Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Luis Legido | Catedrático de Física Aplicada recién nombrado profesor emérito de la Universidad de Vigo

“Hay que ir hacia un turismo de calidad y sostenible como el de balneario”

“Tenemos una posición privilegiada a nivel mundial en el estudio de peloides termales”

El catedrático de Física Aplicada, José Luis Legido. FDV

Su pasión por la jardinería y la música tendrá que esperar, aunque les seguirá dedicando el tiempo libre que le deje su trabajo y, por supuesto, el “disfrute” de los nietos. Los más de treinta años al servicio de la Universidad no le pesan y acaba de ser nombrado profesor emérito, lo que le permitirá continuar su labor investigadora. Apreciado por su talante conciliador y dialogante en los numerosos cargos de responsabilidad que ha ocupado, José Luis Legido se inició en el campo de termalismo a finales de los 90, de la mano del médico e investigador Luis Rodríguez Míguez, considerado el padre de esta disciplina en Galicia, y su trabajo pionero dentro del grupo de Física Aplicada, no solo ha fortalecido el potencial de nuestra comunidad, sino que es una referencia internacional en Europa e Iberoamérica.

–Además de contar con los méritos exigidos, ¿qué le motiva a retrasar la jubilación?

–La motivación es continuar toda la investigación que tengo en marcha, fundamentalmente en el campo del termalismo, y seguir aportando a la Universidad. Tenemos en marcha proyectos en balnearios y talasos para diseñar nuevos productos derivados de las aguas termales para aplicaciones terapéuticas y cosméticas. También estamos desarrollando un sistema de control y seguimiento de los parámetros de las piscinas termales y estudiamos métodos físicos para su desinfección, dentro de un proyecto con la Diputación de Ourense, para evitar alterar la composición mineromedicinal del agua. Y tenemos otra línea principal con el Hospital Álvaro Cunqueiro relacionada con la seguridad y estabilidad de las mezclas que se utilizan en alimentación parenteral. Hay una tesis pendiente, hemos publicado un artículo muy interesante y nos están llamando de todas partes del mundo para que vayamos a dar conferencias.

José Luis Legido. JOSE LORES

–Y además son una referencia en peloides termales, las arcillas que se mezclan con aguas termales o del mar.

–Tenemos una posición privilegiada a nivel mundial. Presido la Sociedad Española y la Iberoamericana de Peloides Termales y hemos creado una red iberoamericana, además de una empresa de base tecnológica que se ha logrado mantener estos años de crisis. Tenemos mucha relación con Colombia, que en 2021 acogió el séptimo congreso iberoamericano, y contamos con un erasmus de formación de posgrado para alumnos de la Universidad de Caldas. Ya se han defendido cinco tesis en este ámbito y nuestros últimos trabajos están muy centrados en las aplicaciones cosméticas. Les añadidos otros componentes como algas y microalgas y los resultados están siendo muy interesantes. Ahora mismo tenemos a una estudiante india de doctorado en este tema.

–El curso de verano con el que se inició en el termalismo ya supera las dos décadas.

–Solo se canceló en 2020, en 2021 hicimos uno pequeño y este año volverá gente de Colombia y consistirá en un recorrido termal desde Extremadura a Galicia pasando por Portugal. Y además también ofrecemos cursos de formación para especialistas y de posgrado.

Los profesores Lourdes Mourelle y José Luis Legido, en un curso de termalismo. DUVI

–Desde la Universidad están contribuyendo a que Galicia refuerce su gran potencial en termalismo.

–La explotación que se hace es buena. Galicia tiene muchísimo potencial, aguas de gran calidad y buenos sistemas hoteleros. Su nivel es comparable al mejor de España y Europa. Y a igual que hacen otros países europeos está elaborando productos específicos para ofrecer a sus clientes. Nosotros trabajamos con balnearios como A Toxa, Compostela o Talaso Atlántico y en algunos de ellos estamos desarrollando proyectos relacionados con la psoriasis con muy buena aceptación.

–¿Aprovecha la Administración todo el conocimiento que generan?

–En Galicia el tema lo lleva fundamentalmente Turismo y siempre nos presta apoyo. Tanto la Xunta como las administraciones provinciales y locales, sobre todo en Ourense y Pontevedra, siempre tienen interés en todo lo que hacemos. El turismo de balneario en Galicia está en tercer lugar, el primero es el Xacobeo, pero la Xunta tiene muchísimo interés y está haciendo combinaciones del Camino de Santiago con balnearios. Nosotros insistimos muchísimo en que hay que generar un turismo de calidad, el de sol y playa deja pocas divisas y, al mismo tiempo, está muy limitado por el clima y demasiado masificado. Hay que ir hacia un turismo sostenible, ecológico, que no degrade el medio ambiente y además mantenga los recursos en el tiempo. Y el de balnearios lo es.

–Uno de los retos pendientes es que forme parte del sistema sanitario como en otros países.

–En Francia o Italia el médico prescribe una cura balnearia y luego hay un copago dependiendo de la renta del paciente. Galicia tienen unas aguas muy particulares que atraen a muchísimos termalistas del resto de Europa por cuestiones médicas. De hecho, se está creando una red europea de la que España se está quedando un poco al margen.

El catedrático José Luis Legido. FDV

“Siempre defendí la presencia en la ciudad”

–Además de cargos académicos, ha ocupado muchos puestos de responsabilidad, casi el único que le faltó fue el de rector. ¿Le ha quedado esa espinita?

–No, no. Mi candidatura era una obligación porque se había muerto José Tojo y teníamos las elecciones encima. La verdad es que tengo muy buenos recuerdos de todo mi tiempo en la política y aprendí muchísimo. Tiene su estrés, pero me encontraba cómodo. Estuve en todos los puestos. Fui secretario del Consello Social, estuve en el Claustro, en el Consello de Goberno... Fui de los primeros que tomé posesión en la recién creada UVigo y siempre estuve metido en todas las salsas (risas).

–Ahora parece que a la gente le cuesta dar el paso. Reigosa se presentó a las elecciones en solitario.

–Es algo que no entiendo. Siempre fui partidario de que si uno tiene ideas hay que presentarse. Luego se gana o se pierde, pero hay que intentarlo.

–Parecía que la plataforma contra el traslado de titulaciones al centro de Vigo iba a generar una candidatura alternativa. ¿Qué le parece el proyecto?

–La universidad tiene que estar presente en la sociedad, ser transparente y aportar una formación no solo a los alumnos, sino también al público general. Siempre defendí la presencia en la ciudad y en su día, como mucha gente, no me gustó nada el traslado del Rectorado de Areal. En el campus tenemos problemas de espacio, yo tengo cosas en el Cinbio, la Ecimat y el Talaso Atlántico. La idea de convertir el campus en una ciudad universitaria no cuajó y todo lo que sea tener espacio y tener contacto con la ciudad me parece bien, lo veo positivo.

Compartir el artículo

stats