Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alumnos de ESO en Programación se triplican en dos cursos y superan los 4.600

Esta materia de libre elección se acerca a Oratoria, la preferida por más estudiantes y más impartida en centros, con 5.500 inscritos

Alumnado del IES Valadares jugando a la comba. // FdV

Alumnado del IES Valadares jugando a la comba. // FdV

En la era de las prisas, de las " fake news" y de los whatsapps, la Oratoria, se atrinchera en Galicia, donde es la asignatura de libre configuración autonómica más elegida por los alumnos de 1º y 2º de ESO. Un total de 5.576 matrículas, las de este año, demuestran que las lecciones de Cicerón no pasan desapercibidas. De hecho, la cifra de inscritos no ha hecho más que crecer, desde que la materia se implantó en 2015-2016, hasta el punto de que los aprendices del arte de hablar con elocuencia son el doble que quienes les precedieron entonces.

Pero no es Oratoria la que registra un incremento más destacado de seguidores, sino la Programación, cuyos devotos se triplican en las aulas de los institutos gallegos. La Consellería de Educación se ha propuesto multiplicar las vocaciones científicas y tecnológicas, STEM, entre los estudiantes, y para ello, entre otras medidas ha puesto a su disposición dos asignaturas: Programación, para los escolares que cursan 1º y 2º de la ESO, y Robótica, para quienes se encuentran ya en Bachillerato, y que reúne 550 inscritos.

En Programación, la matrícula pasó de 1.574 alumnos de hace dos años a los 4.662 de la actualidad, y, aparte de la Oratoria, solo le hace sombra Promoción de estilos de vida saudables. Esta asignatura, tras un crecimiento récord en 2016/17 con respecto al año anterior, al pasar de 1.740 a 5.043 alumnos, en el curso actual se queda en 4.882. Claro que el auge de una optativa admitida por la Xunta depende de que haya centros dispuestos a impartirla y profesores para hacerlo.

Novedades

Por ejemplo, las tres novedades con las que Educación amplió la oferta este curso, todas dirigidas a la ESO como las anteriores, aún reúnen pocos adeptos. Identidade dixital, que enseña a los niños a gestionar su privacidad en la red y que lo que publiquen afecta a su reputación y a su vida posterior, reúne 30 matriculados, la mitad que otra novata, Consumo responsable (61), pero una cifra similar que Valores democráticos europeos (32 inscritos).

También los aprendices de Obradoiro, cifra superior a la lograda por algunas de las favoritas, como Paisaxe e sustentabilidade en Galicia, que roza los 1.500, el doble de la cifra con la que empezó, y Xadrez, 1.358, con un aumento similar. Lo propio ocurre con Igualdade de xénero, que arrancó el curso pasado y que ya cuenta con 786 escolarizados, casi 80 más que Educación financeira. Aun así, se queda por debajo de quienes se apuntan a otra de las preferidas, Investigación e tratamento da información, con 3.998 anotados, pero más de 700 alumnos menos que el curso anterior.

Todas son materias de la etapa obligatoria. En Bachillerato, las cifras de matriculados en asignaturas de libre configuración autonómica son más modestas y solo despunta, con 2.668 inscritos, Métodos estatísticos e numéricos, seguida por los casi mil convencidos por Ética e filosofía do dereito. Además, superan los 400 Literatura galega do século XX e da actualidade (417), Electrotecnia (432) y Antropoloxía (852, pero cayendo). Xeografía e historia de Galicia y Patrimonio artístico e cultural de Galicia son la opción de más de 300 jóvenes y, en la cola, estarían Literaturas hispánicas (128) y Filosofía da ciencia e da tecnoloxía (71).

Compartir el artículo

stats