La Escuela Superior de Arte Dramático de Vigo ha tenido que posponer las actividades previstas para la celebración del Día del teatro, el próximo lunes. La veintena de casos de sarna declarados entre sus alrededor de 170 alumnos en los últimos quince días han llevado al centro a cerrar sus instalaciones para someterlas a una desinfección en profundidad.

Empezó por los pies. Los primeros alumnos de la ESAD que se vieron afectados por la sarna, hace dos semanas, coincidían en quejarse de picor en esta zona y en las piernas. Por eso, en el centro creen que las clases descalzos han podido ser una de las principales vías de transmisión de los pequeños parásitos que la producen. Su director, Roberto Relova, destaca que el origen de este foco –no alcanza el número de casos necesario para considerarlo brote– está fuera del centro, en el entorno en el que residen estos alumnos.

Aunque entre el centro y las autoridades sanitarias tienen contabilizados 20 alumnos que han recibido atención y les han prescrito medicación por este motivo, este jueves eran quince los que aún se mantenían activos. “Aquí se propaga porque bailan descalzos, van a la ducha, comparten ropa...”, describe. Los chicos contagiados pueden acudir al centro, pero deben ir con las zonas afectadas cubiertas y evita el contacto con otros. Se han extremado la limpieza y se ha solicitado al alumnado y a los docentes que hagan lo mismo con la higiene.

El lunes cerrarán el centro para que una empresa especializada haga una desinfección de todas las superficies y textiles, en una actuación que se prolongará de nueve de la mañana a diez por la noche y el equipo directivo acudirá el martes festivo a ventilar para evitar el miércoles problemas por los fuertes olores.

La ciudad ha vivido este mes uno de los mayores auges de sarna, según constataron los farmacéuticos.