Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las especialidades de Primaria e Infantil lideran la oferta de plazas de Educación

Sindicatos cuestionan que la Xunta no utilice el 120% de la tasa de reposición | Para FP habrá que esperar a la nueva ley, pero ya hay cifra: 144 puestos en total

Opositores en pleno examen durante una anterior convocatoria de la Xunta BERNABE/JAVIER LALIN

Si el martes el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, aclaraba el cómo al indicar que la oferta pública de empleo para la enseñanza en la comunidad llegará en forma de 2.628 vacantes para los aspirantes en el formato “habitual”, el director xeral de Centros e Recursos Humanos, Jesús Álvarez, trasladaba ayer en la mesa sectorial a los sindicatos educativos el cuántas por especialidades. Los aspirantes a una plaza como maestro de Primaria son los más afortunados, ya que es la especialidad con más opciones: un total de 250.

Suponen uno de cada cuatro puestos de los 950 de nuevo ingreso que integran el catálogo del cuerpo de maestros, seguidos por Infantil, con 180, mientras que en la ESO son los profesores de Matemáticas los más favorecidos por la cantidad: 136 empleos de los 1.171 propuestos. Escuelas de idiomas y de artes se reparten otros 53 puestos de nuevo acceso, mientras que para promoción interna quedarían 300, aunque sindicatos como Anpe cuestionan que el 75% de este tipo de puestos quedan sin cubrir, por lo que la oferta “se ve desvirtuada y no es real”. Los números globales superarían los ofertados hace dos años, en 2020, tanto en Secundaria como entre maestros, pero hay que tener en cuenta que aglutinan dos procesos, los no celebrados en 2021 –cuando se realizaron los exámenes de 2020, aplazados de su ejercicio por el COVID– y la convocatoria de 2022. La oferta puesta sobre la mesa por la Consellería incluye 61 especialidades, muy por debajo de las 97 que constituían el catálogo de 2020.

Para quienes estén pendientes del extinguido cuerpo de profesores técnicos de FP, la Consellería de Educación trasladaba ayer la cifra de plazas que estarán en juego, un total de 144. Pero tendrán que esperar. La Xunta también. Se emplaza a la redacción de la nueva ley de FP que está tramitando el Gobierno y a su desarrollo para realizar una convocatoria separada. Recuerda, al respecto, que los profesores técnicos de FP desaparecen en la nueva ley educativa y de ahí el aguardar a que se concrete la ley de FP, “tanto en lo referido a las especialidades que pasarán al cuerpo de profesores de enseñanza secundaria como a lo que atañe al desarrollo del cuerpo de especialista de sectores singulares de la FP”. “En cualquier caso”, las plazas quedarán aprobadas en la oferta pública de empleo para 2022, que irá a Consello de la Xunta la próxima semana, “para así poder convocarlas en cuanto sea posible”, dicen.

Al margen de estos puestos que quedan diferidos, las pruebas para las 2.484 restantes se celebrarán en junio y julio, ratificaba ayer Álvarez Bértolo, y “por el procedimiento habitual”. El director de Centros incidía en la “idea de darle estabilidad y seguridad” al sistema educativo, en línea con lo defendido por el conselleiro de Educación, cuando alegó dar “certezas” a los opositores para adelantar la convocatoria. La Xunta cuestiona que el real decreto que regulará un acceso transitorio a la función docente para fomentar estabilizar interinos “cambia las reglas de juego a mitad de partido y duda de su “solidez”. Eso sí, a esa norma se remiten para definir cómo quedará el concurso de méritos extra.

En relación al tema se pronunció ayer la portavoz de la Ejecutiva del PSdeG, María Pierres, quien afeó a laa Xunta que extienda también a la oferta pública de empleo de Educación su “planteamiento de confrontación” con el Gobierno central generando “inseguridad” entre los opositores.

Los sindicatos cuestionaron una oferta que ven “apresurada”, en el caso de los que apoyan esperar al nuevo decreto estatal, como UXT, y “restrictiva”. Desde CC OO y Anpe censuran que cuando “por fin la normativa estatal permite ofertar el 120%” de tasa de reposición, la Xunta “no lo haga” y que no se “recupere” el profesorado “perdido”. Anpe también reprueba que no existiese una “negociación real de plazas y especialidades”, igual que la CIG, que apunta que “no apoyará” la oferta por esa razón y que echa de menos conocer los “criterios” de la convocatoria del concurso de méritos. También se mostraron críticos con el borrador del Ministerio de Educación y las “incertezas” que, según Anpe, genera.

Compartir el artículo

stats