Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a un importante enlace

Air France suprime el histórico Vigo-París tras las ayudas en Santiago y A Coruña

Lo cancela a partir de noviembre tras once años de operaciones por "caída de la rentabilidad" y la "muchísima competencia" que tiene en Galicia

Un avión de la aerolínea Air France estacionado ayer en el aeropuerto de Peinador. // Adrián Irago

Un avión de la aerolínea Air France estacionado ayer en el aeropuerto de Peinador. // Adrián Irago

Vigo se queda sin su histórico vuelo de París. Tras once años consecutivos operándolo desde Peinador sin recibir ningún tipo de ayuda pública, la aerolínea franco-holandesa Air France-KLM ha decidido cancelar la ruta de forma definitiva. Lo hará el 31 de octubre y después de que se siga subvencionando este mismo enlace en Santiago -primero la Xunta y ahora su gobierno local- y de que el Concello de A Coruña (PP) haya comenzado a pagar también por él este mismo año. Fuentes oficiales de la compañía justifican la decisión por la caída de rentabilidad del enlace durante los últimos años. "Ha sido una decisión difícil, pero los resultados económicos están por debajo de los objetivos que nos habíamos marcado. No hay rentabilidad en la ruta y no la podemos seguir manteniendo. Está teniendo pérdidas", aseguran.

El enlace se opera ahora con un vuelo diario en cada sentido en los aviones con capacidad para 76 pasajeros que fleta su filial Hop! Pero la marcha de Air France de Vigo no solo supondrá uno de los mayores retrocesos de la ciudad en lo que a conectividad aérea se refiere al perderse la única ruta internacional anual y que permite desde París conectar con todos los continentes. Supondrá además una merma de 55.500 plazas anuales en la oferta de Peinador. A modo de ejemplo, ésta es la cifra aproximada de viajeros que mueve ahora el aeropuerto cada mes.

Esta cancelación definitiva del vuelo se produce tras varios años de recortes con los que la aerolínea ha querido recuperar, sin éxito, la rentabilidad del enlace. El vuelo se estrenó en junio de 2004 con dos aviones diarios en cada sentido. El éxito de la conexión les llevó al poco tiempo a incrementar operaciones hasta llegar a tener cuatro aeronaves cada día entre Peinador y Charles de Gaulle, y viceversa. Pero la crisis económica y el aumento de aerolíneas subvencionadas tanto en Lavacolla como en el aeropuerto de Oporto complicaron cada vez más su recuperación. De hecho, desde la compañía admiten que la situación para competir en Galicia desde Vigo se ha vuelto complicada y que esto también ha motivado en parte la decisión de Air France de cancelar el enlace olívico. "Hay muchísima competencia en Galicia y eso también nos ha influido", aseguran las citadas fuentes. Pero aunque el enlace olívico será el único que cancelarán de los que tienen en España (Madrid, Barcelona, Bilbao, Málaga y Sevilla), aseguran que dentro del programa de reestructuración en el que está inmersa la aerolínea se suprimirán también otras rutas europeas.

El primer gran recorte lo ejecutó en la temporada de verano de 2011, cuando eliminó uno de los tres vuelos diarios en cada sentido que tenía entonces. Fueron el primero de la mañana y el último de la tarde de regreso desde la capital francesa. Dos años después, en abril de 2013, cambió los aviones de su filial regional por los de su otra filial Hop! buscando mejorar la rentabilidad y lanzando incluso tarifas más económicas que no incluían la facturación de maleta desde 109 euros por trayecto. Pero nada. En el verano de 2014 llegó el siguiente tijeretazo y eliminó uno de los dos aviones diarios que quedaban en cada sentido dejando solo la programación que mantiene actualmente: un avión hacia Vigo a las 15.25 horas y otro hacia París a las 18.00 h.

Desde la compañía afirman que esta programación se mantendrá intacta durante la próxima temporada de verano que culminará, al igual que el vuelo de París, la última semana de octubre. La aerolínea garantiza además que dará una solución a todos aquellos pasajeros que ya hayan comprado billetes entre Vigo y París, y viceversa, para más allá de esa fecha.

Y, aunque las decisiones de las aerolínea a la hora de mantener o cancelar una ruta se rigen por la rentabilidad de los billetes que venden -la compañía llegó a cifrar la caída en un 15%- lo cierto es que las ocupaciones no son bajas. Según datos de este primer trimestre, en cada avión de Air France viajaron una media de 54 pasajeros, lo que supone un índice del 70,8%. Pero, a tenor de la decisión de la compañía, esta cifra es insuficiente para que sea rentable. Si bien es cierto, el haber dejado el vuelo de la tarde en lugar de el de la mañana, dificultó que los viajeros pudieran conexionar en pocas horas en Charles de Gaulle hacia otros destinos.

ALBERTO BLANCO

Tocada, hundida y expulsada

El plan de la Xunta de centralizar en Lavacolla todas las rutas internacionales de Galicia toma forma. Pero lo está haciendo a un precio muy caro, a costa del motor económico gallego y llevándose por delante una ruta histórica y estratégica para Vigo por el mero capricho de duplicarla con fondos públicos en Santiago y permitiendo que el alcalde popular de A Coruña, Carlos Negreira, la haya triplicado en el aeropuerto de Alvedro.

¿Por qué la Xunta no potenció la de Peinador para evitar la fuga de viajeros a Oporto y mejorar la rentabilidad de una aerolínea que vuela sin apoyos desde 2004? ¿Por qué se duplicó en Santiago con subvenciones? ¿Por qué se triplicó en A Coruña? El Gobierno gallego debe explicar el motivo de que se haya tocado, hundido y expulsado a una compañía que lleva once años operando a pelo en Vigo. ¿Qué pretende alcanzar Galicia cargándose con subvenciones vuelos que operan a coste cero para las arcas públicas en otros aeropuertos de la comunidad?

Compartir el artículo

stats