Vitrasa denunció dos nuevos ataques vandálicos en la mañana de hoy a sus autobuses. El primero de ellos fue una pedrada vehículo de la línea 15 que se encontraba en Samil con viajeros a primera hora de la mañana.

El segundo llegaría en la zona de Chans a un autobús de la línea 14 en su zona central, justo cuando iniciaba su servicio.

En ninguno de los dos casos hubo que lamentar heridos. El transporte urbano sigue sufriendo las consecuencias de la huelga que sufre desde hace tres semanas, en unas acciones que la concesionaria califica de injustificables.