Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rodríguez: “Vigo es una ciudad de vocación empresarial que no se arredra ante nada”

Rocha, Patricia García y Rodríguez durante su discurso. // P. HERNÁNDEZ

El Círculo de Empresarios de Galicia inicia una nueva etapa capitaneado por el industrial vigués Manuel Rodríguez, propietario y fundador del grupo de astilleros Rodman. En su discurso ya como presidente tras ser elegido ayer por unanimidad, Rodríguez hizo un llamamiento a la unidad a todos los empresarios que forman parte del Círculo para adaptarse a los cambios y resolver las “diferencias” internas con la sociedad anónima propietaria del edificio que ocupa en García Barbón. “Nada que no podamos superar con inteligencia, voluntad de concordia y generosidad”, apreció. Agradeció el trabajo realizado por la directiva saliente, sobre todo a su presidenta, Patricia García, y arengó a los socios a seguir demostrando que “en Vigo somos empresarios, que ésta es una ciudad con vocación empresarial y que no se arredra ante nada”.

Fernández, Regades y los conselleiros Conde y González. Pablo Hernández

Al cierre de la asamblea extraordinaria celebrada ayer acudieron el vicepresidente segundo de la Xunta y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, el de Medio Rural, José González, y el delegado de la Zona Franca, David Regades, entre otros representantes institucionales, políticos y destacados empresarios. A Rodríguez le acompañan como vicepresidentes Josefina Fernández, presidenta institucional de DomusVi, y Víctor del Canto, presidente del grupo constructor y de servicios vigués Civis Global. El abogado Alberto Rocha se mantiene como secretario y como tesorera, María Borrás. Completando la ejecutiva, primeras espadas de empresas gallegas, como Emilio Pérez Nieto (Grupo Pérez Rumbao), Patricia García, María Borrás (Artai), Enrique García Chillón (Profand), Enrique González (GB Auditores), Salvador Fernández Alvariño (Infinity), Marián Mouriño (Grupo Ges), Luis Beraza de Diego (Abanca), Juan Güell (Dosvalor) y Emilio Rial Pais (Grupo Coren), a los que ayer mismo se sumaron Maite Torres (Agua de Mayo), Elena Pérez Canal (Aceites Abril) y Diego Esquer (Gesvalt).

En su discurso, Rodríguez defendió el valor del Círculo para expresar la opinión de los empresarios de Vigo y Galicia, y previno contra los cambios que la sociedad y la economía han sufrido en estos últimos años. “El Círculo tiene que resolver tareas propias de su naturaleza social y trayectoria, dando solidez a su futuro; y abordar las grandes cuestiones que permitirán el desarrollo empresarial de nuestras empresas y el progreso de nuestro país”, esgrimió su presidente. En su despedida, Patricia García animó a Rodríguez a continuar activando el papel de la asociación como parte esencial de la sociedad civil: “Nuestra opinión importa, y esa es nuestra principal fortaleza. Ante el panorama político, ante los grandes retos sociales y económicos, el Círculo es más necesario que nunca”.

El vicepresidente segundo de la Xunta destacó la experiencia del industrial vigués en sectores tan competitivos como la construcción y reparación naval y aprovechó su intervención para reclamar al Gobierno igualdad de oportunidades a la hora de optar al reparto de los fondos NextGeneration. Por su parte, David Regades valoró que en un momento “crucial” como el actual hubiese una candidatura de unidad en el Círculo: “Lo importante es aglutinar para trasladar a la sociedad y a las instituciones las necesidades de los empresarios”.

Compartir el artículo

stats