06 de marzo de 2011
06.03.2011

La calle Antía Cal reconoce la "difícil labor" de la maestra en la dictadura

La homenajeada fundó el colegio Rosalía de Castro en 1961

06.03.2011 | 07:30
López, Domínguez, Antía Cal y Álvarez, ayer, en la calle bautizada.

El callejero de Vigo cuenta desde ayer con una nueva calle con nombre de mujer. La rúa Antía Cal, en el barrio de Lavadores, fue bautizada en presencia de la fundadora del colegio Rosalía de Castro. En el acto de descubrimiento de la placa, el teniente de alcalde Santiago Domínguez resaltó que la elección del nombre de la pedagoga "sirve de reconocimiento a la gran labor que hizo Antía Cal "como profesora durante una época tan difícil como la dictadura".
Antía Cal nació en La Habana en 1923. Licenciada en Filosofía y Letras en 1945, fundó el colegio Rosalía de Castro en 1961, "siendo pionera en el uso del gallego y poniendo a las aulas nombres como Castelao o Maside", destacó el edil de Cultura, Xesús López. Cal se jubiló en 1988 después de treinta años dedicada a la enseñanza, una etapa en la que también contactó con las Escuelas de Verano Rosa Sensat, "núcleo de innovación pedagógica". En 1994 recibió la distinción de Galega Destacada. Ha publicado varios libros, entre ellos, "O libro dos nenos. Enciclopedia pro neno galego", que obtuvo en 1958 el primer premio del Hogar Gallego de Caracas; y "Arte para os nenos".
La homenajeada apenas pudo contener la emoción en el acto de ayer. "Hoy es una sorpresa, además de una suerte, tener el reconocimiento de los maestros", enfatizó en referencia a Santiago Domínguez y Xesús López. Antía Cal afirmó que los profesores que hicieron "rabear" en aquellos tiempos era "víctimas" del régimen, como ella. Pese a ello confesó que guarda buenos recuerdos de su etapa en la enseñanza, sobre todo gracias a sus alumnos y padres, "sin los cuales aquel proyecto –en referencia al colegio Rosalía de Castro– no sería posible", y también a su compañero, Antón Beiras.
Desde que en 2005 la Corporación Municipal aprobase una moción para fomentar que las calles viguesas lleven nombre de mujeres que destaquen por su labor social, científica o artística, se bautizó al vial que lleva a la Universidad como Clara Campoamor y otras más con nombres de represaliadas en la sublevación militar del 36. A iniciativa del BNG, en el próximo pleno se propondrá el nombre de tres mujeres para bautizar otros tantos viales.
En el caso de la calle Antía Cal, la propuesta del nombre partió del colectivo Violeta. Isabel Mato, en representación de este colectivo, subrayó de la homenajeada su faceta educativa y creadora de una escuela "participativa y bilingüe".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores