Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aulas digitales a dos velocidades

Expertos detectan que uno de cada cuatro centros no participa en planes de refuerzo de TIC y piden ampliarlos a infantil y adultos

Niños en una clase de informática Iñaki Osorio

Érase una vez un tiempo en que se creía en los nativos digitales, niños que llegaban al mundo con el saber tecnológico bajo el brazo. Pero ese mito se derrumbó. Los más jóvenes también deben instruirse en competencias digitales y así se recoge en las últimas leyes educativas, desde la LOE a la LOMCE, que promueven la inclusión de esta formación en el trabajo cotidiano de las escuelas. En Galicia además se han implementado varias iniciativas para trabajar “de forma complementaria” elementos vinculados a ese ámbito, desde E-Dixgal o los espazos maker, a los clubs de robótica y programas Proxecta como los Rapazas emprendedoras nas TIC o Ciudadanía dixital, entre otros.

  • La enseñanza virtual que la pandemia hizo real: 10.000 reuniones en un día
    Los usuarios de abalarMóbil se incrementaron un 54% desde finales de diciembre y son ya 300.000

No obstante, los colegios “no están obligados a sumarse” sino que deben postularse para optar a ellas, y a veces ni siquiera pueden, porque algunas excluyen a enseñanzas de infantil o de adultos de sus beneficiarios. Un repaso a la implantación de varios de estos planes muestra que una cuarta parte de los centros públicos de la comunidad (hasta un total de 282) se queda al margen de estos extras formativos. Un 5%, en cambio, se apunta a cinco o más. Estos hallazgos “cuestionan el principio de equidad en la educación”. Por ello, investigadores demandan “extender” estas propuestas para que “todo” el alumnado pueda beneficiarse al margen del centro de escolarización.

Así figura en el “Análisis y programas educativos para la competencia digital: un análisis geográfico desde la equidad educativa”, para la Revista Iberoamericana de Tecnologías del Aprendizaje. Sus autores –Almudena Alongo Ferreiro (de la UVigo), Fernando Fraga Varela (de la USC) y Paola Guimeráns– recopilan información de 1.100 centros públicos de toda Galicia y comprueban si incorporaran o no durante el curso 2019-2020 alguna de las 18 iniciativas de la Xunta pensadas para desarrollar la competencia digital en el ámbito educativo “de forma paralela a los núcleos curriculares de las áreas y materias”. En su balance, echan de menos la participación en grupos de infantil y adultos o reflejan cómo la franja atlántica concentra en mayor medida estos planes.

  • Mochilas digitales para la enseñanza posCovid
    La Xunta extiende los libros digitales por si se repite el confinamiento | Educación acelera la elaboración de los contenidos del E-Dixgal para 3º y 4º de ESO

Las acciones analizadas, desarrolladas por tres vías, a través del Plan Proxecta, en colaboración con la Amtega o bien mediante la Asesoría de Biblioteca Escolar, que se revela como el sistema que llega a más estudiantes, ponen el acento en aspectos diferentes. Por ejemplo, que en programas como el del libro digital se priorizan las cuestiones técnicas, mientras el de bibliotecas tiene un enfoque más “amplio”. Algunas se centran en crear contenidos y otras, apuntan, “evidencian el impulso en STEM”.

  • Las ventajas del aula virtual en la pandemia
    Permite al docente compartir vídeos explicativos o tareas, pero de entrada no se contempla emitir las clases por internet

"Podría estar generando brechas de participación dentro de los propios centros"

decoration

Al margen de en qué aspectos se incidan, los autores indican que “algunos programas se dirigen a las aulas y grupos de alumnado específico”, como los realizados en colaboración con Amtega (como E-Dixgal), mientras otros “apuntan al centro como beneficiario”, como los de Bibliotecas. “Esto podría estar generando brechas de participación dentro de los propios centros”, avisan, “más allá”, indican, de las “intercentros generadas por la participación o no participación en estos programas”.

  • Un canal interactivo para aprender fuera del “cole”
    La Xunta, TVG y empresas tecnológicas sumarán esfuerzos para que estudiantes con edades de entre 6 y 16 años reciban una enseñanza multimedia adaptada a su perfil

Asimismo, advierten de otras fronteras más físicas porque algunos de los planes marcan requisitos técnicos previos y eso, reiteran, “podría estar generando brechas intercentros en función de las posibilidades de equipamiento de que dispongan” por su autonomía y localización. En positivo, refieren cómo algunos apuestan “por cerrar las brechas de género y derivadas de contextos desfavorecidos”.

Aluden además a la “exigencia de compromiso” que se pide para implantarlos. En varios casos es automática, se renueva cada año, pero no siempre: los de Biblioteca Escolares piden una “valoración positiva” de la memoria de trabajo anual y al respecto creen que el “trabajo proactivo de actualización constante” y la obligación de una “autoevaluación y reflexión sobre la propia práctica” implican un aprendizaje.

Un camino por recorrer: 282 centros quedan fuera

En el análisis cuantitativo recogen cómo los planes impulsados por la Consellería de Educación para “favorecer el desarrollo de la competencia digital integran, en alguna medida, al 74,4% de los centros públicos”, lo que evidencia su “fuerte presencia”, pero quedarían fuera 282. Los más extendidos forman parte del plan de Bibliotecas Escolares. Para Abalar y E-Dixgal hablan de “moderada inserción”.

Los centros que imparten primaria y ESO son los más beneficiados, mientras, apuntan, la “mayoría” de las acciones “excluyen las etapas educativas iniciales y de adultos, viéndose perjudicados por un lado los más pequeños, a pesar de la necesidad por incluir” estos aprendizajes a una edad temprana, y los adultos, ya que la competencia digital es “clave para la vida” actual.

“Estas iniciativas complementarias podrían no parecer necesarias para garantizar el desarrollo de la competencia digital”

decoration

Alegan que investigación “en el ámbito ordinario de las aulas revela un desarrollo desigual de las dimensiones que componen la competencia digital y una relación con el nivel socioeconómico de las familias”, lo que “evidencia el papel crítico de las escuelas de cara a normalizar estos aprendizajes”.

  • Los niños que usan redes sociales aumentan un 50% en 5 años y la mayoría chatea y sube vídeos”
    Casi 70.000 escolares de 5 a 14 años emplea internet para mensajes, publicar imágenes o seguir a “influencers”. Suponen uno de cada tres gallegos en esa franja de edad

Compartir el artículo

stats