Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición pone deberes

BNG y PSOE no dan periodo de cortesía a Alfonso Rueda y le trasladan los desafíos inmediatos que tiene que afrontar

Luís Álvarez, Núñez Feijóo, Inés Rey y Valentín Formoso. |

Como la oposición entiende que el relevo en la Xunta es una mera transición, poco más que un intercambio de cromos, no concede periodo de cortesía para que Alfonso Rueda pueda asentar sus objetivos. Ayer, justo antes de la toma de posesión y en declaraciones a las puertas del Parlamento, tanto el BNG como el PSOE ya le pusieron deberes al nuevo inquilino de San Caetano.

Yolanda Díaz y Ana Pontón. |

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, advirtió de que la Xunta no puede “perder ni un minuto” en las tareas ejecutivas. En este sentido, anunció que trasladará por escrito, y entre otras vías por el registro del Parlamento, un paquete de medidas “prioritarias” con cuatro ejes estratégicas, en el que el primero se “hacer frente a la crisis de precios”.

“Atender al colapso de la Atención Primaria, un nuevo modelo de residencias que pague la deuda que tenemos con las personas mayores y, por último, parar el boom eólico depredador y poner en marcha un nuevo modelo en el que la energía de Galicia se ponga al servicio del país”, completó la dirigente nacionalista los deberes que, a su juicio, tiene que atender Rueda de forma inmediata.

Por su parte, el secretario xeral de PSdeG, Valentín González Formoso, le pidió que conforme un gobierno “comprometido” con Galicia, “a la altura de los gallegos y de las circunstancias actuales”, y que esté basado en el “talento y en la capacidad” para afrontar los desafíos vinculados a la economía y al cambio de modelo económico.

Añadió que el PSdeG estará “a su lado” si apuesta por “un modelo económico basado en la investigación, en el talento y en retener a la juventud gallega e investigadora para dar soporte técnico y productivo a la economía gallega”.

Por el PSOE de Pontevedra apenas hubo representación en el acto, ya que celebraba a la misma hora su comité ejecutivo. Su secretario general, David Regades, ironizó con la “interinidad” de Rueda porque es el preámbulo para la llegada del PSOE a la Xunta y le recordó la “pesada mochila” que supone la acumulación de fracasos electorales en la provincia.

Compartir el artículo

stats