Mañana arranca la apertura gradual de bares y restaurantes en Galicia, y la Xunta se ha propuesto que se cumplan las medidas de restricción (aforos, distancias de seguridad, higiene, …) para que no se disparen de nuevo los contagios. Para velar por este cumplimiento, contará con la colaboración de las Policías Locales y la Nacional. Y así los locales de hostelería recibirán al menos una visita cada semana de efectivos policiales para vigilar que se cumplen las prohibiciones. Así figura en la orden por la que se establecen las actuaciones necesarias para la puesta en marcha del Plan de Hostelería Segura. 

Cuenta atrás para la reapertura de bares y restaurantes en Galicia Agencia ATLAS

En los municipios sin policía local o con menos de tres efectivos en activo, habrá “una visita semanal por local de hostelería”, bien realizada por la policía local o por otras fuerzas de seguridad. 

En los concellos con Polícia Local de hasta 20.000 habitantes, con más de tres efectivos en activo, las visitas serán dos por semana y por local. 

En los consistorios con Polícia Local y más de 20.000 vecinos, las visitas serán dos y además “se establecerán medidas de especial vigilancia los fines de semana y festivos”. 

También participarán en las labores de inspección, los inspectores de Saúde Pública de la Xunta, unos doscientos, y los concellos podrán dedicar funcionarios extra a estas labores.