BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade citará el próximo año a 75.000 crónicos para revisar su estado de salud

Se llamará a los enfermos que lleven más de medio año sin acudir a una consulta

El conselleiro de Sanidade, ayer, con Encarnación Amigo y Marta Rodríguez-Vispo. XOÁN ÁLVAREZ

El Sergas citará en 2023 a todos aquellos pacientes crónicos y pluripatológicos que no hayan acudido a una revisión médica en los últimos seis meses. El objetivo es convocar en total a 75.000 pacientes con el objetivo de evaluar su estado de salud y de realizar todas aquellas pruebas diagnósticas que sean precisas. Este programa contará, de hecho, con una partida extraordinaria en los futuros presupuestos de 2023, según avanzó el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ayer en el Parlamento de Galicia.

La pandemia ha incidido directamente sobre la salud de muchos de estos pacientes crónicos. Revisiones y tratamientos se vieron interrumpidos por culpa del COVID. De hecho, los esfuerzos de los servicios sanitarios se centraron en la lucha contra el coronavirus, a lo que se sumó que muchos enfermos, temerosos de contagiarse, dejaron de acudir a las consultas. Esto eleva el riesgo de un empeoramiento de la salud de estos pacientes que puede provocar un pico de hospitalizaciones. Por eso el Sergas ahora quiere ponerse al día y citará “de forma proactiva” a un total de 75.000 crónicos a lo largo del próximo año.

Es una de las medidas anunciadas ayer por el conselleiro de Sanidade en el pleno del Parlamento de Galicia donde el PPdeG aprobó además la ley para cubrir puestos de difícil cobertura en hospitales comarcales y centros de salud mediante concurso de méritos y sin necesidad de oposición. La norma fue aprobada en solitario por los populares y con el rechazo de la oposición. El BNG criticó que se trata de “un mal parche” y los socialistas advirtieron de “dudas jurídicas”.

Concurso de méritos

Comesaña, sin embargo, justificó este sistema de contratación, que ya se ha empleado para adjudicar 91 plazas de médico de atención primaria, más otras 15 que se asignarán en segundo turno. El conselleiro alegó que a través del concurso de méritos se ha logrado que se cubrieran plazas que llevaban hasta diez años sin personal fijo como sucedió en el centro de salud de Laza.

Tras repasar las medidas puestas en marcha por la Xunta para paliar el déficit de profesionales en Atención Primaria, el conselleiro de Sanidade volvió a cargar contra la “inacción” del Gobierno que, según denunció, se niega a reformar el sistema de formación sanitaria para que se puedan formar más médicos de familia.

El BNG, sin embargo, recriminó a la Xunta que avanza hacia un modelo de sanidad “menos público y más privado”. Y el PSdeG instó a Sanidade a asumir sus “errores”.

Sanidade informó ayer, por otro lado, de la incorporación de 100 nuevos especialistas en medicina interna, cirugía ortopédica y traumatología.

Los pacientes podrán solicitar la renovación de recetas por la app

Aunque el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, niega el “colapso sanitario” de la Atención Primaria, la Xunta sigue puliendo el funcionamiento de los centros de salud para descargar de trabajo a los médicos de familia. Precisamente para aligerar la carga burocrática de los facultativos, se articulará un sistema para que los pacientes puedan solicitar la renovación de recetas a través de la app del Sergas.

La aplicación generará alertas para avisar al paciente cuando se aproxime la caducidad de su receta y le permitirá solicitar a través de la app, o desde la oficina de farmacia, esa renovación. Por su parte, el personal medico y farmacéutico recibirá esa notificación de solicitud en su sistema de historia clínica electrónica y valorará si procede renovarle la receta sin necesidad de revisión física y autorizarla así de forma telemática. Este sistema permitirá ahorrar desplazamientos, trámites y complicaciones tanto a la ciudadanía como al personal sanitario.

La otra medida de calado anunciada ayer por el conselleiro de Sanidade en el Parlamento es la creación de un grupo de trabajo para diseñar un sistema que permita automatizar la gestión de las bajas derivadas de una atención hospitalaria. El objetivo es evitar al paciente y al personal de primaria citas innecesarias para tramitar una baja que ya ha sido indicada por el personal hospitalario tras una operación o atención urgente.

Se seguirá reforzando además el papel de la enfermería, que ahora ya realiza el seguimiento de los pacientes con tratamiento de anticoagulantes orales, lo que supuso que estas profesionales asumieran más de 100.000 consultas este año que antes se dirigían al médico. Comesaña anunció que hasta final de año se aprobarán otros 40 nuevos protocolos para dar más funciones a las enfermeras. Además los farmacéuticos pueden renovar las recetas a crónicos, lo que ha permitido resolver 109.000 consultas este año.

Compartir el artículo

stats