Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La desescalada arranca con el 56% de los gallegos en riesgo alto o extremo de contagio

Imagen de fondo: gente con mascarilla paseando por una calle de Pontevedra

Imagen de fondo: gente con mascarilla paseando por una calle de Pontevedra Gustavo Santos / FdV

Algo más de 200.000 vecinos viven en concellos con peligro nulo o bajo de infección

Galicia arrancará mañana su nueva desescalada con el 56% de los ciudadanos en concellos donde aún hay una situación de alto o extremo riesgo de contagio de COVID-19, mientras en el lado opuesto un 8%de los vecinos viven en municipios con riesgo bajo o nulo de infección. Se enfrentan a un riesgo medio el 36% de los gallegos.

La Xunta decidió la reapertura aún con limitaciones de bares, restaurantes y otros espacios públicos y acordó permitir las reuniones entre no convivientes, a la vista de que Galicia bajaba de una incidencia acumulada en los últimos catorce días de 250 casos por cada cien mil habitantes y se situaba en situación de riesgo alto, y no extremo, con 200 casos. Sin embargo, la situación es desigual por concellos. En el caso de las grandes ciudades, donde vive la mayoría de los gallegos: A Coruña y Ferrol aún están en situación de riesgo extremo, Lugo y Pontevedra en riesgo alto, y Vigo, Ourense y Santiago en riesgo medio. Esto explica las diferentes limitaciones de cada urbe.

Son los concellos más pequeños y del rural los que gozan de mejor situación, pues allí hay menor movilidad y contacto social. Hay 70 municipios, tal como puede comprobarse en el mapa que ilustra esta información, que ya estarían en situación de “nueva normalidad” con riesgo nulo, según los parámetros que utiliza el Ministerio de Sanidad, pues su incidencia está por debajo de 25 casos por cada cien mil habitantes. Y en otros 17 consistorios se enfrentan a un riesgo bajo de infección por COVID.

Desde el Gobierno central se ha pedido “prudencia” ante la desescalada iniciada por las comunidades. “No bajar la guardia” hasta que la incidencia esté por debajo de 50 casos por cada cien mil habitantes. En el caso de Galicia, esta situación solo se da en 87 concellos, donde viven casi 206.000 gallegos, casi el 8% de la población. En riesgo medio, están el 36% de los gallegos, el 26% en riesgo alto y el 30% en riesgo extremo.

Sánchez dará cuenta este miércoles en el Congreso del estado de alarma

Ayer mismo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconocía en el Congreso “errores” en la desescalada de las restricciones tras el primer estado de alarma, pues considera que se hizo “demasiado rápido”, e hizo un llamamiento a la “prudencia” para evitar una cuarta ola y no caer en el “riesgo” de que la llegada de las vacunas “relaje” las medidas y la precaución “antes de tiempo”.

El Ministerio de Sanidad y las autonomías acordaron ayer trabajar para consensuar las medidas restrictivas para contener el coronavirus de cara a la Semana Santa.

La presión hospitalaria, a la baja

Galicia respira aliviada después de un inicio de año muy duro, con el COVID-19 batiendo todos sus techos históricos en una tercera ola mucho más voraz que las anteriores. Todos los indicadores epidemiológicos están ahora a la baja. Este alivio se ha notado especialmente en los hospitales, cuyos índices retroceden prácticamente un mes. Los datos aportados por el Sergas ayer reflejan un notable descenso de los ingresados con 59 pacientes menos hasta los 634. De ellos, 133 (-13) están en la UCI y 501 (-46) en planta.

La curva de los casos activos vuelve a bajar también hasta los 7.292 (-456). El número de contagiados en la comunidad se ha reducido casi un 70 % en lo que va de mes. Los nuevos contagios se mantienen a raya, con 279 en las últimas horas.

La tasa de positividad sigue estando por debajo de la barrera del 5 % que marca la OMS para tener la expansión de la pandemia bajo control.

Con el fallecimiento ayer de nueve personas, las vidas perdidas por coronavirus en Galicia ya son 2.205. 

Compartir el artículo

stats