Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Dónde volar un dron en Vigo si te lo regalan en Navidad?

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea recuerda que no son juguetes y lanza una campaña para prevenir sobre sus riesgos

Las cartas a Papá Noel y a los Reyes Magos volverán a estar probablemente este año llenas de drones en Navidad. Un hecho que preocupa a la mismísimo Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Por ello, acaba de lanzar un comunicado y un vídeo explicativo para que los usuarios de estos aparatos y todos aquellos que los vayan a regalar o a recibir por Navidad tengan claras las normas y las precauciones que deben tener. "Los drones no son juguetes, son aeronáves", avisa el ente responsale de la seguridad en los cielos españoles. Y en Vigo levantarlos no es precisamente fácil.

AESA apela en primer lugar a la responsabilidad de los adultos para que expliquen a los más pequeños cómo y dónde deben usar el dron. ¿Qué dice la norma? Según AESA, para volar un dron siempre hay que tenerlo a la vista y que no se eleva más de 120 metros sobre el suelo. Además, solo está permitido hacerlo durante el día, en condiciones meteorológicas adecuadas (sin niebla, sin lluvia y sin viento) y siempre a 8 kilómetros de los aeropuertos o aeródromos. Esta última exigencia provoca que al menos sobre el papel sea casi imposible levantar uno de estos aparatos en la ciudad olívica, ya que se encuentra prácticamente en su totalidad dentro del conocido como CTR de Peinador, el área protegida en la que estaría prohibido volar drones.

Además, para volarlos sobre edificios o reuniones al aire libre, el dron debe pesar menos de 250 gramos y no elevarse más de 20 metros sobre el suelo. Si su peso es mayor, no se puede utilizar.

Para hacer más comprensibles estas normas, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea ha colgado un vídeo en el que se resumen todas las normas que hay que respetar. Está en castellano e inglés e incluye incluso un vídeo informativo.

¿Dónde volarlo en Vigo?

Según la normativa, Vigo es prácticamente en su totalidad un coto vedado de drones. Levantar una de estas aeronaves en el término municipal es casi imposible siempre y cuando se quiera hacer de forma legal. Ni las aeronaves no tripuladas de profesionales lo tienen fácil, ni tampoco las de uso recreativo. Primero, porque la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) lo prohibe dentro del CTR de los aeropuertos (zona de control aéreo). La de Peinador no solo abarca casi todo el casco urbano, sino que se extiende hasta más allá del Morrazo, Redondela, Ponteareas y O Porriño. Con la normativa en la mano, ningún dron puede volarse dentro de esta zona, al menos sin autorización expresa de la torre de control. Quedaría fuera Samil y parte de Alcabre y Oia. Pero AESA también fija restricciones sobre zonas urbanas, parques, playas... Por lo prácticamente ninguna zona es hábil.

En el mar también se complica. En Cíes, como parque nacional, está restringido. E incluso la mayor parte de la ría entre las islas y Toralla, declarada Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA), también está protegida y sería preciso tener permiso. El otro espacio, hacia Rande, está dentro del CTR de Peinador.

Compartir el artículo

stats