Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las demandas aéreas del Covid despegan

Una familia que perdió un viaje a Cancún presentó el primer litigio en junio | Otros pasajeros que vieron cancelados sus vuelos por el virus han empezado a pleitear en las últimas semanas

La terminal de Peinador, el pasado marzo, prácticamente vacía debido al estado de alarma. // Marta G. Brea

Hay juzgados que verán considerablemente incrementado su volumen de trabajo a causa de los litigios que tienen relación directa con el Covid-19. Un buen ejemplo son los tribunales de lo Mercantil. Entre la materia de la que se hacen cargo hay dos tipos de causas que se prevé que se disparen como consecuencia de la crisis sanitaria. Uno de esos procedimientos son los concursos de acreedores. En el de Vigo estos procesos a los que recurren las empresas que se topan ante un escenario económico crítico siguen por ahora al ritmo habitual de los últimos meses, todavía no se ha notado el duro impacto del coronavirus. Pero existe otra clase de pleito vinculado a la pandemia, que también compete a este juzgado pese a ser de cariz muy distinto al anterior, del que ya están llegando los primeros casos: se trata de las demandas de reclamación económica presentadas por viajeros que vieron cancelados sus vuelos por la pandemia. El primer asunto, relativo a una familia que perdió un viaje a Cancún, les llegó en junio. Y desde agosto ya empezó a entrar un goteo de demandas de más pasajeros afectados, en estos casos por conexiones de ámbito nacional.

Los asuntos de transporte aéreo representaban ya la carga principal del Juzgado de lo Mercantil de Vigo de forma previa a que irrumpiese la pandemia. Ahí están los datos de 2019, cuando se alcanzó un récord de litigiosidad contra las aerolíneas, con casi 350 casos que supusieron el 60% del trabajo del tribunal. Junto a las incidencias puntuales que se producen con frecuencia en los aeropuertos que derivan en retrasos o cancelaciones de aviones -junto a pérdidas o daños en el equipaje-, a este gran volumen de procedimientos contribuyeron cuestiones mucho más concretas, como por ejemplo las famosas huelgas del personal de cabina de Ryanair de Portugal en fechas tan señaladas como la Semana Santa.

Calado

CaladoEl impacto del coronavirus en el transporte aéreo ha sido de enorme calado. La declaración del estado de alarma a mediados de marzo derivó en la cancelación de gran parte de los vuelos. Y la situación aún no se ha normalizado. A mayores de las cancelaciones decididas por las propias compañías, pasajeros que sí podrían viajar al mantenerse el avión a ese destino desistieron de hacerlo al optar, por ejemplo, por suspender sus vacaciones por miedo a los contagios.

"Habrá muchos pleitos contra aerolíneas", coinciden varios abogados de Vigo. El letrado Carlos G. Reverter cuenta por ejemplo que próximamente formalizará una demanda en reclamación del importe de los billetes de un vuelo que conectaba Santiago de Chile con Madrid y que fue cancelado. Los juristas están a la espera de que se dicten las primeras sentencias de pleitos de transporte aéreo relacionados con el Covid-19, para saber qué criterios adoptarán los jueces. En Vigo por ahora no se ha emitido ninguna resolución de estas características.

Tanto en Vigo como en el resto de España los pasajeros que empiezan a demandar reclaman la devolución del dinero -y muchas veces una indemnización a mayores-, en algunos casos disconformes con los bonos que ofrecen algunas compañías para volar en otra fecha.

Compartir el artículo

stats