Un ataque que surge en plena movilización laboral de sus trabajadores. La concesionaria del transporte urbano de Vigo, Vitrasa, ha denunciado una acción violenta perpetrada esta mañana contra uno de sus autocares.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 7.20 horas de hoy sábado cuando uno de los autocares que cubre los servicios mínimos de la línea C3 circulaba a la altura del cementerio de Teis. Según el comunicado de Vitrasa, el bus recibió el impacto de una piedra en una de sus lunas. En ese momento, resalta la nota, viajaba una usuaria dentro, aunque por fortuna, ni ella ni el conductor resultaron heridos.

"Lamentamos mucho lo sucedido y denunciamos cualquier tipo de acto vandálico que se produzca en el marco de este conflicto desmesurado", inciden desde Vitrasa. La concesionaria aprovecha para denunciar que este ataque surge en el escenario de una huelga "desproporcionada" que además "altera gravemente el derecho a la movilidad de los ciudadanos". A esto añade que el Comité de Empresa "convocó los paros apoyándose en una votación celebrada en el mes de julio, privando a la totalidad del personal de ejercer su derecho a voto de forma libre y transparente". Unos hechos que produjeron, agrega, "que casi el 50% del personal reclamase ejercer su derecho de voto personal y secreto", una petición firmada por 160 trabajadores que los sindicatos "ignoraron por completo"

Por último la empresa recalca que propuso mejoras para los conductores superiores salarialmente a las de otras compañías de transporte de viajeros en la provincia de Pontevedra "y probablemente de Galicia". También propuso al Comité, concluye, mejoras en las jornadas laborales, los tiempos de descanso y las vacaciones. "Aún así fueron ignoradas", reprocha.