10 de febrero de 2019
10.02.2019

El veto al transporte pesado por Sanjurjo Badía deriva casi 300 camiones a la autopista

Solo tres empresas que suman 14 matrículas disponen del permiso del Concello para circular por el barrio de Teis con grandes vehículos

10.02.2019 | 03:30
El veto al transporte pesado por Sanjurjo Badía deriva casi 300 camiones a la autopista

De ser parte fundamental del paisaje de Sanjurjo Badía a convertirse en una rara avis que apenas se ve a lo largo del día. En cuestión de un año los grandes camiones han pasado de ser los protagonistas del tráfico en el barrio de Teis a contarse con los dedos de las manos. La decisión del Concello de restringir el paso de vehículos de más de 10 toneladas obliga a cualquier transportista que quiera circular por Sanjurjo Badía a solicitar antes una autorización municipal. El permiso solo se concede si la compañía acredita que carece de alternativas para llegar a su destino. Y a día de hoy -aseguran desde el Concello- solo cumplen ese requisito tres empresas que, juntas, suman una flota de 14 camiones. De las tres compañías, dos trabajan con el astillero Vulcano y la tercera lleva suministros al Colegio Santiago Apóstol, enclavado en pleno corazón del barrio de Teis.

El Concello explica que en solo un año el tránsito de camiones por Sanjurjo Badía pasó así de cerca de 300 camiones a apenas 14. Los técnicos municipales ni siquiera contabilizan los trailers autorizados a atravesar la calle, ya que -argumentan- se dedican a prestar servicios en la zona, no a atravesarla para dirigirse a otro punto de dentro o fuera de la ciudad. Hasta el veto del Concello, Teis era punto de paso frecuente para grandes camiones que circulaban entre el puerto y las industrias que se reparten a lo largo del litoral olívico, entre Julián Estévez y Chapela, donde se reparten, entre otras, firmas como Pescanova, Frigalsa, Dinak o Metalships.

Desde Praza do Rei precisan que antes de las restricciones aprobadas en 2018 circulaban a diario o de forma ocasional por Sanjurjo Badía 300 camiones de más de 10 toneladas. La inmensa mayoría de esos transportes -abundan- se han derivado a la autopista. La opción de la AP-9 supone para las empresas un aumento de kilómetros y costes. Un trayecto entre Guixar y Chapela por Sanjurjo Badía y Avenida de Galicia exige conducir durante 6,7 kilómetros. Por la autopista el recorrido sube a 9,2 km, 2.500 metros más que se traducen en un mayor gasto de combustible y desgaste de la maquinaria. A esa factura se suma además el peaje de la AP-9 entre Vigo y Redondela, que tras el aumento de tarifas de enero oscila entre 1,75 y 2,05 euros para los trailers. Con unas buenas condiciones de tráfico, la autopista -que permite circular a un máximo de 100 km/h- solo permite un ligero ahorro de tiempo.

El Concello decidió restringir el paso de camiones por Sanjurjo Badía para evitar molestias a los vecinos y negocios del barrio y el deterioro de la calle. Un mes después de que se adoptase la medida, en marzo de 2018, la Asociación Vecinal de Teis valoraba la medida como "positiva". "Esta calle no reúne las condiciones para soportar el paso de camiones. Debió prohibirse hace años y no tiene vuelta atrás", apuntaban desde el colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes