Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernández-Tapias reivindica su ADN olívico: “De la defensa de Vigo no me da lecciones nadie”

Fernández-Tapias, ayer, en Bouzas, durante la presentación de su lema de campaña. | // R. GROBAS

Vigo, Vigo y Vigo. A la espera de que los dos candidatos en lid para hacerse con la presidencia del PP desgranen sus propuestas, tanto Marta Fernández-Tapias como Javier Guerra comparten una clave de entrada: ambos apuestan por remarcar el carácter local, vigués, de sus candidaturas. Si el senador y exconselleiro lanzaba hace días el eslogan “Vigo nos une”, ayer la delegada de la Xunta movía ficha al presentar el suyo, muy similar, con la misma clave y sin referencias tampoco al partido: “#adnVigo”.

Anuncio del acto de Guerra.

Anuncio del acto de Guerra. Fdv

Durante un acto en Bouzas en el que presentó su lema, Fernández-Tapias incidió en la clave local de su propuesta. “De la defensa de Vigo no me va a dar lecciones nadie”, recalcó la popular. Y por si el mensaje no quedaba claro a propios y extraños al partido, recalcó: su propuesta sitúa como ejes centrales a “Vigo y la defensa de Vigo”.

Vamos a trabajar por y para Vigo. Yo nací en Vigo, trabajo en Vigo, vivo en Vigo. Creo que es un lema que recoge perfectamente lo que queremos transmitir –abundó la candidata–. Lo que significa #adnVigo es que Vigo no es patrimonio de nadie. Vigo es de todos los vigueses, se ha construido con el esfuerzo de todos y eso es lo que queremos defender. Queremos un PP que esté orgulloso de los vigueses y que los vigueses estén orgullosos del PP. En eso es en lo que vamos a trabajar desde el minuto uno”.

En sintonía con el mensaje que lleva semanas trasladando, Fernández-Tapias recalcó también que la suya es una lista abierta, dispuesta a integrar y sumar nombres: “Voy a escuchar a todo el mundo para formar un equipo de gente comprometida, de gente que sume y quiera trabajar por el partido”.

Las puertas de esta candidatura están abiertas para todo el mundo, para todos aquellos que quieran sumar y contribuir a hacer de este partido un proyecto ilusionante”, incidió la delegada autonómica: “Un proyecto de renovación, pero también de experiencia. No sobra nadie, pero son necesarias ideas nuevas y una estrategia que nos haga enorgullecernos de ser del PP”.

Su mensaje es claro. Ayer mismo Javier Guerra avanzaba por primera vez de forma abierta y pública su intención de dar un paso al frente y encabezar una candidatura propia. Aunque la confirmación llegó ayer, el senador y exconselleiro lleva semanas dejando entrever su intención de optar a la presidencia del PP e incluso llegó a hacer un alarde de fuerza hace un mes, al mostrar que en su proyecto se han embarcado algunos de los rostros más conocidos del partido en Vigo, como los concejales, Diego Gago o la excandidata Elena Muñoz.

A la hora de citar referentes internos, sin embargo, Fernández-Tapias se remontó a etapas anteriores del partido en la ciudad: “El PP puede volver a ser el partido de Manolo Pérez, de Chema Figueroa y de Corina Porro, que tenían ese #adnVigo que debemos defender”.

Con el calendario ya definido y el congreso local del 18 de diciembre asomando en el horizonte, el punto de fricción y polémica es a día de hoy quiénes y sobre todo cuántos militantes podrán votar en el cónclave popular. Hace días el comité organizador advertía que solo podrán hacerlo aquellos afiliados que estuvieran al corriente de sus cuotas a fecha del pasado 20 de julio. El anuncio ha provocado el rechazo de afiliados afines a Guerra, quienes ya han dirigido un escrito al aparato popular en el que hablan de la “vulneración de las normas estatutarias” e incluso amenazan con impugnar la convocatoria.

Ayer por la tarde el comité celebró una reunión para abordar la cuestión. Al cierre de esta edición, el encuentro no había terminado.

Guerra despeja la incógnita y lanzará su candidatura el sábado

Incógnita resuelta. La carrera para presidir el PP de Vigo será, como mínimo y salvo sorpresa de última hora, cosa de dos. Si el domingo pasado era Marta Fernández-Tapias quien daba un paso al frente y oficializaba su candidatura para hacerse con las riendas del partido, el sábado será el turno de Javier Guerra, en el “disparadero” electoral desde hace un mes, pero que no ratificó sus planes de forma clara y directa hasta ayer mismo. Desde su entorno confirman que el senador y exconselleiro dará el paso esta misma semana: el sábado por la mañana, en las escalinata de A Laxe, frente al Bahía. No muy lejos del lugar escogido por Fernández-Tapias para lanzar su lista, Guerra concretará su propuesta y apoyos. La presentación de su candidatura llega con un debate clave sobre la mesa: quiénes –o lo que es lo mismo, cuántos afiliados– podrán votar en el congreso local del 18 de diciembre.

Compartir el artículo

stats