Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo, la urbe de la Rede de Bibliotecas menos dotada de libros: no llega a uno por habitante

Suma 254.435 documentos en seis centros -Hay 0,7 volúmenes en papel por vecino frente a 2,5 en A Coruña o 2,6 en Pontevedra - Es la ciudad con menos población inscrita: solo el 31%

Los vigueses son los ciudadanos que más difícil lo tienen a la hora de buscar un libro en la Rede de Bibliotecas Públicas de Galicia, la gran malla de cerca de 350 salas de lectura de diferente titularidad que se reparten por la comunidad autónoma y que coordina la Xunta. Según las estadísticas publicadas por la propia Rede en su web, con datos de 2018, Vigo es la urbe con un fondo de volúmenes más parco. Y con diferencia, además. Los seis centros que componen la Rede en Vigo -las bibliotecas Juan Compañel, Neira Vilas, Afundación Calvario, CCAR Valladares, Teatro Afundación y Afundación Traviesas- sumaban al menos el año pasado 207.141 libros y folletos para una población de 293.642 personas, lo que arroja un ratio de 0,7 publicaciones por vigués. En la Rede olívica hay registrados 90.027 usuarios, lo que elevaría el porcentaje, tomándolos a ellos como referencia, a unos 2,3 libros por inscrito.

En el resto de las principales ciudades de Galicia el ratio es considerablemente mayor. En la Rede de A Coruña, que en 2018 sumaba una decena de puntos de servicio, había 621.632 libros y folletos para 244.850 vecinos. Si todos acudiesen a sus bibliotecas a retirar volúmenes en papel, saldrían a 2,5 publicaciones por cabeza. Como en la urbe herculina hay 152.382 inscritos en la Rede, la proporción para ellos es de 4,1 ejemplares por usuario registrado. En Santiago las relaciones son, respectivamente, de 1,7 libros por vecino y 3,1 por usuario. En la urbe del Lérez, de 2,6 y 5,9; en Ourense, de 1,8 y 4,5; y en Lugo las ratios se sitúan en 2,81 y 4,4. En todos los casos las proporcionas superan con creces a la anotada en la Rede de Vigo.

La parquedad de fondos no se limita a los libros en papel y folletos. Sumados los documentos audiovisuales, electrónicos, sonoros, mapas, diapositivas... En 2018 había en los seis centros de la Rede en Vigo 254.435 piezas, lo que arroja una proporción de 0,87 por habitante. En Santiago de Compostela el porcentaje se eleva a 2,43, en A Coruña al 4,83, a 7,6 en Pontevedra, 2,4 en la urbe de las Burgas y 2,81 en Lugo.

Haz click para ampliar el gráfico

La ciudad tampoco sale bien parada en lo que se refiere a atención. Las estadísticas de 2018 de la Rede identifican en Vigo seis puntos de servicio, lo que significa que habría uno por cada 48.940 vecinos, una ratio que en este caso doblaría a las de A Coruña y Ourense y triplicaría a la de Santiago. La comparativa tampoco es muy ventajosa para Vigo si se analizan los puntos de consulta. Entre los seis puntos identificados por la Rede en su web de estadísticas no figuran sin embargo otros centros, como los de la Universidad de Vigo, la UNED, Fundación Penzol o EMAO. Algo similar ocurre en otras urbes. En el caso de Santiago, por ejemplo, en 2018 localizaba media docena de salas entre las que no se encuentran incluidas las de su Universidad.

Quizás por ese nivel de oferta, que choca con el de otros municipios de Galicia, Vigo es también la ciudad con menor uso de la Rede de Bibliotecas de Galicia. Al menos así lo reflejan las estadísticas de 2018. Los 90.027 usuarios inscritos en la ciudad suponen solo el 30,66% del total de vecinos censados, un porcentaje considerablemente por debajo del 55,42% de Santiago, 62,23% de A Coruña, 43,72% de Pontevedra, 40,14% de Ourense o 48,72% de Lugo. El volumen de visitas por habitante y usuario registrado también se sitúa a la zaga de otras ciudades gallegas como A Coruña o Santiago.

No todos los datos de las estadísticas de 2018 son negativos, sin embargo. En Vigo, por ejemplo, se alcanzan los mejores datos de modernización de fondos de las principales ciudades de la Rede: ese año se renovó el 7,55% de la colección, que creció además un 1,65%, porcentajes que superan a los anotados por las salas de Compostela, A Coruña o Pontevedra, por ejemplo. En cuanto a edades, la Rede contabilizó el ejercicio pasado 198.000 préstamos de adultos frente a algo más de 58.600 realizados por jóvenes. En A Coruña, se contabilizaron unos 322.100 de los primeros y 194.500 del segundo tipo.

Compartir el artículo

stats