Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia aspira a repetir la histórica cifra de 5 millones de turistas en el horizonte de 2023

Un peregrino llegando al final del Camino de Santiago, uno de los potenciales turísticos de Galicia

Un peregrino llegando al final del Camino de Santiago, uno de los potenciales turísticos de Galicia Xoán Álvarez

La Xunta aspira a recuperar la senda del crecimiento turístico en la Galicia post-COVID y prevé que al final de 2023 el listón de visitantes se vuelva a situar en la histórica cifra de 5 millones de personas, que la comunidad batiría por tercer año –solo antes lo hizo en 2017 y 2019–. Así lo fija el Plan Director 2021-23 “Galicia destino seguro” que, dotado con 478 millones de euros, aspira a movilizar en torno a 950 millones para lograr 5,2 millones de visitantes y fue presentado por el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, así como por la responsable de Turismo autonómica, Nava Castro, en un acto celebrado ayer en Santiago. Se trata de un objetivo que se retrasa un año a causa de la crisis del COVID ya que estaba previsto para 2022.

Solo logró dos años ese récord de visitantes, en 2017 y 2019 | La Xunta contempla invertir 478 millones en un plan de turismo, con un impacto económico de 946 millones

El Plan Director se apoya en cuatro pilares: la calidad como señal de identidad del sector; la seguridad y hospitalidad del destino; el uso intensivo de la tecnología y el impulso de la sostenibilidad 360º como elemento vertebrador

Presentación del Plan Director 2021-2023: Galicia, destino seguro Xoán Álvarez

El documento pivota sobre siete ejes estratégicos. Las personas anteponen hoy la seguridad al ocio a la hora de elegir destino y en esa línea de ‘destino seguro’ incidieron tanto Rueda como Nava Castro, que aludió también a la idea pionera en Galicia del seguro COVID en la hostelería.

En este sentido, las certificaciones de salud y seguridad son un elemento clave y señaladas como uno de los principales motivos a la hora de planificar el viaje, según un estudio realizado por las Universidades gallegas. Entre los valores y atributos diferenciadores de Galicia, señalados entre las más de 700 personas encuestadas destaca la vinculación de Galicia con la gastronomía, el paisaje, la naturaleza, el Camino de Santiago, el relax, la cultura, gente hospitalaria y las playas.

“Somos referente de turismo verde y naturaleza que a partir de ahora se va a poner mucho más en valor y también de gastronomía, termalismo y deporte ”, aseguró el presidente frente a otros destinos “de monocultivo de sol y playa”.

  • Galicia se plantea vacunar a los turistas con el seguro COVID

Por eso avanzó también ayudas a la sostenibilidad ambiental de los establecimientos hosteleros, que ya se incrementaron este año “más del 100%”. Nava Castro aludió también a la hospitalidad “que siempre nos identificó” y vinculó a Galicia como un “lugar con los brazos siempre abiertos” para el visitante.

La hospitalidad, entre las bazas más valoradas y que dan seguridad al visitante

“Es una cualidad altamente destacada por los visitantes y supone un valor de especial relevancia en tiempos en los que es preciso trasladar a las personas consumidoras una imagen de seguridad”, indica el Plan Director. Además de la colaboración con el tejido empresarial, los mandatarios autonómicos aludieron a la transformación digital del sector como “deber y oportunidad”.

En cuanto a referentes, las islas Cíes aparecen entre los tres iconos con los que los turistas vinculan Galicia, junto con el Camino de Santiago y la catedral. Si bien, los visitantes “entienden la imagen de Galicia como uno todo”.

El Plan director también pone cifras a la crisis vivida en el sector: el año 2020 dejó la cifra oficial de turistas en establecimientos gallegos en unos 2 millones de visitantes.

La COVID-19 ocasionó graves pérdidas económicas al sector turístico gallego ese año, lo que implicó una caída interanual del producto interior bruto turístico de Galicia de un 61,7% respecto a 2019, según cálculos de Exceltur. El número empleados en el sector turístico gallego se redujo un 31,6 % en 2020. Y la Xunta impulsó actuaciones para garantizar la supervivencia del tejido empresarial como el Plan de reactivación, que contó con una dotación de 26,8 millones de euros.

Compartir el artículo

stats