Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigueses Distinguidos
Laura Torrado Directora de Escola Oficial de Idiomas de Vigo

“La educación pública de calidad es síntoma de una ciudad con opciones”

La Escola Oficial de Idiomas recibe la distinción del Concello por sus 44 años de trayectoria formando a la sociedad olívica

Laura Torrado. PABLO H. GAMARRA

A punto de cumplirse el cincuentenario de su actividad docente, la Escola Oficial de Idiomas de Vigo será galardonada en la gala de los Vigueses y Viguesas Distinguidos. Su directora, Laura Torrado, habla en nombre de alumnado y personal: “Es un reconocimiento a muchos años de trabajo de compañeros que ya no están en el centro”.

–La EOI de Vigo ha ido más allá de un centro de formación. Tienen lazos culturales muy fuertes con otras entidades de la ciudad. ¿Cree que ese papel como motor de la cultura ha sido un incentivo para este reconocimiento?

–Considero que sí. La escuela ha estado en la ciudad desde 1978, abriendo puertas que de otra manera no se podrían haber abierto. Se introdujeron idiomas como el chino o el japonés, que respondían a las necesidades formativas de la sociedad, y también se incrementó la oferta del alemán durante los años de la crisis económica. Siempre ha buscado el equilibrio entre la oferta docente y la oferta cultural asociada a todos los idiomas que enseñamos. Hemos hecho un esfuerzo de aperturismo para colaborar con muchas entidades. Nuestra idea siempre es participar en la vida cultural de la ciudad porque enseñar un idioma es también enseñar una cultura, tienen que ir de la mano.

–¿Cómo ha sido recibida la noticia del reconocimiento entre el profesorado, el personal no docente, los alumnos y el equipo directivo?

–Con mucha alegría. Es un reconocimiento a los muchos años de trabajo de compañeros que ya no están en el centro y otros presentes que dan testimonio de este gran esfuerzo por cuidar las lenguas y las culturas en la ciudad. Estamos muy contentos de que este trabajo, que se hace todos los días, se esté visibilizando.

–Muchas escuelas de idiomas en Galicia están sufriendo recortes de oferta en este contexto de crisis. ¿La que usted dirige ha sabido aguantar bien los embates de la pandemia?

–Aunque tuvimos una bajada de alumnos durante el primer año de COVID-19, en este ya nos estamos recuperando, vamos al alza y estamos seguros de que la oferta educativa se mantendrá. En este sentido, los estudiantes están dispuestos a volver a las aulas.

–¿Se recuperará pronto el número de alumnos entonces?

–Creo que el próximo año volveremos a los niveles previos a la pandemia.

–Parte de este galardón llevará implícito ese mérito de haber resistido.

–El profesorado hizo un esfuerzo encomiable durante la pandemia para estar actualizado digitalmente, para ofrecer apoyo a los alumnos... Desde el equipo de dirección intentamos facilitar portátiles a los alumnos para que nadie se quedase atrás, también conexión a internet con el apoyo de la Xunta.

–¿Por qué considera fundamental que la mayor ciudad de Galicia cuente con una EOI fuerte y con recursos?

–Es fundamental la existencia de un centro público que ofrezca una educación de calidad, accesible para todos y que permita mejorar tanto a nivel personal como profesional. Es sinónimo de una ciudad con opciones. Una ciudad que te ofrece lo que necesitas como ciudadano. Cualquier ciudadano de Vigo puede venir a la escuela para formarse en un amplio abanico de idiomas con diferentes formatos y una enseñanza actualizada.

–Con el giro geopolítico y las tendencias socioeconómicas que estamos viviendo, ¿augura algún cambio en la oferta de idiomas en la escuela que dirige?

–Las escuelas no cuentan con esa capacidad, la oferta educativa tendría que ser aprobada por la Consellería de Educación. Las escuelas, por supuesto, pueden solicitar la enseñanza de ciertos idiomas. En cualquier caso, desde el equipo directivo pretendemos seguir ampliando la oferta de idiomas para cubrir la demanda de los alumnos. Antes de todo lo que está pasando, teníamos la petición de empezar a enseñar árabe y ruso durante el próximo curso académico, precisamente porque son los idiomas que demandan los alumnos. Veremos si es posible o no.

Compartir el artículo

stats