Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Resplandor nocturno en la Ría

La marea roja causada por microalgas bioluminiscentes dio paso al curioso fenómeno conocido como ardentía o mar de ardora

El mar de ardora convierte el agua en luz

El mar de ardora convierte el agua en luz A SENDA DO MOUCHO

Es uno de los espectáculos más sorprendentes y bellos que la naturaleza puede ofrecer. Y fueron varios los afortunados que durante la noche del miércoles y la madrugada de ayer pudieron disfrutarlo en zonas del litoral vigués como Alcabre o Toralla. La elevada presencia de microalgas de la especie Noctiluca scintillans, responsable de la marea roja no tóxica que tiñó la costa durante el día, dio lugar tras la puesta del sol al curioso fenómeno conocido como ardentía o mar de ardora.

Cuando las olas rompen o los bañistas agitan el agua, estos organismos bioluminiscentes emiten una luz de color azul ofreciendo imágenes espectaculares del mar. Así lo pudieron comprobar el guía Víctor González Wisniowski, de la empresa A Senda do Moucho, y varios amigos, quienes no dudaron en tirarse al agua en la playa de Alcabre para que el mar de ardora fuese visible. También la investigadora del Oceanográfico Begoña Pérez pudo grabar un vídeo del espectáculo.

Mar de ardora en Vigo: resplandor nocturno en la Ría

El mar de ardora ilumina el agua en la ría de Vigo. IEO VIGO | A SENDA DO MOUCHO

El afloramiento de Noctiluca se extendía en la tarde del miércoles entre Canido y Samil y los expertos del laboratorio de Microalgas Nocivas y fitoplancton tóxico del Oceanográfico de Vigo (IEO) recogieron muestras para analizarlas en sus instalaciones de cabo Estai y confirmar la especie causante de la marea roja.

Noctiluca scintillans es un dinoflagelado con una limitada capacidad de movimiento aunque mucha flotabilidad y es habitual que cause mareas rojas en las rías gallegas durante el verano. De hecho, el litoral de Pontevedra y Morrazo ya registraron proliferaciones durante el pasado mes de julio.

Según explica el Oceanográfico en una nota, las microalgas "se dispersan y concentran a merced de las corrientes superficiales" . El mar en calma, la temperatura elevada y la abundancia de alimento en verano disparan sus poblaciones de forma que llegan a teñir el agua con un color anaranjado.

El investigador Francisco Rodríguez, del laboratorio de Microalgas Nocivas, explica que estos dinoflagelados "pueden ser observados a simple vista como pequeñas bolas que flotan en el agua". "No plantean ningún riesgo para la salud pública", añade el experto en el comunicado, aunque se ha dado algún caso de picor leve en la piel "por la liberación de amonio en el agua durante sus proliferaciones".

Poseen un único flagelo de gran tamaño y en el interior se aprecian a menudo los restos de presas de las que se alimenta: toda clase de microorganismos planctónicos, incluyendo fitoplancton y microzooplancton. Pero su característica más sorprendente es la bioluminiscencia, que su tamaño hace más intensa. La vibración en la superficie del agua genera unos determinados procesos que dan lugar a la producción de fotones azulados.

Además de Noctilucas, hay otras algas bioluminiscentes como la Alexandrium minitum, que en este caso sí resulta tóxicaAlexandrium minitum para los cultivos marinos y obliga al cierre de polígonos aunque tampoco es nociva para el ser humano. En julio de 2018, causó una llamativa e inusual marea roja en la playa de Samil, puesto que es raro que llegue a teñir el agua. De hecho, lo habitual en Galicia es que las proliferaciones de algas que causan estas mareas rojas no sean tóxicas.

La marea roja, hoy viernes en la playa de Lagos,en Aldán. // Manuel E. Garci

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats