Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rey llama a defender las conquistas democráticas frente a la amenaza "aislacionista"

Felipe VI apuesta por la multilateralidad para combatir “el proteccionismo y las técnicas de desinformación” y Feijóo alerta contra “los cantos de sirenas” de los populismos: “El futuro depende de nosotros”

16

III Foro La Toja | El Rey llama a defender las conquistas democráticas frente a la amenaza "aislacionista" Álvaro Ballesteros (Europa Press) | Lavandeira (EFE)

Las libertades y derechos de que gozan las democracias occidentales no son un accidente ni se han conseguido sin esfuerzo. Costó mucho alcanzarlos y siempre hay alguna amenaza al acecho. Por eso, el rey Felipe VI exhortó ayer a defenderlos y plantar cara ante los desafíos que presenta el escenario geopolítico mundial, con movimientos aislacionistas, la vuelta al proteccionismo o las técnicas de desinformación que pretenden hacer creer al ciudadano que esas “conquistas” son coyunturales. Frente a estas amenazas, que la pandemia aceleró de forma notable a pesar de que ya están ahí desde que se inició el actual siglo, el Rey recetó una “multilateralidad reforzada”.

Con este mensaje, Don Felipe cerró ayer el acto de inauguración de la tercera edición del Foro La Toja (O Grove, Pontevedra), un espacio de discusión que reunirá durante tres días a destacadas personalidades de la política y la economía para abordar los retos que 2021, el “año de la vacuna”, plantea para el futuro, así como las oportunidades que se generan tras la concesión de los fondos europeos y la superación de la COVID, las consecuencias de la crisis en Afganistán con sus derivadas geopolíticas, la financiación autonómica, la digitalización o el reto medioambiental.

El Rey Felipe VI, saluda Felipe González y Mariano Rajoy, expresidentes del Gobierno EP. Álvaro Ballesteros

Junto al monarca, en la apertura del foro también participaron la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del grupo Hotusa, Amancio López Seijas. Entre los asistentes figuraban, entre otros, los expresidentes del Gobierno Felipe González y Mariano Rajoy, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, el consejo delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, o el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet.

“La sociedad, la comunidad internacional está siendo testigo de numerosos cambios en el orden geopolítico global, caracterizado desde comienzos de este siglo por la aparición de nuevos actores, nuevos equilibrios de poder y nuevos escenarios que generan cada vez una mayor incertidumbre y una mayor dificultad en la gobernanza en todos los niveles, que inevitablemente están ya interconectados para siempre”, destacó el monarca. Y en este contexto, añadió, “el aislacionismo o el unilateralismo no son una buena opción”. Y máxime cuando la crisis sanitaria provocada por el COVID aceleró todas las transiciones.

“La vuelta al proteccionismo no es una buena opción” “No se puede poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar, como la seguridad, las libertades o la convivencia”

Felipe VI - Rey de España

decoration
Felipe VI -  Rey de España

Felipe VI - Rey de España Francisco Mejía Ossa

Sin apenas detenerse en aspectos de la política doméstica, el Rey optó por levantar la mirada fuera de las fronteras españolas, no en vano el Foro La Toja (celebrado en la isla de A Toxa, a la que Don Felipe se refirió en gallego), tiene “Vínculo Atlántico” como segundo nombre, por su vocación internacional.

El monarca pide una recuperación sensible con los que peor lo pasaron con la crisis

Así, aludió a que en un contexto de erosión del multilateralismo, del retorno de las tendencias proteccionistas, del poder de las técnicas de desinformación, de la volatilidad del orden internacional o del decaimiento de los valores tradicionales, es ahí cuando “más se debe hacer” para defender la libertad y los valores que se han conseguido con la democracia y cuando hay que “avanzar en la construcción de sociedades abiertas”.

“Lo conquistado en derechos y libertades, en seguridad, en convivencia y en oportunidades debe prevalecer frente a cualquier amenaza que pueda poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar. No podemos permitir que se asiente una percepción accidental o coyuntural de esas conquistas, porque todos somos parte y tenemos mucho que hacer para salir adelante”, declaró en su intervención.

Su apuesta es un enfoque multilateral y reforzado en su vertiente atlántica, tanto mirando a la OTAN como a Iberoamérica. En esta “pugna por los valores”, el rey hizo hincapié en que tanto España como Portugal juegan “un papel crucial” por su relación con América y por estar integrados en la UE, con el objetivo final de una “plena inserción de Iberoamérica como actor necesario a tener en cuenta en el nuevo orden geopolítico que está cristalizando en esta primera mitad del siglo XX”.

Por otra parte Don Felipe, reconoció que “hay motivos de inquietud, pero también de esperanza”. Así, destacó que en el año transcurrido desde el anterior foro no solo se han desarrollado vacunas contra el COVID sino que en España la vacunación ha sido “generalizada”. “Este es un buen ejemplo de la capacidad de nuestras sociedades para sobreponerse a las dificultades”, opinó.

Con el fin de la pandemia ya próximo, el rey Felipe VI abogó por que la recuperación sea lo más homogénea posible, consciente de que la crisis no ha tenido el mismo impacto en todos. “Sabemos que la pandemia nos ha golpeado de manera desigual y en el momento de la recuperación seamos sensibles y atentos con quienes peor lo han pasado”, dijo.

 

López Seijas: “Solamente es posible avanzar cuando se mira lejos”

Núñez Feijóo alerta contra los populismos que intentan hundir el modelo de convivencia

Muy en línea con la intervención del Rey, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también quiso advertir de que las democracias hay que cuidarlas y protegerlas sin racanear esfuerzo porque siempre hay quien pretende hundir este modelo político. Concretamente, señaló a los autoritarismos y al populismo.

“¿La victoria democrática es transitoria o definitiva? Depende de la capacidad de corregir errores y de preservar los aciertos”

Núñez Feijóo - Pte. de la Xunta

decoration
Alberto Núñez Feijóo   - Pte. de la Xunta

Alberto Núñez Feijóo - Pte. de la Xunta Francisco Mejía Ossa

Sostuvo el presidente gallego que llegar al actual sistema de convivencia ha sido una evolución “larga y penosa”, pero que convenía preguntarse siempre si será un sistema definitivo o transitorio y que él lo hacía no en el plano teórico, sino como profesional de la política con trienios de experiencia a sus espaldas. Y la respuesta que se dio fue a la “gallega”. “Depende. Depende de la capacidad de corregir los errores y preservar los aciertos”, dijo en su intervención en el acto de apertura del Foro La Toja.

“Tampoco es definitiva la derrota de las corrientes autoritarias”

decoration

¿Por qué se hizo esta pregunta? Porque las democracias no se defienden por sí mismas, necesitan que sean protegidas, y porque siempre habrá quien quiera someterla. “Por tanto, la victoria democrática nunca es definitiva. Como tampoco es definitiva la derrota de las corrientes autoritarias Los cantos de sirena del populismo intentan hacer naufragar la nave democrática”, sentenció Feijóo durante su discurso.

Idealismo o pragmatismo en exceso, los dos riesgos de la democracia

“La democracia no se defiende por sí misma, ha de ser protegida sin desmayo por su esencia, y su esencia está en la fuerza de las ideas, no en la idea de la fuerza. Hay que defender sus valores sin tregua, tanto en la práctica como en foros”, arengó el presidente de la Xunta.

A este respecto, subrayó que un foro de debate como este que se celebra en O Grove (Pontevedra) sería “impensable” en un régimen que fuera “hostil” a los valores democráticos porque la democracia “es el único sistema que reflexiona críticamente sobre sí mismo”.

Dentro de esta reflexión, Núñez Feijóo, apeló a “atender a los dos frentes” que se deben combinar en el sistema democrático, “el pragmatismo y el idealismo”, evitando que “se escore en exceso” hacia uno de los dos para evitar su “naufragio”.

El titular del Gobierno autonómico puso en valor que en los cuarenta años de “democracia gallega” –justo ahora se cumple el cuadragésimo aniversario del Estatuto–, Galicia ha logrado un nivel de desarrollo y de bienestar “desconocido en toda la historia”. “Los gallegos hemos aprendido que la democracia es hermosa y muy útil. Con ella satisfacemos nuestros deseos de libertad y, al mismo tiempo, resolvemos problemas cotidianos y estimulamos el talento individual y colectivo”, enfatizó.

Por eso sacó a colación que en la actualidad, continuó el presidente de la Xunta, la democracia liberal “sufre un doble acoso”, el de aquellos que la “tachan de ineficiente y compleja en exceso” y los que la acusan de haber perdido su “espíritu idealista”, pero añadió que sería “un error” asociarlo a una debilidad.

“Es sinónimo de fortaleza. Por eso este encuentro reúne a los que la estudian desde los aledaños y a los que ejercen desde dentro. Son visiones diferentes, pero complementarias”, indicó el presidente sobre la conveniencia de juntar en un foro a políticos en ejercicio y a expertos que teorizan sobre la acción pública. “Los políticos no ignoramos el día a día, pero quizás eso nos impide reflexionar sobre cosas profundas, y el filósofo no piensa en las realidades más prosaicas y por eso puede tener una percepción más esencial”, expuso.

Núñez Feijóo también se dirigió al rey Felipe VI, presente en la inauguración del foro, del que, además de “ilustre peregrino” y embajador vitalicio del Camino de Santiago, destacó que “siempre está ahí cuando es preciso defender la democracia”. Reconoció además la “labor fundamental” del monarca como jefe del Estado y como protector de la Constitución, carta magna “en la que todos nos vemos representados y que garantiza la España de las autonomías”.

“España recibirá en seis años tanto dinero de Europa como en los últimos 30”

Nadia Calviño - Vicepresidenta primera del Gobierno

decoration

Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno, durante la III Edición del Foro La Toja Francisco Mejía Ossa

Como la única mujer que tomó la palabra en la sesión de apertura, a excepción de la periodista que conducía el acto, Calviño quiso lanzar otro mensaje: El PIB aumentaría un 18% si desapareciera la brecha de género en la economía. La vicepresidenta del Gobierno confesó entonces que siempre pide más referentes y protagonistas femeninas en las jornadas a las que asiste y sabe que los organizadores del Foro La Toja “están haciendo un esfuerzo al respecto”. El año pasado, el evento fue objeto de críticas por la escasa presencia de mujeres con voz en el evento.

La vicepresidenta primera defiende que “la recuperación es muy intensa” | Sostiene que el PIB crecería un 18% si desaparece la brecha de género

Calviño también se subió a la tribuna para la entrega del premio La Toja-Vínculo Atlántico, que ha recaído en su primera edición en el exsecretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, como representante de la defensa de la democracia liberal.

En el discurso de agradecimiento del premio, que recibiçp de manos del rey, Calviño y Núñez Feijóo, el galardonado defendió el multilateralismo y aseguró que todos los desafíos que afronta el mundo son globales y requieren respuestas de la misma naturaleza, desde la crisis climática a la lucha contra la evasión fiscal o las pandemias.

“Los mejores y mayores logros de la humanidad se hicieron de forma multilateral y los peores estuvieron protagonizados por quienes buscaron solo su propio beneficio”, aseveró Ángel Gurría, quien apostó por reforzar las instituciones y dar autoridad por ejemplo a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Solamente es posible avanzar cuando se mira lejos"

López Seijas - Presidente Grupo Hotusa

decoration
López Seijas - Presidente Grupo Hotusa

López Seijas - Presidente Grupo Hotusa Francisco Mejía Ossa

El presidente del Grupo Hotusa, Amancio López Seijas, puso en valor la continuidad de este foro –que va por su tercera edición– pese a la pandemia del COVID y destacó que, en el marco del mismo, “se han lanzado ideas que contribuyen al entendimiento”. En este sentido, recordó que en las anteriores ediciones del evento se hizo referencia a una época histórica marcada por diferentes transformaciones y auguró que, de cara al futuro, se deberán afrontar retos como el cambio climático, la crisis energética, la descarbonización de las economías, “todo tipo de totalitarismos” y el “descrédito de instituciones sobre las que crecen populismos”.

Así las cosas, afirmó que los dirigentes “no deben preguntarse qué va a suceder, sino qué van a hacer” y reivindió la “fortaleza” del Estado de Derecho, del que no se disponía en “otros tiempos históricos”. También confió en que los participantes en esta tercera edición del evento “vengan a reconocerse, a dialogar sobre lo que les une, a entenderse sobre lo que les separa, a encontrar espacios comunes para el acuerdo y a tender puentes”.

Porque lo que se espera de estos encuentros es sacar provecho para la sociedad y para las democracias liberales. “Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, solo es posible avanzar cuando se mira lejos”, cerró su intervención el presidente de Hotusa con esta frase de Ortega y Gasset.

Compartir el artículo

stats