Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 3.000 alumnos salen de la ESO cada año sin el título de graduado en Secundaria

Un 13 por ciento de los escolares acumula ya algún retraso durante la etapa de Primaria y a los quince años los que llegan a 4º de la ESO con algún curso repetido suben al 27%

Una clase en un instituto. XOAN ALVAREZ

A mayor formación, mayor inserción. Es uno de las razones por las que las autoridades buscan reducir el abandono educativo temprano. Un informe del Ministerio de Educación recién difundido permite constatarlo, estadística mediante: la tasa de empleo en Galicia en la población de 25 a 64 años va desde el 58,7% de aquellos que tienen estudios inferiores a Bachillerato o a un grado medio al 79,9% de los que finalizaron algún tipo de educación superior. La ESO es el peldaño mínimo en esa carrera hacia adelante, pero no todos lo suben.

En concreto, y en el caso de Galicia, un 15,8 por ciento de los adolescentes que “sale” de Secundaria lo hace sin el título de graduado bajo el brazo. Este porcentaje, incluido en “Las cifras de la educación en España”, se traduciría en más de 3.300 escolares cada año, si se toma como referencia la cifra provisional de alumnado que en el curso 2018/19 cursaba 4º de la ESO en la comunidad según la Xunta. Con todo, está 2,5 puntos por debajo de la media estatal y supone un descenso con respecto al porcentaje previo recogido por Educación, relativo a 2017/18, que marcaba un récord en el lustro y rozaba el 20%.

Abandono educativo temprano

Hay que tener en cuenta que Galicia, tal y como explicaban desde la Consellería de Educación este mismo año, es la tercera comunidad donde los alumnos dejan menos los estudios sin un título, solo por detrás de País Vasco y Cantabria. El Ejecutivo autonómico alega que detrás de estos resultados están iniciativas como los contratos-programa o el Plan Recupera, “para reforzar las competencias del alumnado que más lo precisa e impulsar la mejora de la calidad educativa”. Aun así, la situación es bastante diferente si el parámetro se analiza por sexos: los chicos que plantan sin graduarse bordean el 21% y la cifra es de la mitad en el caso de las chicas.

Simón Espinosa

Alumnado repetidor

Pero las dificultades no se manifiestan solo a la hora de graduarse en ESO. Otro indicador analizado es la situación del alumnado de 15 años en el sistema educativo. En Galicia un 27,2% de los escolares llega a 4º de la ESO con algún curso repetido en su historial académico y la mitad de ellos ya vienen con retrasos desde Primaria. Respecto a un lustro atrás esa cifra cayó un 22% y posiblemente quede reducida a su mínima expresión al aplicarse las reglas de promoción estipuladas en la Lomloe, que ve en la repetición una medida excepcional. Galicia adaptó la normativa con requisitos, para aquellos que no superen todas las materias, el tener al menos un 5 de media y que a juicio del equipo docente el alumno adquirió las competencias necesarias y los objetivos de la etapa.

Planes B: opciones para seguir en el sistema


Centro como el IES de Teis hacen “todos los esfuerzos” y “agotan todas posibilidades” para que los jóvenes no tiren la toalla y abandonen el sistema educativo, como explica la orientadora Cristina Albés. Porque el hecho de salir del instituto sin el título de graduado en ESO puede solucionarse después y por diversos caminos, en función de la edad de los estudiantes, si hay un interés.. Una de las vías es FP Básica, pensada “en principio” para jóvenes que hayan decidido orientarse por la Formación Profesional. Exige tener como mínimo 2º de ESO hecho y 15 años, aunque lo ideal es que sea orientado a alumnado de 3º con esa edad. El estudiante tiene que ser propuesto por el equipo docente, de acuerdo con la familia y el director del centro, para optar por esta alternativa que posibilita a muchos seguir. De hecho, datos del Gobierno central indican que dos de cada tres jóvenes gallegos que acabaron en 2018/19 una FP Básica al año siguiente seguían estudiando, casi todos ellos un ciclo medio. La edad importa. Si salen de ESO con 18 años, incluso 19, pero sin el título, pueden ser derivados a enseñanzas de adultos solo con las materias suspensas y optar al graduado o elegir sacarlo a través de las pruebas libres, entre otras. Cumplidos los 17 años, también pueden ir a las pruebas de acceso de un ciclo medio, aunque deben prepararlas. ¿Y quiénes plantan estudios? El abandono educativo temprano existe, pero en Galicia es bajo y los equipos de orientación hacen lo posible por mantener a los alumnos en el sistema. Aun así, incluso para quienes se van, se buscan opciones para darles un futuro, porque a veces se trata de alumnado “vulnerable”. Fuera del sistema educativo formal hay ONGs e instituciones que echan una mano en habilidades para buscar empleo

Compartir el artículo

stats