Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “Galicia” se convertirá en “Isabel”

El buque Ro-Ro “Galicia”, ayer, en la terminal de Bouzas.  | // R. GROBAS

El buque Ro-Ro “Galicia”, ayer, en la terminal de Bouzas. | // R. GROBAS

El buque Galicia adquirido recientemente por el Ministerio de Defensa a la Flota Suardiaz para el Ejército de Tierra y ser operado por la Armada, será rebautizado con nombre de mujer. Aunque el cambio de denominación no será oficial hasta su alta en el ejército y en el registro oficial de buques de la Armada, todo apunta a que se llamará Isabel, nombre por una parte muy vinculado a la historia monárquica de España, pero sobre todo, se hará para rendir homenaje a otras mujeres menos conocidas, así llamadas, como Isabel Barreto, navegante del siglo XVI que algunas fuentes aseguran haber nacido en Pontevedra, o Isabel de Guevara, contemporánea a la anterior y ambas vinculadas a los descubrimientos y conquistas españolas de América y Oceanía. La relación con el mar de ambas se justifica con la del medio utilizado para llegar a las tierras que perseguían. A día de hoy son cuatro las unidades de la armada que ostentan nombre de mujer: las fragatas Reina Sofía y Santa María y las corbetas Infanta Elena e Infanta Cristina.

El todavía Galicia, que se encuentra en la actualidad atracado en uno de los muelles de Bouzas, está siendo sometido a las reformas preliminares por empresas del naval vigués antes de su varada en astilleros de Navantia de Ferrol o Cartagena para su transformación definitiva, algo que según fuentes de la Armada todavía está sin decidir.

Tras ser construido en Barreras completando una serie de cinco unidades gemelas (La Surprise, L’Audace, Suar Vigo, Bouzas y Galicia), el futuro transporte militar transportó desde su viaje inaugural en diciembre de 2003 hasta el pasado verano, miles de vehículos que fueron distribuidos desde la terminal olívica al puerto francés de Saint Nazaire básicamente, aunque también de forma puntual a otros puntos del Mar del Norte, Canarias y Marruecos. Según las mismas fuentes, también está en estudio el número de tripulantes que trabajarán a bordo, que se prevé ronde el medio centenar. Teniendo en cuenta que el actual Galicia cuenta con habilitación para 18 tripulantes y 12 chóferes, en los trabajos de acondicionamiento está prevista la construcción de nuevos camarotes para poder adaptarse a las necesidades de la nueva unidad.

Asimismo está en fase de estudio el número de oficiales, suboficiales y marinería que integrarán la dotación, del mismo modo que si el buque estará al mando de un capitán de corbeta o de fragata.

Compartir el artículo

stats