (California, 1970) es una de esas leyendas de la música con una carrera profesional avalada por 46 premios entre Grammys y Grammys Latinos, MTV Music Awards o Premios de la Academia Española de la Música, entre otros, tras debutar en el año 1997 con el álbum titulado Aquí.

–En “Tu historia” canta al desamor y a las rupturas, ¿es el resultado de aplicar esa filosofía?

–Sí. Hay mucho desamor en el disco, es muy de bailar llorando y así, como de repente, se va para arriba musicalmente. Tiene muchas temáticas que también son de conflicto amoroso, en las que hay principios y finales, pero también hay amistad. Me gusta mucho contar historias que tienen que ver sobre esto, pero en todas sus formas, no solo sobre el amor en pareja. El amor es algo que nos pega a las personas, nos acerca, y en la vida lo necesitamos en todas sus formas, desde el amor en pareja, al de nuestra familia, de nuestros hijos, de nuestros padres, de nuestros amigos... Tiene una dimensión muy importante para mí.

–Y después de tanto tiempo dedicándose a la música, ¿qué le anima a seguir? Porque hace tan solo unos años llegó a replantearse continuar.

–Procuro no pensar mucho en los términos de lo que he hecho, sino en todo aquello que me queda por hacer. No veo el pasado como una carga y ni siquiera lo veo como un logro, es una parte del proceso. Para mí hacer música es una forma de expresarme, una parte de lo que soy y, si no lo hiciera, esa parte se quedaría callada, por lo que es una decisión que no solo tomo a partir de mi carrera, sino porque es lo que necesito. Hace unos años, especialmente antes del 2019, sí que es cierto que me lo pregunté, me dije: ¿Tengo que hacer otro disco y volver a girar?Cuando llegó la pandemia ya no pude seguir y entonces empecé a escribir sin tener ningún objetivo, solamente porque necesitaba sentarme al piano a componer canciones y sin tener muy claro para qué ni para dónde iban, pero en aquel momento tampoco me parecía importante. Fue ahí, en ese momento, cuando me di cuenta de que aquella expresión era parte de los que yo necesitaba para mi vida y, a partir de ello, empecé a construir un disco sin saber que era un principio. Luego empecé a trabajarlo y nació Tu historia; la música para mí es una forma de expresión, algo muy mío y no puedo ni quiero silenciarlo, tampoco dejarlo de lado, porque creo que lo necesito.

–Especialmente siendo mujer, imagino que es importante alzar esa voz, ¿ha encontrado alguna barrera por ello?

–Personalmente, en mi carrera no puedo decir que haya encontrado obstáculos por ser mujer. Por suerte, siempre la he construido como he querido, ya desde que firmé por primera vez por una multinacional. Desde el principio han sabido que yo no era muy moldeable y he podido sostener eso en el tiempo. Ahora bien, como mujer sí siento la necesidad de conectarnos, porque tenemos nuestro propio simbolismo. Me considero una persona feminista y precisamente, en este último disco, la canción Caminar sola habla del miedo que yo siento como mujer cuando salgo en la noche, que tengo miedo de estar caminando sola en una calle a oscuras, porque no creo que haya una sola mujer, al menos en Latinoamérica, que se sienta segura caminando por la calle a las tres de la madrugada. En este tema me cuestiono cómo se da por sentado que las mujeres tenemos que sentir miedo por la noche y yo pienso que esto hay que cuestionárselo. Es una canción que invita a la reflexión y considero que de estos temas hay que hablar, no solo entre nosotras, sino también con nuestros hermanos, padres, parejas u hombres que tenemos cerca. Tenemos que hacer que reflexionen sobre ello.

–En lo musical, ¿de qué influencias bebe en la actualidad? ¿Qué grupos o artistas le han sorprendido últimamente?

–Pues ahora mismo estoy muy enganchada al disco que acaba de lanzar Sílvia Pérez Cruz, Toda la vida, un día. Ella me parece fascinante.También estoy escuchando mucho al chileno Mala Mía, que tiene un disco que está increíble. Yo creo que estamos en un momento en el que están surgiendo un montón de compositores con influencias que vienen del trap, pero que las llevan a un lugar mucho más experimental y Mala Mía es un ejemplo perfecto de esto. Otro artista que estoy escuchando mucho últimamente es al argentino León Cordero, que también tiene esos elementos de un mundo más urbano y que los combina con el folclore, algo muy moderno y que resulta muy interesante, porque me parece increíble cómo junta la música y la letra. Por otra parte, ahora solo escucho discos, ya me harté del aleatorio, y eso que siempre he sido muy fanática, pero para mí los discos son una historia, es como ver una película o completar una fotografía.

–¿Y qué consejo le daría a todas esas nuevas voces que se están haciendo hueco en la escena musical?

–Hoy en día, tecnológicamente hay muchas posibilidades, pero para mí lo primero sería aprender a tocar un instrumento, porque es algo que te va a dar mucha libertad a la hora de crear música, mientras que la tecnología va a permitir experimentar y buscar un sonido propio. Por último, tocar en vivo, porque eso te da algo esencial que yo creo que todos los artistas deben experimentar a la hora de escribir, que es el contacto con el público.