Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El efecto Ryanair en el turismo: casi un 30% menos de italianos sin la "low cost"

En 2019 se alojaron en la ciudad 3.700 italianos y británicos menos que el año anterior, cuando la aerolínea volaba a Milán, Bolonia y Edimburgo

El tirón creciente de las Cíes, el eco del despliegue navideño de la ciudad -dentro y fuera de las fronteras españolas- y, sobre todo, el atractivo de la gastronomía y las playas de la ría, hacen que cada vez más turistas extranjeros sopesen pasar sus vacaciones en Vigo. Cuando en la ecuación entran además billetes para volar a Peinador por solo 20 euros la balanza se decanta del lado de la ciudad. Algo similar ocurrió en 2018 y 2017, cuando Ryanair operó en el aeropuerto conexiones con Milán, Bolonia y Edimburgo entra la primera y el otoño, entre otros destinos. De la noche a la mañana el número de visitantes italianos e ingleses se disparó.

Si en 2015 -cuando no había enlaces directos- en los hoteles de Vigo se alojaron 3.652 italianos, un año después, y con el vuelo de Bolonia ya activado, eran 7.987. En 2017 la oferta de la low cost se enriqueció con Milán y el flujo de turistas se disparó a 11.808. Al año siguiente el dato bajó, pero se mantuvo en torno a los 11.600. En 2016 y 2017 el mercado italiano estuvo reforzado además con la ruta de Roma operada por Air Nostrum.

Las cifras que acaba de publicar el INE muestran sin embargo que en 2019, ya sin ninguna de las conexiones con el país mediterráneo, la afluencia de italianos se deshinchó casi un 30% hasta quedarse ligeramente por encima de 8.500.

Algo similar ocurrió con Reino Unido. En 2016 Peinador disponía de un enlace con Londres que Air Nostrum operó de forma regular en verano. El vuelo dejó un saldo de 3.200 pasajeros -suma tanto de los viajeros de ida como de vuelta- y ese año los hoteles de Vigo alojaron a 3.900 británicos. Al año siguiente Ryanair estrenó su conexión con Edimburgo y el balance de Peinador con Reino Unido -en el que seguía operándose el vuelo a Londres- se disparó a 23.200 usuarios. Algo similar ocurrió en los alojamientos de la ciudad, que tanto en 2017 como 2018 llegaron a acoger a alrededor de 6.000 británicos.

En 2019 -ya sin Ryanair ni tampoco una ruta directa a la City- el balance bajó a 5.200, lo que supuso un descenso del 11% en un año. Aunque antes de dejar Peinador en mayo la low cost ofreció vuelos con la capital británica y Dublín su impacto fue muy reducido. Entre ambos sumaron 6.900 usuarios.

Los datos del INE muestran que en 2019 los extranjeros más habituales en los hoteles de Vigo eran los lusos (38.300), italianos (8.500) y galos (7.700). El flujo de portugueses también se resintió con la salida de TAP en octubre de 2018. Curiosamente el año pasado se alojaron en Vigo menos franceses a pese a que Peinador reforzó la ruta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats