Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El regreso de la hostelería apenas influye en el empleo: la mayoría del personal sigue en ERTE

Preparativos para la reapertura de la hostelería en Vigo

Preparativos para la reapertura de la hostelería en Vigo R. Grobas

Gestorías y asesorías constatan que las empresas y autónomos están rescatando “a muy pocos trabajadores”

La hostelería de Vigo sonríe un poco más desde hoy. Y es que, después de un mes de cierre total, ya se puede servir en el interior de los establecimientos y en las terrazas, aunque al 30 y 50% de aforo, respectivamente, y solo hasta las 18.00 horas. Una batería de limitaciones que, como reconocen desde la Federación Provincial de Hostelería (Feprohos), provocan que más de la mitad de los negocios del sector en la ciudad no reabran y que, a la par, salgan “muy pocas personas” del ERTE, en el que están unas 9.000. Su presidente, César Sánchez-Ballesteros, señala que “no compensa” levantar la persiana con restricciones “tan brutales”: “Los gastos son similares si abres todo el día, pero no los ingresos. Con este panorama, es complicado rentabilizar”.

Confirman esta información las gestorías y asesorías de la urbe olívica. Chelo Sampedro, de Alavista Asesores de Empresa, asegura que los negocios del gremio “están quitando a muy poca gente” del ERTE. “Si no puedes ni usar la barra, los aforos están muy limitados y tienes que cerrar a las 6 de la tarde, es imposible, no compensa levantar la verja, por lo que muchos han optado por no reabrir. Y, de los que abren, unos deciden no rescatar a nadie del ERTE y otros a tan solo un trabajador”, explica.

El sector cifra en un 50% los negocios que seguirán cerrados: “No les compensa, las limitaciones son brutales”

Idéntica radiografía compone Mercedes Vea, de la gestoría Gómez-Naveira: “Llevo a bastantes empresas de hostelería y tan solo una me ha comunicado que quiere levantar los ERTE a sus empleados, el resto se lo están pensando mucho y dejarán pasar este fin de semana para decidir si vuelven a abrir, cómo y con cuánto personal. Es normal que duden: si los locales son pequeños y tienen poco espacio en la terraza, no les va a compensar”, argumenta.

Desde la asesoría Afespi, más de lo mismo. Subrayan que los responsables de los negocios que disponen de bajos con un tamaño considerable u ofrecen una terraza amplia sí están sacando del ERTE a sus trabajadores; en la otra cara de la moneda, los de características opuestas. “En estos casos, trabajará solo el dueño. Hay muchas dudas y miedos, no se sabe si responderá la clientela más allá de este fin de semana. El sector está quemado: los decretos cambian cada dos por tres y gestionar las ayudas, que llegan a cuentagotas y mal, es un proceso muy farragoso que genera bastantes inseguridades a nivel jurídico”, manifiesta.

César Sánchez-Ballesteros añade que, a las limitaciones horarias y de aforo, se suman otros contratiempos que la pandemia ha traído bajo el brazo. “Mucha gente teletrabaja, entonces, ya no come fuera de casa y se reduce la venta de cafés”, afirma.

“Cocinaré y serviré yo; los cuatro empleados seguirán en ERTE”

Ana Rodal - Dueña de la bocatería Mr. Bread

decoration

Ana Rodal, dueña de la bocatería Mr. Bread, pone rostro a esta situación. Pasará del take-away en exclusiva a servir tanto dentro como fuera del local, pero estará ella sola al frente. “Ni a mí ni a los cuatro trabajadores en ERTE nos compensa que vuelvan, no sé cómo será la actividad y no tengo dinero para pagarles. Haré yo de cocinera y camarera para poder aguantar”, expone. Su miedo es “que vuelvan a ordenar el cierre”. “Al principio, la gente se animará, pero a ver luego. Ojalá no tengamos que dar pasos atrás”, apunta.

Lito Fernández, del Bar Komercio, rescatará a la mitad de los trabajadores en ERTE, cuatro, para poner en marcha de nuevo su negocio tras varias semanas sin actividad. “Decido reabrir, principalmente, porque dan buen tiempo este fin de semana y me compensa: puedo colocar 40 mesas en la zona exterior”, asevera.

“Rescato a la mitad de los trabajadores; abro por el buen tiempo”

Lito Fernández - Dueño del bar Komercio

decoration

Mónica García, dueña del bar La Colegiala, seguirá sin levantar la persiana. “Tengo a una persona en ERTE y continuará. El local es muy pequeño y no tengo terraza, se la he pedido al Concello tres veces, pero no he obtenido respuesta. Y el negocio suele funcionar desde las 6 de la tarde, entonces, perdería dinero”, zanja.

Uno de los establecimientos de hostelería de la ciudad que ya dispone del código QR MARTA G. BREA

Los negocios deberán disponer del código QR desde el 5 de marzo: “Nos aportará seguridad”

La relajación de las restricciones en la hostelería viene acompañada de un control más estricto. Entre otras tareas, los negocios tendrán que disponer de un código QR para facilitar el rastreo en caso de detectarse positivos desde el próximo 5 de marzo. Hasta esta fecha, será opcional, por lo que las fuerzas y cuerpos de seguridad informarán a lo largo de la semana de su obligatoriedad.

Según concretó la Xunta de Galicia en el Diario Oficial de Galicia (DOG), la persona titular del establecimiento puede obtener un código QR en la página web coronavirus.sergas.gal. A través de la aplicación PassCOVID, los usuarios del bar, restaurante o cafetería podrán registrar su presencia mediante la captura del código QR, lo cual “ayudará a detectar posibles concentraciones de contagios con mayor rapidez”. “Para aquellos que no tengan la app, el local podrá disponer de QR personalizados para entregarles a los clientes”, recoge el documento.

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico, Rubén Pérez, cree que este sistema aportará “seguridad” en la vuelta de los clientes a las terrazas y al interior de los negocios hosteleros. “Lo promoveremos durante los próximos días, no supone ningún problema para el gremio, es sencillo”, apunta.

Sin cambios en los hoteles

El fin del cierre perimetral en algunos concellos no se nota, por ahora, en los hoteles. “No hay reservas. Es normal que la gente siga teniendo algo de temor, el estado de alarma continúa”, explica el presidente de Ahosvi, Jaime Pereira.

El Concello inicia la elaboración de la nueva ordenanza de terrazas

El Concello avanza en la elaboración de la nueva ordenanza que regulará las terrazas de los bares, cafeterías y restaurantes de Vigo, espacios que ganan protagonismo desde hace años en la ciudad y a los que la pandemia ha dado aún más importancia. El Ayuntamiento acaba de abrir un período de consulta pública de veinte días. La fase activada ayer por la Junta de Gobierno Local arranca, a su vez, el proceso de tramitación administrativa que busca adaptar la normativa.

La actual ordenanza data de 2008, con lo que tiene más de una década durante la que el sector ha experimentado cambios de calado, como los derivados de la Ley “antitabaco” de 2010. A raíz de aquella medida –se recoge en el propio expediente aprobado por la Junta de Gobierno– “el fenómeno de las terrazas proliferó de una manera poco previsible, provocando una transformación del paisaje urbano y un incremento de la demanda por parte de los titulares y usuarios”.

En el documento se insiste en la necesidad de que el actual reglamento sea “sustituido por otra norma acorde con los nuevos tiempos que dé respuesta a las demandas del sector hostelero y se articule con la movilidad peatonal”. También que “compagine” los distintos usos del espacio público con pautas que permitan desplegar las terrazas de una “forma ordenada”. Los técnicos locales recuerdan también el impacto económico y turístico de las instalaciones y su capacidad para generar empleo.

Desde Praza do Rei señalan que la actualización de la ordenanza llega en un momento “muy importante para la hostelería”. El alcalde mantendrá una reunión con representantes de la hostelería la próxima semana para trasladarles las principales líneas de la norma. Quienes deseen participar en el trámite de consulta y aportar sus opiniones para la elaboración del nuevo reglamento pueden hacerlo a través de consulta.vigo.org. Desde hoy los establecimientos pueden recuperar sus terrazas al 50%.

Compartir el artículo

stats