Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medidas contra los problemas de tráfico en horario escolar

Veinticinco colegios ensayarán el plan piloto contra los atascos con zonas especiales de aparcamiento

El Concello fijó ya las reservas en trece centros, que suman125 plazas. Arranca a principios de junio. En las franjas de horario restringido solo podrá estacionarse para dejar y recoger alumnos. Caballero: "La seguridad es fundamental"

Nuevas señales de aparcamiento.

El plan que prepara el Concello para reducir los importantes atascos que se producen en el entorno de colegios a las horas de entrada y salida de los alumnos se probará en 25 centros educativos. La medida central será la reserva de áreas con plazas de aparcamiento especiales -como ocurre con las zonas de carga y descarga- que en determinadas franjas horarias solo podrán ser utilizadas por los padres y demás personas que vayan en coche a dejar y recoger a los escolares. En un principio el departamento de Tráfico decidió implantarlo en 13 colegios con especial problemática y se reunió con sus responsables para determinar las áreas a limitar, pero finalmente lo ampliará a otros doce donde también se produce una elevada congestión, doble fila y el consiguiente riesgo para la seguridad de los peatones. El proyecto piloto se pondrá en marcha a principios de junio hasta final de este curso.

Los trece centros con las medidas ya cerradas, o casi a punto, son La Enseñanza, Maristas, Salesianos, García Barbón, Vicente Risco, Amor de Dios, Illas Cíes, Escultor Acuña, Fleming-Villalaura, Lope de Vega, Carmelitas, San Miguel "Nebrija"- O Castro y Las Calasancias. En el entorno de casi todos se reservarán plazas de aparcamiento exclusivo, 125 en total, con restricción de uso en función del horario lectivo. Para avisar a los conductores se instalarán señales indicativas que especificarán las franjas en las que está prohibido estacionar a quienes no sean usuarios. Estos serán multados por la policía que regula el tráfico en los colegios si dejan allí el coche durante esas horas.

El Concello pedirá a las directivas y asociaciones de padres colaboración para que el tiempo de aparcamiento sea el estrictamente necesario para dejar y recoger a los escolares, de forma que el tráfico sea lo más fluido posible. "El mal uso de esta reserva por parte de los padres será el único impedimento para que esta prueba sea útil, perjudicando al resto de los usuarios, a la seguridad y a la propia funcionalidad del centro escolar", reza la memoria del proyecto. En función de los resultados se consolidará el plan para el próximo curso académico, con la posibilidad de ampliarlo de forma generalizada a los centros educativos que sufran saturación de tráfico a sus puertas y en calles aledañas.

En el colegio Fleming-Villalaura se habilitarán hasta 24 plazas en tres calles (Romil, Amor Ruibal e Hispanidad) y en el entorno de La Enseñanza, otra zona muy sensible, otras 22, catorce de ellas en Colmeiro Laforet y ocho en Ecuador. Venezuela es otra calle donde se producen grandes atascos y doble fila por la afluencia a los colegios Maristas y Salesianos. El primero tendrá diez plazas reservadas y el segundo ocho en ese vial y el mismo número en Ronda de Don Bosco. También destacan las doce en la calle Emilia Pardo Bazán, junto al Lope de Vega, mientras que en el Colegio García Barbón está pendiente de cerrarse la cifra definitiva.

En algunos colegios se han tomado medidas de otro tipo. En Las Calasancias se reservará un carril en García Barbón a primera hora de la mañana (de ocho y media a nueve y media), y entre las 17.15 y las 17.45 por la tarde. En Carmelitas, donde se producen importantes problemas en Pi y Margall, se fomentará la entrada por Llorente, calle esta en la que se habilitará una zona de parking exclusivo.

Señalización

Además se instalarán tres tipos de señales luminosas en el entorno de algunos centros, caso del Amor de Dios, unas advirtiendo de que la velocidad está limitada a 20 kilómetros por hora, otras avisando del paso por zona escolar y, en varios recintos educativos, de dirección, para canalizar la circulación por los carriles indicados.

"El tráfico y la seguridad en el entorno de los colegios es fundamental, por eso ponemos en marcha este plan", manifestó ayer el alcalde, Abel Caballero.

Compartir el artículo

stats