Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello autoriza un albergue privado para peregrinos en Travesía con 72 camas

El alojamiento, de 670 metros cuadrados, tiene ya el  plácet de Turismo

El casco urbano de Vigo suma un nuevo alojamiento. La Gerencia de Urbanismo acaba de dar luz verde a un albergue privado para peregrinos que se situará en los números 188 y 190 de la calle Travesía de Vigo, cerca del centro comercial del barrio y la confluencia con la calle Aragón. El proyecto tiene también autorización del área de Turismo de la Xunta. Para la puesta a punto del hospedaje sus responsables plantean realizar obras de adaptación en los dos locales con un presupuesto de unos 142.400 euros. El proyecto se plantea para habilitar un “albergue de peregrinos categoría 2” y detalla que dispondrá de 72 camas, baños, vestuarios y una zona destinada a cafetería. En total alcanzará una superficie de 668 metros cuadrados, divididos entre la planta baja, que será la más amplia (563 m2), y una entreplanta de 105 m2. Tras valorar el espacio, los técnicos de Urbanismo han concluido que el local cumple las condiciones de accesibilidad.

El proyecto privado de Travesía de Vigo coincide con el impulsado por la Xunta en O Berbés. El organismo autonómico ultima un albergue para peregrinos en el Casco Vello que sumará 93 plazas repartidos en varias plantas. A principios de mes las obras de reforma ya estaban finalizadas, aunque faltaba la instalación del mobiliario. Para su puesta a punto la Xunta invirtió cerca de 1,6 millones de euros con los que, además de reforzar la oferta de alojamiento en Vigo para los peregrinos, contribuye a la rehabilitación de la ribera viguesa.

El proyecto de Travesía se presenta además en pleno Año Santo, que en esta ocasión –debido al impacto del coronavirus– se prolongará a lo largo de 2021 y 2022. Durante una visita hace un mes a las obras del Casco Vello el propio presidente de la Xunta destacaba “la oportunidad que supone un Xacobeo que se extenderá hasta el 2022”. La pandemia ha tenido un profundo impacto en la movilidad y el turismo, lo que ha llevado a algunos alojamientos a cerrar sus puertas de forma temporal.

Compartir el artículo

stats