Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Ella nos ayuda desde arriba”: el emotivo homenaje a Déborah en Pereiró

La hermana de Déborah saluda a una joven en el homenaje de este viernes en Pereiró.

La hermana de Déborah saluda a una joven en el homenaje de este viernes en Pereiró. Marta G. Brea

Flores, una oración y un cálido aplauso dieron forma ayer al emotivo homenaje que se le rindió a Déborah en el cementerio vigués de Pereiró con motivo del 19 aniversario de su desaparición, ocurrida el 30 de abril de 2002 en Vigo. Diez días después su cadáver desnudo aparecería a más de 40 kilómetros de distancia, en una cuneta de O Rosal. Solo faltan 365 días para que la causa prescriba, por lo que este es un año clave. “No dudaremos en usar todas las armas para demostrar que esto no es una caza de brujas, para demostrar que hay un sospechoso”, afirmó Rosa, hermana de la víctima. Medio centenar de personas, entre familiares, amigos y amigas, vecinos o gente anónima que se unió a esta lucha a través de la página activa en redes sociales “Justicia para Déborah”, acudieron al sencillo acto celebrado ante el panteón familiar donde reposan los restos mortales de la joven.

La madre y los hermanos de la víctima se dirigieron a los presentes ante el panteón familiar, que estaba lleno de flores en homenaje a Déborah y donde también colocaron un cartel en recuerdo de las personas que permanecen desaparecidas en toda España. “Hoy es un día muy duro para nuestra familia”, empezó Rosa, recordando los trágicos hechos de hace 19 años, los que derivaron en la desaparición y muerte de su hermana. “Pero vosotros”, siguió en referencia a todo el apoyo recibido, “sois la gasolina que alimentó el motor en estos 19 años de lucha”. A solo un año de que la causa que se investiga en el Juzgado de Instrucción número 2 de Tui prescriba, la familia batallará ahora más que nunca. “No nos vamos a dar por vencidos, pelearemos con uñas y dientes”, concluyó Rosa, convencida de que Déborah les está ayudando “desde arriba” en este objetivo.

Tras rezar un Padre Nuestro en memoria de la joven, un emotivo aplauso puso fin al homenaje, en el que también estuvieron presentes dos de los abogados que forman parte del equipo legal que representa a esta familia, José Ramón e Ignacio Amoedo. “Hoy [por ayer] más que como letrados venimos aquí a Pereiró como ciudadanos, para mostrar nuestro apoyo, para recordar lo que ocurrió hace 19 años; no debemos olvidarnos de lo fundamental, y eso es que aquí hay una niña a la que le quitaron la vida”, resumió Ignacio.

Sin respuesta a la petición de exhumación

La familia ha denunciado en los últimos meses la “desidia judicial” y la continua denegación de práctica de diligencias por parte del juzgado y del fiscal. Permanecen desde hace dos meses a la espera de si la jueza autoriza la exhumación del cadáver de la víctima, una diligencia que podría arrojar nuevas pistas. “Lo único que quiero es que la justicia llegue de una vez por todas, que no se sabe dónde está”, afirmaba Rosa Neira, la madre de Déborah, que se confesaba “emocionada” por todo el “respaldo” que están recibiendo por parte de cientos de personas anónimas. “Es algo fantástico”, reconoció.

Unos de esos ciudadanos que se unió a la lucha tras conocer a la familia de Déborah a través de las redes sociales es el vigués Ricardo Barcia, que además ayer empapeló su coche con carteles de la joven. “Veo a una familia destruida y me indigna que no haya una investigación a fondo. ¿Dónde están la Justicia y las leyes?”, resumió.

Compartir el artículo

stats