Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Navidad se refuerza como motor económico: más empleo, facturación y visitas

Luces de navidad en Vigo

Más allá de la noria, el árbol gigante, el muñeco de nieve y las millones y millones y millones de luces led desplegadas a lo largo y ancho de la ciudad –o quizás, precisamente, gracias a esa puesta en escena–, la Navidad es hoy en Vigo mucho más que una época de celebración. Desde hace años las Fiestas, así, en mayúscula, actúan como un potente motor económico. Animan las ventas, atraen miles de visitantes, llenan hoteles y obligan a reforzar la contratación en comercio y hostelería. Ocurría hace años, antes de que Vigo pugnase por convertirse en capital Una simple ojeada a las estadísticas oficiales lo demuestra. En diciembre de 2019, último año libre del “efecto COVID”, el Servicio Público de Empleo (SEPE) registraba 10.661 contratos en el sector servicios, un 29% más que en 2014. Según el INE el aumento de personal empleado en los hoteles alcanzó el 17%. La razón: ese mismo mes, el último de 2019, se hospedaron en los alojamientos de la ciudad 46.100 personas. Tras una campaña de 2020 aguada por el COVID, los hosteleros de Vigo esperan que el resultado también deje huella este año. Por lo pronto, explica César Sánchez-Ballesteros, presidente de Feprohos, los hoteles rozan ya el 100% para el puente de la Constitución. “La ocupación es altísima. Estamos llenos”, celebra. De opinión similar, el responsable de la asociación de hoteles de Vigo (Ahosvi), Jaime Pereira, comenta que los resultados serán también similares durante los fines de semana de diciembre.

Y a mayor actividad, más manos hacen falta también para sacar adelante el trabajo. Pereira reconoce que hay alojamientos de Vigo que están contratando refuerzos, “sobre todo de cara a los viernes y fines de semana”. Está el goteo constante de visitantes que llegan a la ciudad atraídos por las luces, por supuesto; pero también un calendario de cenas de empresa y familia que empieza a “descongelarse” tras un 2020 muy marcado aún por la pandemia y las restricciones de aforo y reuniones entre no convivientes.

Sánchez-Ballesteros explica que hay negocios que, directamente, han optado por mantener los refuerzos que ya contrataron para la campaña de verano y sirvieron de apoyo también hace dos meses, a principios de octubre, durante Conxemar. La mayor necesidad de extras –coincide con Pereira– se registra los fines de semana.

OMAR FARES / La trastienda del cuarto

Buen ejemplo del “efecto Navidad” lo deja Omar Fares, responsable de La Trastienda del Cuatro, Nero y La Central, locales todos situados en el centro de Vigo. “En cada uno se contrataron dos o tres personas”, explica. Aunque sus plantillas están bien dimensionadas para adaptarse a la carga de trabajo del resto del año, el “boom” de visitantes durante las fiestas le ha obligado a fortalecerlas durante la Navidad. “Antes de las luces no teníamos esa necesidad”, admite.

137% más que un lustro antes. Durante el mismo lapso, en A Coruña la afluencia de visitantes creció un 34% y en Santiago, cerca del 43%.

EDUARDO CABALEIRO / La Posada

Al empleo generado en los locales se sumaría además el del mercadillo de la Alameda, en el que está presente el propio Fares. A solo cinco minutos a pie de allí, otro reciente, el de A Pedra, ha hecho coincidir también su reapertura con el encendido del alumbrado. “La Navidad es la época más fuerte del año, más incluso que el verano. La gente quiere celebrar, se nota durante la semana”, resalta Eduardo Cabaleiro, de La Posada.

En Zona Náutico, su presidente, Rubén Pérez, reconoce que la hostelería está “muy contenta” con el despliegue de luces; pero lamenta que el horario de invierno, que obliga al sector a levantar las terrazas a medianoche, les impida aprovecharlo mejor. Pérez censura, por ejemplo, que ellos deban desmontar sus mesas exteriores a las doce de la noche, mientras el mercadillo puede alargar más su actividad. “Si hubiese más margen de cierre se podría contratar aún más”, recalca. La petición ya se la ha trasladado al Concello. A modo de ejemplo, Javier Rodríguez, de D´Vicio, explica que con horarios más flexibles podría contratarse un 30 o 40% más. En su caso planteaban cinco refuerzos, que, a la espera de que se confirmen los horarios, se han quedado en dos.

Otro de los sectores en los que se nota con fuerza la Navidad es el comercio. Anxo Méndez, de Zona Centro, reconoce que “el pulso por las compras se reconoce con claridad”. ¿Cómo se traduce en el empleo? Según sus estimaciones, en torno a un 20 o 25% de los pequeños negocios refuerzan sus plantillas para atender la demanda los días de más ventas; el resto la asume con sus personal. “En los establecimientos grandes sí se refuerza claramente”. “En la zona centro sí se nota, en la periferia no tanto”, concuerda Roberto Giráldez, de Vigo Comercio, sobre el efecto de las luces y su impacto en el empleo. Webs de empleo temporal, como Randstad, o el buscador online Infojobs, se anuncian también ofertas de trabajo relacionadas con la Navidad.

El bum de visitantes que genera la decoración navideña tiene también su “cara B”, menos positiva. Enrique Núñez, gerente de Centro Príncipe, censura “la saturación del centro” y cuestiona que el flujo de personas que recorren las calles de Vigo tenga un impacto signiticativo en el comercio. Desde la hostelería del entorno de Montero Ríos insisten igualmente en la necesidad de revisar el horario de las terrazas. “Las autoridades nos dicen que debe estarse en el exterior y a las doce debemos pasar los clientes a dentro”, zanja Rodríguez.

“Sigamos haciendo marca turística Vigo”

Vigo presumió ayer de talento gastronómico. Durante la entrega de los premios de la séptima edición del concurso de tapas Petisquiño, el alcalde, Abel Caballero, destacó la “calidad” de los establecimientos de la ciudad y reivindicó que la hostelería no es la responsable del repunte de contagios. “Sigamos haciendo marca turística Vigo porque es lo mejor que nos puede suceder”, reivindicó. El Premio Estrella Galicia a la mejor tapa fue para El Italiano Feo, el segundo finalista para Restaurante Pura & Concha y el tercero para Patouro.

Un despliegue de millones de luces led que agranda la huella de Vigo en la Red

Las luces, guirnaldas, bolas y cajas de regalo de la que echan mano habitualmente las tiendas para decorar sus locales se han convertido, en el caso de Vigo, en su mejor escaparate al mundo. Su empeño por desbancar a Laponia y convertirse en la capital mundial de la Navidad le ha dado una visibilidad extraordinaria, a prueba de fronteras e idiomas. No hay que remontarse demasiado para encontrar un ejemplo. Apenas 48 horas después del acto multitudinario del sábado durante el que accionó las luces de Vigo, ayer el alcalde, Abel Caballero, se pasaba por el plató de Antena3 para hablar de las fiestas olívicas en el plató de El Hormiguero, uno de los espacios televisivos con mayor tirón del primetime en abierto. El paso del regidor por el programa de Pablo Motos se suma al largo –cada vez mayor– listado de atenciones que durante los últimos años ha acaparado las fiestas de Vigo. Desde que la ciudad empezó a apostar por un alumbrado cada vez mayor, se han hecho ecos del despliegue navideño de Vigo medios como The Guardian, New York Times, La Reppublica o Jornal de Noticias, entre otros, además de cadenas de radio y televisión españolas de alcance estatal. La herramienta de análisis Google Trends muestra por ejemplo que si se teclea el término “luces”, una de las búsquedas que más ha aumentado en los últimos días es –junto a otras relacionadas con Madrid, o leds– la formulada como “encendido luces Vigo 2021”. Las consultas parten sobre todo del resto de la comunidad gallega y otras regiones de España, como Asturias, Castilla y León o Cataluña.

Compartir el artículo

stats