Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres de cada cuatro parcelas urbanas en Vigo están edificadas: hay más de 41.000

Solar de la antigua Cordelerías Mar, sobre el que se construye una promoción inmobiliaria. FDV

Es la cifra más alta de los últimos 20 años, pero es el segundo porcentaje más bajo de Galicia

Tres de cada cuatro parcelas urbanas en el concello de Vigo están edificadas. En cifras: 41.442 de un total de 56.246, lo que supone casi un 75% y 26.048 metros cuadrados –9.601 m2 están sin edificar–. Un porcentaje superior al registrado en 2010, momento en el que el guarismo rozó el 68% –39.116–, pero inferior al que se anotó a principios del siglo XXI: en el año 2000, coincidiendo con el bum de la construcción, casi un 80% de los solares –36.222– presumía de inquilinos.

La cifra dista de la que ofrecen los municipios ubicados en los puestos altos de la clasificación del área olívica: Mos, Porriño y Salceda de Caselas se sitúan a la cabeza, con más de un 98%; en la cola de la tabla, se posicionan Pazos de Borbén –cerca de un 52%–, Fornelos de Montes –casi un 42%– y Gondomar –sobre un 33%–. En la parte media, están Baiona y Soutomaior –más de un 91%–, Nigrán –en torno a un 83%– y Redondela –casi un 80%–.

Son datos que indica la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). A nivel autonómico, Vigo es la segunda ciudad con el porcentaje de parcelas urbanas edificadas más bajo, solo por encima de la capital, Santiago de Compostela –casi un 70%–. El liderato lo ocupa Lugo, con un 87%. Le siguen A Coruña y Pontevedra, con más de un 85%; Ferrol, con más de un 80%; y Ourense, con un 76%.

“Es necesario que se flexibilicen las normas en materia de construcción y que sean claras”

Benito Iglesias - Presidente de Fegein

decoration

El presidente de Fegein, Benito Iglesias, pone el acento en la necesidad de que se logre “cuanto antes” la aprobación definitiva del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), ya que ayudaría al ayuntamiento a revertir esta situación. El Concello está cocinando este documento, cuyo visto bueno inicial se prevé este verano, según avanzó a finales del pasado mes de abril el alcalde vigués, Abel Caballero. Actualmente, el que está en vigor es el de 1993, con las excepciones permitidas en la ordenación provisional de 2019, un instrumento urbanístico que permite edificar en 50.000 parcelas –urbanas y rurales–: dos ejemplos son la reforma de la grada de Marcador del estadio de Balaídos o la construcción de un edificio residencial sobre el solar de Cordelerías Mar.

La aprobación definitiva del PXOM, paso esencial para impulsar la construcción

“Hasta que el PXOM no esté aprobado de forma definitiva, no se producirá el despegue que todos queremos. Lo que necesita cualquier inversor es seguridad jurídico-urbanística, que solo la da la aprobación definitiva del documento. Acumula un proceso tortuoso, excesivamente largo: se necesita que las administraciones pongan lo mejor de su parte para reducir al máximo los tiempos y sacarlo de una vez”, defiende Benito Iglesias antes de subrayar que “el competidor real” de Vigo, Oporto, goza de una agilidad burocrática inexistente en Galicia.

Por ello, anota la importancia de “flexibilizar” las normativas con el objetivo de que sean “claras, legibles y ágiles”. “Es la vía principal para conseguir que el desarrollo económico llegue lo antes posible. Oporto ha cogido velocidad de crucero, eso no es casualidad: en menos de 30 días, te dan una licencia urbanística; aquí, tienen que pasar meses o años. En Portugal, las administraciones han comprendido que tienen que facilitar las cosas. Pedimos lo mismo en Galicia”, asevera, a la vez que aplaude la intención de la Xunta de simplificar los procesos burocráticos.

“Cuando el Plan Xeral se apruebe, los precios se van a estabilizar”

Diego Esquer - Dir. Gesvalt Noroeste

decoration

También apunta al PXOM Diego Esquer, director territorial de Gesvalt en el Noroeste de España. “Hay mucha necesidad de vivienda nueva, ya sea para comprar o alquilar. Una vez se apruebe el documento, habrá un impulso en la edificación y se estabilizarán los precios tanto en las adquisiciones como en los arrendamientos”, vaticina. Y es que asegura que “hay muchos inversores que están esperando” por este paso. “Necesitamos que haya seguridad jurídica, que quede bien aprobado el Plan, no que se vuelva a tumbar. Los promotores y fondos quieren tranquilidad”, añade, a la vez que cita zonas de la ciudad que se verán beneficiadas, como la avenida de Europa, Beiramar o el entorno del Barrio do Cura y de la Praza de España.

Compartir el artículo

stats