Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan a dos trabajadores de la pirotecnia por el incendio de Bouzas

El suceso, bajo pesquisas judiciales, calcinó o dañó al menos 60 vehículos

Coches calcinados tras el incidente. // M.G. Brea

Las investigaciones emprendidas por la Guardia Civil en relación con el incendio que este pasado julio dejó un reguero de vehículos calcinados o seriamente dañados en la terminal Ro-Ro de Bouzas ya ha dado los primeros resultados. El Instituto Armado ha notificado la condición de investigados a dos trabajadores de la pirotécnica que aquella noche de viernes se encargaba de la tirada de los fuegos artificiales con motivo de las fiestas que se celebraban en el barrio. A ambos operarios se les atribuye en el marco de estas pesquisas policiales la presunta comisión de un delito de daños por imprudencia.

El incendio, que motivó un amplio dispositivo de emergencia y generó una columna de humo visible desde varios puntos de la ciudad, ocurrió la noche del 19 de julio al mismo tiempo que se producía el lanzamiento de bombas de palenque. El Juzgado de Instrucción 4 de Vigo ya abrió diligencias para averiguar si las llamas -que han causado cuantiosas pérdidas económicas que en una primera estimación se contabilizan en 1,5 millones de euros- fueron consecuencia de una negligencia de carácter penal. El balance aún provisional cifra en 16 los coches calcinados y en casi medio centenar los que, ya en menor medida, también sufrieron daños directos por el fuego. En todo caso, se está realizando una profunda revisión del resto de automóviles que estaban en la explanada por si también se vieron afectados.

El tribunal instructor, cuyo magistrado Juan Carlos Carballal estuvo presente en una inspección efectuada por especialistas de la Guardia Civil en la terminal y en la zona desde la que supuestamente se lanzaron los artefactos pirotécnicos, se encontraba esta semana a la espera del atestado policial completo para decidir los pasos a seguir en las indagaciones judiciales. La Autoridad Portuaria ya se personó en este procedimiento como denunciante y en su condición de afectado.

Suardiaz también se personará

Pero el Puerto no será la única parte que hará valer su condición de denunciante en la causa judicial en marcha. Fuentes de la terminal portuaria aseguraron a este periódico que Suardiaz, la naviera que explota la autopista del mar entre Vigo y Francia, ya avanzó al magistrado instructor que se personará en la causa como parte afectada.

Grupo Suardiaz desarrolla a través de una de sus filiales, Líneas Marítimas Españolas, la actividad de estiba y desestiba en los muelles de Vigo y junto a Termicar son los dos únicos operadores con licencia en el recinto boucense para la manipulación de vehículos. Estas dos empresas usan indistintamente el espacio donde se registró el incendio -la llamada Parcela D, recientemente devuelta al Puerto por Zona Franca- en función de sus necesidades, pero la malograda noche coincidió que todas las unidades allí estacionadas formaban parte de volúmenes gestionados por Suardiaz a la espera de su embarque hacia Francia.

Las mismas fuentes tampoco descartan que la lista de personados pueda incluir a Gefco, el operador logístico de PSA, e incluso a la propia factoría de Balaídos. Ambos podrían justificar la condición de afectados por el siniestro en varios motivos. Desde el perjuicio que ocasiona al movimiento del resto de unidades en la terminal, en el caso de Gefco, a la pérdida de coches producidos para la planta porque aun estando fuera de sus dominios podrían considerarse todavía de su propiedad.

Compartir el artículo

stats