Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empieza el cara a cara entre PXOM y vigueses: así fue el primer día

Abel Caballero muestra una copia en papel del PXOM, ayer, en la oficina del Mar de Vigo. Estuvo acompañado por Ángel Viña, María José Caride y Carlos Hernández Figueruelo Alba Villar

“Vengo a ver cómo están los planos. Tengo un terreno y me preocupa no poder construir allí una vivienda: dispongo de un suelo de 3.000 m2 y quiero saber si es urbanizable. Si no lo es, presentaré alegaciones: llevo desde 1993 con ganas de levantar una casa ahí, quiero que quede para mis hijos y nietos”. Es la duda que motivó a Gerardo Lareu, vecino de Valladares, acercarse a la oficina habilitada en el auditorio Mar de Vigo para resolver dudas y presentar alegaciones al nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), que estará a exposición pública durante tres meses –uno más de lo que está establecido por norma–.

Cuando el reloj ya había indicado las 9.00 horas, abrieron las puertas del espacio preparado por el gobierno local, al que se accede por la plaza porticada de la calle Juan Ramón Jiménez –frente a la entrada del Hotel Eurostars Mar de Vigo–. Hay 12 ordenadores y una copia en papel del Plan Xeral para explorarlo. Con el propósito de que “todo el que quiera tener información” sobre el documento “la tenga”, como indicó el alcalde, Abel Caballero, en su visita a la oficina, el Concello, a su vez, ha enviado planos a las asociaciones de vecinos. “Es un Plan magnífico, fantástico, para la gente, sin especulación”, señaló antes de poner en valor las 15.000 viviendas de protección que se prevén generar en la urbe.

En la primera jornada de exposición pública, no se produjeron aglomeraciones. A cuentagotas, los ciudadanos se acercaron a la dotación de Beiramar para preguntar, entre otros detalles, la calificación de los suelos de su propiedad. El objetivo: saber si pueden edificar o no en estas parcelas. Fue esta una de las dudas más comunes, según apuntó una de las técnicas, Elena Maure. “La mañana está yendo bien. No ha habido una afluencia masiva, pero no hemos parado de atender a gente. Hay tiempo: son tres meses”, anotaba pasadas las 11.30 horas.

Sentada a la espera de su turno, una vecina de Beade reconocía que le provocaba dolor de cabeza no saber si unos terrenos que son de su propiedad son edificables o no, por eso se decantó por acudir a la oficina en cuanto abrieron sus puertas. “Creo que dejan de serlo con el nuevo Plan Xeral, no sé si tendré que presentar alegaciones. Es un PXOM que empeora las parroquias en este sentido”, exponía antes de explicar que, el día anterior, echó un ojo al documento en la página web municipal, pero no fue capaz de resolver su duda. “Quiero que me lo aclaren aquí”, zanjaba.

Minutos después, entraba por el bajo del Mar de Vigo Pedro Valverde. Se personó en la oficina para informarse del avance del Plan Xeral. “Tengo una casa en San Miguel de Oia que da a un camino y quiero saber cómo queda esa zona. Hay un problema de alineaciones de caminos: quiero saber cómo van a quedar. Soy aparejador: llamé al Colegio para saber si tenían la documentación, pero no la tenían, entonces, me vine a enterar aquí”, argumentaba.

Entre las trabajadoras, se encontraban Marta Escolar y Lisi Lorenzo, encargadas de atender las peticiones de cita previa para informarse sobre el Plan Xeral de Ordenación Municipal o presentar alegaciones. Los citados por esta vía empezarán a acudir al Mar de Vigo el próximo lunes. “Está llamando mucha gente. Ya no tenemos huecos para los tres primeros días de la semana que viene”, aseguraba la primera de ellas. “Recogemos los datos, los metemos en el ordenador y les damos una cita para ser atendidos. Les enviamos un SMS con un código para que vengan al Mar de Vigo y, una vez aquí, ya les indica la persona de la puerta qué deben hacer”, comentaba la segunda.

Vías para informarse

Caballero visitó la oficina preparada en el Mar de Vigo acompañado por la concejala de Urbanismo, María José Caride; el gerente de Urbanismo, Carlos Hernández Figueruelo; y Ángel Viña, del equipo redactor del Plan Xeral. “El espacio tiene criterio COVID, aunque, la semana que viene, seguramente, hará menos falta porque estaremos en la nueva normalidad, ya que la incidencia de Vigo a 14 días es de 17”, indicó el primer edil.

En declaraciones a los medios, el alcalde apuntó que se puede acceder al documento en la web municipal (hoxe.vigo.org), desde donde se puede descargar, acceder al visor con un método de búsqueda de parcelas por referencia catastral o dirección y presentar alegaciones. Los ciudadanos también pueden dirigirse al auditorio para observarlo en papel o digitalizado: hay 12 ordenadores. Las alegaciones pueden tramitarse de forma telemática, en cualquier registro oficial y también en la sede municipal de la avenida de Beiramar, donde el Concello ha habilitado un registro auxiliar.

En la misma oficina, expertos en urbanismo ofrecerán “desde la próxima semana”, según concretó Caballero, atención y asesoramiento personalizado a quien lo solicite. Para ello, es necesario pedir cita –a través de dos vías: en la web citaprevia.vigo.org o en el número de teléfono 986 616 388, en horario de oficina, de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas–. Adicionalmente, para facilitar el conocimiento de la nueva ordenación, el Concello remitió a las asociaciones de vecinos planos detallados de la situación en la que queda cada parroquia con el nuevo Plan Xeral.

Caballero recordó que el gobierno local mantendrá el documento en exposición pública durante tres meses, uno más de lo exigido por ley. “Nuestro deseo de que la consulta se produzca con normalidad, sosiego y atención de los técnicos”, aseveró. La administración local viguesa ya ha enviado el Plan Xeral a la Xunta de Galicia y al Gobierno de España para la emisión de los preceptivos informes.

Como citó el mandatario local, el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal prevé la construcción de más de 50.000 viviendas, de las que 15.000, un 30%, serán de protección oficial: una parte de ellas las desarrollará la entidad de la Praza do Rei. Además, puso en valor las carreteras que traza el documento urbanístico, los nuevos espacios dotacionales reservados y las tres grandes áreas deportivas proyectadas, así como el impulso a las zonas verdes, una asignatura pendiente de la urbe más poblada de la comunidad debido a la “evolución en un modelo de especulación durante tantos años”.

El Consorcio Casco Vello compra un edificio en San Sebastián, 20

El Consorcio Casco Vello de Vigo adquirió en el número 20 de la calle San Sebastián por 80.000 euros un solar de 96 metros cuadrados, ocupado en su día por una vivienda de la que, actualmente, solo se mantiene en pie la fachada. Con esta operación, la cifra de inmuebles comprados por este organismo rehabilitador desde su constitución en el año 2005 asciende a 83. Este movimiento permitirá dar vida a dos nuevas residencias unifamiliares de unos 90 metros cuadrados cada una.

Compartir el artículo

stats