Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso Marnotes | Portavoz del PP de Vigo

"Hosteleros y comerciantes saben que es la Xunta la administración que les ayuda"

Alfonso Marnotes, junto al Museo del Mar de Vigo.

Alfonso Marnotes, junto al Museo del Mar de Vigo. Marta G. Brea

Alfonso Marnotes no tiene una tarea fácil: es el portavoz del PP de Vigo con menor representación en la historia: cuatro concejales. En el ecuador de la legislatura, hace balance de su trabajo y de la gestión del gobierno local.

–Dos años como portavoz municipal del PP. ¿Se ha arrepentido en algún momento de aceptar el cargo?

–En absoluto. Al contrario. Tengo que hacer un balance muy positivo e intenso del grupo municipal. Somos un equipo que hemos recorrido la ciudad, hemos estado conectados con la gente, con Vigo. Notamos que los vecinos ahora nos piden que vayamos a sus zonas porque faltan aceras o necesitan más alumbrado, y que no tienen respuesta desde el Ayuntamiento. Este último año ha estado marcado por la pandemia, un momento muy complicado para la ciudadanía, y no hemos visto una respuesta municipal fuerte para ayudar a los comerciantes, hosteleros o pequeñas empresas, y tampoco en Política Social. Nosotros hemos pedido que se atiendan a las pymes y a los negocios y que se reforzase la Política Social en un momento tan complicado como el actual. Y no solo no se nos ha hecho caso sino que se ha gastado menos que nunca. El Ayuntamiento dejó de gastar en 2020 120 millones de euros, eso no puede ser.

–Cuando fue nombrado portavoz defendió su postura de tender la mano al alcalde y colaborar mediante propuestas. Pero parece que la relación política no es la mejor…

–Abel Caballero no quiere visibilizar el trabajo de la oposición, lo que quiere es echarnos de los espacios públicos. En ese sentido le molestamos, porque hemos sido muy activos y muchas veces ha tenido que actuar a rebufo de lo que hemos propuesto, por ejemplo en materia de asfaltados o de mantenimiento. A él le molesta que le digamos que el Concello no tiene un registro con todos los edificios en riesgo de derrumbe que hay en la ciudad y que a a los pocos días caiga un cascote en plena avenida García Barbón. Eso quiere decir que no ha hecho su trabajo. Nosotros proponemos cosas que hay que hacer más allá de la pura cosmética. ¿Cómo puede ser por ejemplo que llevemos quince meses sin que el Ayuntamiento ponga en marcha sus programas de empleo? La gente esta preocupada por la situación económica y hay nubarrones. Y el Concello tiene que estar preparado para hacer frente a las consecuencias de esta crisis.

–Estos días hablaban de la necesidad de mejoras en los accesos al Ifevi. ¿Confía en que el Gobierno central se implique?

–Me gustaría decir que sí, pero no veo ninguna implicación del Gobierno con la ciudad. En primer lugar porque los presupuestos para este año suponen un abandono total de Vigo. Me gustaría que el Gobierno de España atendiese a la ciudad más grande de Galicia, porque dependemos mucho de las inversiones del Estado. Y es un clamor que después de ampliarse tres veces el Ifevi, los accesos sigan como en los años noventa. Y no veo que eso esté en la agenda del Ministerio ni en la preocupación del alcalde.

–Estos meses no han parado de visitar barrios de Vigo para conocer las demandas de los vecinos. ¿Notan un creciente apoyo al PP?

–Lo que notamos es que la gente está ya empezando a quejarse y ya no tiene miedo a decir la verdad, porque no ha recibido ni una sola ayuda del Concello durante la pandemia. La ciudadanía se queja de la falta de mantenimiento, de que las obras se eternizan y no acaban nunca, de que hay menos plazas de aparcamiento. Y nosotros nos hacemos eco.

–¿Se ven en el buen camino para mejorar resultados en las próximas elecciones municipales?

–Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo de oposición, y los vecinos nos ponen de manifiesto que no están atendidos. Percibimos que cada vez hay más críticas a esos abandonos del gobierno local, nosotros queremos ser cómplices de los vigueses y estar con ellos. A la gente no le gusta ver colas del hambre en Vigo o que los buses en la pandemia fuesen atestados hasta el hospital.

–El PP no tiene candidato todavía para las próximas elecciones. ¿Le gustaría estar en la terna?

–Aún es pronto para eso y no me corresponde a mí decidirlo. Lo que digo es que mi trabajo y mi ilusión es Vigo.

–¿Pero le gustaría?

–Eso no toca ahora. Cuando sea el momento se verá.

–Se están manejando algunos nombres como su compañera en el grupo municipal Teresa Egerique, Marta Fernández-Tapias, Julio García Comesaña o Jesús Vázquez Almuiña como posibles líderes del PP vigués...

–No toca hablar de nombres. El partido, la Xunta y el Puerto están trabajando cada uno en su responsabilidad por Vigo, y eso contrasta con la falta de gestión del gobierno local.

–¿Cree que los vigueses están cambiando su percepción respecto al gobierno gallego?

–No me cabe ninguna duda, y lo vimos en las elecciones autonómicas. Feijóo volvió a ganar en Vigo, sacando más votos que el PSOE. La gente aprecia el trabajo que la Xunta hace en la ciudad.

–¿Y considera que el gobierno de Caballero puede salir desgastado de la pandemia?

–Creo que no lo ha hecho bien, y que podría haber hecho mucho más. Los comerciantes y hosteleros saben a quién tienen que llamar cuando tienen un problema: a la Xunta, que es quien ha lanzado dos planes de rescate. El Ayuntamiento no ha puesto ni un solo euro.

Compartir el artículo

stats