Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portugal invierte otros 10 millones en la potenciación de vuelos en sus aeropuertos

La partida, de Turismo y de la gestora aeroportuaria, se suma a los 15 millones que el Gobierno destina a la captación de rutas en el programa "Initiative 2.0"

Portugal refuerza todavía más su política de ayudas para potenciar sus aeropuertos, entre ellos el de Oporto, principal competidor del de Vigo. Tras varios años destinando millones de euros a la captación de aerolíneas dentro de su programa estatal "Initiative", ahora, Turismo de Portugal y ANA (la AENA portuguesa) acaban de rubricar otro acuerdo de colaboración por el que invertirán hasta diez millones de euros en los próximos cinco años para potenciar las rutas existentes y mejorar sus ocupaciones a través de promoción turística del país.

Esta ayuda será para todos los aeropuertos lusos, no solo para el de Sá Carneiro. Se suma además a los 15 millones de euros del programa "Initiative 2.0" que está actualmente en vigor y que se destina a la creación de nuevos destinos aéreos. Esta nueva colaboración rubricada ahora no busca abrir nuevas rutas, sino potenciar las existentes. "Para sostener el crecimiento en el futuro no basta con captar nuevas rutas, cuyo papel desempeña el programa "Initiative", también es necesario gestionar las rutas que ya existen. Solo así se conseguirá atraer más turistas", subrayó João Cotrim de Figueiredo, presidente de Turismo de Portugal.

El objetivo de este nuevo programa es que las ayudas sirvan para apoyar la venta de billetes a través de los mercados emisores actuando sobre la búsqueda de turistas potenciales en lugar de incrementando la capacidad aérea, algo que Portugal viene haciendo ya desde el año 2007 con las ayudas millonarias integradas en el citado programa "Initiative".

Competencia

Esta política de ayudas afecta especialmente al aeropuerto de Vigo, ya que la falta de apoyos en la terminal viguesa y el fuerte desarrollo de la terminal lusa de Oporto ha provocado que miles de personas del área de Vigo tengan ya al aeropuerto luso como su primera opción ante la escasez de destinos y precios competitivos en la terminal olívica. De hecho, según estimaciones de los responsables de la terminal de Oporto, el número de gallegos que vuelan ya por Sá Carneiro ronda los 800.000 anuales, más de los que mueve actualmente Peinador.

De estos diez millones de ayuda, el Gobierno portugués aportará la mitad. Vinci, el grupo privado que gestiona los aeropuertos lusos, se comprometió a aportar los cinco restantes.

Compartir el artículo

stats