Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuno Almeida Director de la AECT de la Eurorregión Galicia - Norte de Portugal

“Portugal dice lo que va a hacer y con qué dinero, ahora falta el Gobierno de España”

“Estamos en un mercado único, no debe caber la visión localista: los concellos tienen que ser competitivos para atraer la inversión”

Nuno Almeida. Marta G. Brea

A ojos de Nuno Almeida, director de la AECT de la Eurorregión Galicia - Norte de Portugal, urge una postura “clara” sobre la alta velocidad para mejorar la competencia de un territorio que lejos de los localismos debe competir para atraer inversión.

–Se ha hablado bastante del AVE Lisboa-Vigo, fundamental para estas ciudades, Galicia y Portugal. Y también de la necesidad de esa salida sur, en manos del gobierno español. ¿Cuáles son las perspectivas en este sentido? ¿Va a haber algún tipo de alianza a la hora de reclamar esta pieza fundamental para conseguir conectar ambas regiones?

–El primer ministro de Portugal, António Costa, presentó hace unos días el calendario portugués Lisboa-Oporto-Vigo, comprometiéndose a que esté lista la conexión hasta la frontera (Valença-Tui) en 2030. Este compromiso del gobierno luso solo es compromiso hasta el fin del territorio portugués, por eso nos reunimos para pedir que en la próxima cumbre ibérica este asunto sea definitivamente decidido en términos de calendarios. Para que haya una conjugación entre Portugal y España. Falta ajustar eso. Costa fue claro. De nuestro lado tenemos el calendario definido, los presupuestos previstos y sabemos de donde proviene el dinero para los diferentes tramos.

–¿Cuál sería el plazo y la inversión adecuada que debería avanzar Transportes para ser recibida con buenos ojos desde la AECT?

–No puedo hablar de las inversiones por parte del gobierno español, pero lo que puedo evidenciar es la apuesta del lado portugués para que el AVE vertebre y estructure la Eurorregión. Para eso también necesitamos tener una decisión clara de qué pasará aquí en la zona de Vigo y este tema tiene que ser decidido por las autoridades españolas. Nosotros aquí nos reunimos para explicar que es preciso tomar esta decisión. Decía el presidente de la Asociación Empresarial de Portugal que “planos hay muchos, estudios hay muchos, pero es preciso decidir y hacer”. Portugal dice lo que va a hacer y con qué dinero, falta el gobierno de España.

–La mejora de la red ferroviaria acelerará las comunicaciones y por lo tanto la cooperación entre ambas regiones. ¿En cuánto dinero o cuánto beneficio calculan que puede traducirse la alta velocidad entre Galicia y el norte de Portugal?

–Depende del calendario de implementación, lo que está claro es que Portugal tiene a España como principal cliente desde el año 2000. Es vital tener estas comunicaciones. 

–Donde debe existir apoyo mutuo también hay competencia. Quizá uno de los mayores problemas sea la deslocalización de empresas gallegas a Portugal. ¿La solución pasaría por compartir una fiscalidad similar? Por ejemplo, que el suelo industrial no sea tan barato en determinadas zonas en comparación al de otras.

–La competitividad existe en todos lados. En Portugal también hay competitividad entre las localidades, compiten para llevar una empresa de un lado al otro... Estamos en un mercado único, no se puede tener una visión localista. Las autoridades municipales tienen que ser competitivas para atraer la inversión. Cabe destacar las inversiones del lado portugués en Galicia: como pueden ser la de Altri para hacer fibras y también la de Galp con Reganosa para el hidrógeno. Son inversiones del lado portugués en la comunidad gallega. No son precisamente pequeñas y ahora la Xunta está preocupada por obtener financiamiento del gobierno español dentro de los fondos Next Generation.          

Compartir el artículo

stats