Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afines a Guerra impugnarán la convocatoria del congreso del PP

Presentación de la candidatura a la presidencia del PP de Vigo, encabezada por Javier Guerra Marta G. Brea

El congreso del PP local –el mismo que los afiliados plantean como una oportunidad para suturar el partido y evitar las fracturas evidenciadas en la cumbre de 2016, antesala del batacazo electoral de 2019– arranca con polémica. La decisión del comité organizador de que en la asamblea puedan votar únicamente aquellos afiliados que estuviesen al corriente de sus cuotas a fecha del 20 de julio va camino de provocar un cisma. Militantes afines a Javier Guerra, impulsor de una candidatura aún sin confirmar, acaban de enviar un escrito al aparato local en el que exigen una “aclaración urgente sobre los requisitos” para participar en la asamblea convocada para el 18 de diciembre, y advierten: “Impugnarán la aprobación de la convocatoria del congreso al entender que vulnera las normas estatutarias”.

Avisan que la exigencia para participar en la cumbre “vulnera las normas estatutarias” y cuestionaría la validez del provincial

“En todos los congresos anteriores, tanto el local de 2016, como el regional y provincial de 2021, se estableció un plazo para que el censo de militantes pudiera comprobar y, en su caso, regularizar sus afiliaciones”, abundan. La cuestión en juego no es menor. Hace solo unos días la plataforma de Guerra animaba a los afiliados a que se pusiesen al día con sus cuotas para poder así votar el 18 de diciembre. En juego está quiénes –y sobre todo cuántos– podrán votar. De los alrededor de 5.000 afiliados del PP de Vigo, solo el 15 o 20% estarían al corriente con sus cuotas de forma permanente. Desde el entorno de Guerra se reivindica que todos los militantes tienen derecho a regularizar su situación y, en consonancia, participar en las votaciones.

En el comunicado que han enviado al comité organizador, los afines de Guerra recuerdan de hecho que la asamblea del PP de Pontevedra se celebró en un escenario similar al local y antes de la cita se dio a los afiliados un margen de 15 días para regularizar sus cuotas. “Las condiciones citadas ponen en duda la legitimidad del congreso provincial del partido”, advierten. Los críticos reclaman ahora el mismo trato: 15 días de plazo para saldar las tasas impagadas y validar su derecho .

“Una interpretación sobre las normas no es, en ningún caso, competencia de un comité organizador de un congreso más allá de las que se refieren a la propia organización y funcionamiento. Por eso, en el caso de que el comité pretenda hacer interpretaciones que contravienen normas superiores” –advierten los militantes críticos– procederán a “tomar las medidas pertinentes y exigirán responsabilidades”.

En la carrera por la presidencia del PP de Vigo hay confirmado de momento una única candidata: la lista liderada por Marta Fernández-Tapias, delegada de la Xunta en la ciudad. Podría no ser la única. Hace un mes Guerra presentó una plataforma en la que se han embarcado las caras más visibles del PP local –concejales y cargos institucionales, incluida la exaspirante a la alcaldía Elena Muñoz– y que incluso se ha dotado de lema: “Vigo nos une”.

A día de hoy, sin embargo, y a falta de poco más de una semana para que se cierre el plazo de presentación de candidaturas, nadie del entorno de Guerra ha movido ficha aún. El lunes el propio Alfonso Rueda confirmaba que había una única candidatura oficializada, la de Fernández-Tapias. “Todo a su debido tiempo. Lo primero es que el máximo número posible de afiliados pueda votar”, explicaba ese día Guerra.

“El más legitimado para competir por una alcaldía es el presidente local”

Fernández-Tapias

decoration

Marta Fernández-Tapias, candidata a presidir el PP local. Marta G. Brea

Con la carrera a la presidencia del PP de Vigo sembrada todavía de incógnitas –por saber, no se sabe aún a ciencia cierta si habrá una o varias candidaturas–, Marta Fernández-Tapias dio ayer un paso más y deslizó su predisposición a optar a la alcaldía en 2023 si logra hacerse con las riendas del partido.

“El que está más legitimado para competir por una alcaldía es el presidente local. Es un debate que ahora mismo no está abierto, pero a mí no me dan miedo las urnas. Si tienes la legitimidad para ser presidenta local, también para ser candidata a la alcaldía”, reflexionó Fernández-Tapias ayer en Radio Vigo. Tras semanas de contactos con afiliados y una intensa agenda pública, el domingo la también delegada de la Xunta se presentó de forma oficial como aspirante a la presidencia del PP. El congreso se celebrará el 18 de diciembre y, a día de hoy, la suya es la única candidatura que se ha oficializado.

A la espera de que se den nuevos movimientos en la carrera por la presidencia del PP vigués, ayer Fernández-Tapias reiteró que la suya es una lista dispuesta a sumar más nombres. “Mi candidatura está abierta a quien se quiera integrar”, recalcó la popular, quien pone el acento igualmente en la necesidad de “ensanchar la base” del PP e “ilusionar” a los votantes.

“Debemos volver a ser el partido de Manolo Pérez, de Chema y de Corina Porro. Corina tiene todo mi respeto. Como alcaldesa y por su trabajo duro en la gestora. Siempre será un activo y si salgo elegida, espero contar con su consejo, que va a ser fundamental”, abundó.

Sobre la polémica sobre los requisitos que se demandan a los posibles votantes del congreso, zanjó: “Son decisiones que se toman por parte del comité. Yo cumplo las normas y sigo adelante”.

Compartir el artículo

stats