Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos exigen regenerar la fachada marítima: “Nos preocupa, degrada la zona”

42

Casi 150.000 metros muertos en el balcón de Vigo Marta G. Brea | Alba Villar | Pablo Hernández

“Son muchos metros en medio de la ciudad y genera inseguridad”, alertan tras años de “abandono”

decoration

Lo que Vigo es hoy se cocinó en gran medida a lo largo del siglo XX en su fachada marítima, en pleno abrazo con la ría. Allí –pegado al mar– se fortaleció el músculo pesquero, allí se fraguó el naval, la conserva y el congelado. De Bouzas a Teis, a lo largo del litoral de la ciudad queda de aquella intensa crónica industrial todo un frente de negocios activos; también un rosario de naves que han llegado a 2021 vacías y ruinosas. Suman en total 150.000 metros cuadrados de abandono, el equivalente a unos veinte campos de fútbol reglamentario como el de Balaídos. Los vecinos que viven en sus alrededores claman una solución que las saque de un olvido que, reivindican, “degrada” sus propios barrios. Comparten el papel estratégico del entorno para la industria y la propia naturaleza del suelo –la mayoría, aunque no todo, portuario–, pero plantean aprovechar la ocasión también para dotar a sus calles de servicios públicos de los que ahora carecen.

42

Casi 150.000 metros muertos en el balcón de Vigo Marta G. Brea | Alba Villar | Pablo Hernández

“El estado de abandono preocupa, claro. Son muchos metros cuadrados en medio del barrio y crean espacios de inseguridad, ruinas, ocupación... Y hablamos de zonas urbanas y transitadas”, explica Fiz Axeitos, secretario de la Asociación Veciñal do Casco Vello. Aunque cree que hay una parte industrial que debe mantenerse como tal, Axeitos recuerda el crecimiento de Vigo a lo largo de las últimas décadas, lo que ha llevado a que parte de las naves hayan quedado insertas en el entramado urbano. De ahí que plantee “reconsiderar” algunos usos para ofrecer al barrio histórico servicios públicos, como un instituto o un polideportivo. El presidente del colectivo del Casco Vello, José Fumega, reconoce también que las viejas naves abandonadas suponen una “preocupación”.

Desde la asociación vecinal de Bouzas, su responsable, José Manuel Vidal, comparte la misma sensación. En la villa, explica, el problema no llega al extremo de Beiramar, pero lamenta el abandono de varias naves. “Degrada la zona”, recalca. Al igual que Axeitos, anima a poner sobre la mesa la posibilidad de que espacios ahora sin aprovechamiento puedan reutilizarse para acoger servicios municipales, como un parque de bomberos.

Fachada de la antigua Frigodis. Es el edificio abandonado con más superficie construida de Jacinto Benavente. L.GRAÑA

En Bouzas tiene su sede el Liceo. Su presidente, Emilio Pereira, reconoce las “molestias” que sienten algunos residentes en la villa por las naves abandonadas y comparte su incomprensión al ver cómo se descuidan. “Cuanto más se deterioran, más cuesta recuperarlas. Y es una zona donde hay demanda”.

“Cuanto más se deterioran, más cuesta recuperarlas. Y es una zona donde hay demanda”

decoration

Una de las zonas más simbólicas del listado de parcelas olvidadas, por su tamaño, ubicación e historia, es la de La Artística, situada entre las calles Coruña y Tomás Alonso y a no mucha distancia de la nave posterior de Barreras, también sin uso. “Son zonas en pleno centro y bien conectadas. Se abandonan, pero no se presenta un proyecto, un plan”, reflexiona Víctor Fernández, vocal de la asociación de negocios de Travesas. El comerciante se suma a abrir el debate sobre el reaprovechamiento de espacios para servicios públicos, como oficinas para la Policía Local. A modo de ejemplo cita La Panificadora, donde el Concello y Zona Franca han activado la maquinaria administrativa con el fin de recuperar el entorno y dotarlo de servicios.

Inmueble principal de La Artística, desde calle Coruña. PABLO HERNÁNDEZ GAMARRA

En Teis, el secretario de la asociación vecinal, Anxo Iglesias, pone el foco en tres puntos del barrio. El primero, Vulcano. “Defendemos que se mantenga el sector naval. No entendemos que Teis, y la propia ciudad, puedan prescindir de unos terrenos para la generación de empleo”, reivindica. El segundo foco se dirige al entorno de Julián Estévez. Allí el colectivo permanece pendiente del nuevo PXOM y aboga por un desarrollo urbanístico “consensuado con los vecinos” en el que se contemple una zona verde. El tercer foco, y mayor de todos, lo dirigen a la franja de litoral situada entre Vulcano y As Lagoas, un ámbito de 5.000 m2 –estima Iglesias– que el colectivo reclama recuperar para disfrute público.

"En 12 años el Puerto no hizo ni una sola actuación para mejorar la situación”

Abel Caballero

decoration

“Lo que está deteriorado es la fachada marítima del Puerto. En los últimos 12 años, desde que lo gobierna el PP, el Puerto no hizo ni una sola actuación dedicada a mejorar la situación”, censura el alcalde, Abel Caballero. Desde el Concello de Vigo recalcan que la mayor parte de las naves deterioradas que se reparten por el litoral de la ciudad se levantan sobre terreno portuario y aquellas que se sitúan fuera de ese ámbito están en manos privadas, lo que limita sus opciones para actuar. “En aquellas zonas en las que lo permite la normativa” –argumentan desde Praza do Rei– el Concello actúa, como ocurre en Cordelerías Mar, Esturáns, la parte posterior de Barreras o el solar del futuro Hotel Samil.

Interior de la antigua Frigoríficos Berbés

Caballero reivindica también que a lo largo de los últimos años ha dotado al entorno de Beiramar de elementos de dinamización, como el auditorio o escaleras mecánicas; y recuerda que cuando dejó la presidenta de la Autoridad Portuaria, en 2007, lo hizo con el Plan Nouvel sobre la mesa y un proyecto de reforma del área de Beiramar “en marcha”. “El PP paró las iniciativas de regeneración que había en toda esa zona y el túnel que yo había acordado con la Xunta”, zanja el primer edil tras recordar que en A Coruña sí se ha ejecutado el soterramiento del Parrote. En opinión del regidor, el Plan de Usos del Puerto va además “en la dirección equivocada” al “no regenerar ni un solo metro cuadrado”.

El Concello avanza en cualquier caso que está “negociando” y “buscando una salida con la propiedad” del Alfageme con el objetivo de “dignificar la zona”. La opción de la edificación forzosa –utilizada en parcelas deterioradas con uso residencial– no sería aplicable en estos casos. Para el primer edil la clave pasa por un cambio del plan de usos y “elaborar un plan especial del Puerto” que implique al Concello.

Compartir el artículo

stats