Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La letra pequeña del acuerdo para la sucesión de Feijóo

Diego Calvo, Francisco Conde y Elena Candia, en el congreso que encumbró a Feijóo en Sevilla

Alberto Núñez Feijóo prometió que sería “previsible” y cumplió. Lo previsible era que su mano derecha en la Xunta desde 2009 le sucediera al frente del Gobierno autonómico, y así va a ser. Feijóo además quiso que su heredero llegara al poder, como él en Madrid. Vía congreso extraordinario, impulsado por los barones y aclamado en una candidatura única.

El sucesor de Pablo Casado para concitar el apoyo de entonces sus homólogos llegó a acuerdos. Por ejemplo, abrazó la causa de Isabel Ayuso, cerrando el expediente contra ella por las mascarillas de su hermano y defendiendo al máximo su honorabilidad, y ya ha puesto fecha al cónclave que la encumbrará como presidenta del PP de Madrid, tal como ella exigía. ¿Qué concesiones habrá sellado con los barones gallegos para cerrar el pacto sucesorio y que haya una lista de unidad? ¿Cuál es la letra pequeña del acuerdo? ¿Qué habrá dado a Calvo, Baltar y Candia para que abracen la causa de Rueda? El tiempo dirá, pero fuentes populares dan por hecho que pronto podrá comprobarse.

Si Calvo y Baltar hubo un momento en que se movieron evidenciando sus ansias de protagonismo en la etapa posfeijoísmo, ¿por qué ahora ceden? “Les habrán dado algo, seguro”, apunta un dirigente. Y ese algo puede ser puestos en el Gobierno, aunque Feijóo este fin de semana instaba a su relevo a mantener al menos al núcleo duro de su Gabinete, por no decir a casi todos.

No se descarta la entrada de Diego Calvo en la Xunta (¿una vicepresidencia sería demasiado? ¿no supondría visualizar que Rueda ya tiene recambio si la operación heredero sale mal?), pero ya hay mucho coruñés sentado en el Consello (seis, y cuatro al menos de la órbita de Calvo), mientras que no hay ningún conselleiro de Ourense. Bueno, el de Medio Rural, pero como vive en Vigo y no es una persona del círculo de confianza de Baltar, en el PPdeG no lo incluye en la cuota ourensana, que tendría el contador a cero.

Y Lugo puede apuntarse a Francisco Conde porque es de Monforte, pero en realidad todos saben que no entra en la cuota lucense, pues es hombre de máxima confianza de Feijóo. Así que el PP de Lugo podría querer un conselleiro, pero también que Elena Candia se quedara con la vicepresidencia primera del Parlamento, si la deja libre Calvo para irse a San Caetano. 

Compartir el artículo

stats