Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 36% de las víctimas son veinteañeras

La Policía Local vigila 175 alejamientos de maltratadores, el mayor número desde 2012

En el primer trimestre entraron en el programa de seguimiento 25 víctimas de violencia machista

El cerco a la lacra de la violencia machista se estrecha. Los últimos datos de la Policía Local revelan que la comisaría de Praza do Rei controla el mayor número de órdenes de alejamiento a maltratadores de los últimos años. En marzo los agentes municipales vigilaban 175 órdenes de media -entre las que se reciben y cancelan-, el dato más elevado desde al menos 2012. Hace justo un año, en marzo de 2014, el promedio del mes era de 144 órdenes y en 2013, de 140. Entre enero y febrero pasados la comisaría municipal recibió 25 nuevos casos y canceló otros 23 por diversas causas, como una resolución judicial, el vencimiento cautelar o una sentencia. Desde que se puso en marcha el programa de seguimiento de la Policía Local, los agentes atendieron a 1.096 víctimas.

El incremento de las órdenes de alejamiento activas se debe en parte a que el número de los mandatos que entran supera ligeramente al de los que se cancelan. A lo largo de 2013, por ejemplo, los agentes de Praza do Rei recibieron 99 nuevas órdenes y vieron cómo se cancelaron 88. Entre los pasados enero y marzo se incorporaron al programa de seguimiento 25 víctimas y la Policía Local registró media docena de quebrantamientos de las órdenes de alejamiento.

Los datos que maneja la comisaría de Praza do Rei tiene su reflejo también en la Rede de Mulleres contra os Malos Tratos. Su responsable, Rosa Fontaíña, explica que se ha constatado un "aumento" de denuncias, que parten -"en su mayoría", advierte Fontaíña- de mujeres jóvenes, con edades comprendidas entre los 20 y 34 años.

Haz click para ampliar el gráfico

Esa realidad se corresponde también con las estadísticas recabadas por la Policía Local. Una de cada cuatro víctimas registradas durante los tres primeros meses de 2015 no había cumplido aún los 30 años. Es más, uno de los casos atendidos por los agentes municipales entre enero y marzo no alcanzaba siquiera los 20. La juventud de los agresores también es alarmante. Casi la cuarta parte -un 24%- eran veinteañeros. A diferencia de lo que ocurre con las víctimas, la franja de edad con mayor porcentaje de agresores se sitúa entre los 30 y 39 años, segmento en el que se enmarca el 48% de los registrados. Desde hace meses los expertos en la materia alertan con insistencia del perfil cada vez más precoz que protagonizan los casos de violencia de género.

Las procedencias son mucho más homogéneas. Víctimas y agresores son en su mayoría españoles. Aunque también en este caso hay diferencias: el inmenso 86% de los maltratadores tiene nacionalidad española, mientras el restante 14% se reparte a partes iguales entre bolivianos, ecuatorianos, nigerianos y peruanos; mientras que en el caso de las mujeres el porcentaje de españolas baja al 68%. La segunda nacionalidad más numerosa entre quienes padecieron violencia machista entre enero y marzo es la portuguesa. Lusas eran el 16% de las víctimas. Les siguen las rumanas (8%), bolivianas y colombianas.

El Concello destina 1,2 millones de euros a políticas de igualdad y prevención de la violencia machista

  • El Concello de Vigo destina 1,2 millones de euros a atajar la lacra de la violencia machista con medidas de información y prevención o, directamente, atendiendo a las víctimas. La mayor inversión, por ejemplo, -de 241.000 euros- se dedica a sufragar los costes del centro de emergencias para mujeres víctimas de malos tratos.Dentro de la partida de 625.000 euros en que incluye ese capítulo se engloban también el Centro Municipal de Información de los Derechos de la Mujer (186.545 euros); el programa de apoyo psicológico a los hijos menores de las víctimas (10.853); la red municipal de pisos de protección, dotada de 15 plazas (18.500); las bolsas de ayuda económica para víctimas (10.000); suministros de alimentación para pisos de la red (6.000) y servicios de atención domiciliaria a la infancia (153.100 euros).Otros 150.000 euros invierte el Concello en promocionar el movimiento asociativo de mujeres, como por ejemplo el Consello Municipal da Muller, la Asociación de Mulleres Dorna y la Asociación de Mulleres Veciñais contra os Malos Tratos. A subvenciones a entidades sin ánimo de lucro se dedican 64.000 euros y 50.000 a programas de formación de personal y tiempo libre en áreas de mujer de asociaciones vecinales.Al capítulo de prevención y concienciación ciudadano se destinan también 73.000 euros, de los que 20.000 se emplean en el programa educativo "Camiña con nós pola igualdade", en el que participan 52 centros y 14.000 alumnos. Se incluye también Enlaza Vigo, el Centro de Documentación de Recursos Feministas y la Casa das Mulleres.

Compartir el artículo

stats